publicidad
.

Según estudio, más hombres van a la universidad en EU, excepto los hispa...

Según estudio, más hombres van a la universidad en EU, excepto los hispanos

Según estudio, más hombres van a la universidad en EU, excepto los hispanos

Los varones hispanos, en especial los inmigrantes, siguen perdiendo terreno respecto de las mujeres del mismo origen.

Según estudio, más hombres van a la universidad en EU, excepto los hispa...

Dos por cada uno

La tendencia de que más mujeres que hombres van a la universidad y se gradúan en Estados Unidos ha dejado de intensificarse, pero hay una excepción notoria: los varones hispanos, en especial los inmigrantes, que siguen perdiendo terreno respecto de las mujeres del mismo origen.Un informe divulgado el martes dijo que los hombres representan 43% de los estudiantes inscritos en universidades y reciben 43% de los títulos de licenciatura.

Estas cifras se mantienen constantes desde 2003. Hasta entonces, la brecha en favor de las mujeres no paraba de crecer desde 1978, cuando ellas se convirtieron en mayoría.

Sin embargo, el análisis del Consejo Estadounidense sobre Educación, con sede en Washington DC, muestra que la disparidad se debe a que los hombres son mucho menos propensos a entrar o regresar a la universidad a edades más avanzadas.

publicidad

Entre estudiantes de grado de 25 años o más, hay dos mujeres por cada hombre.

Los estudiantes que siguen el camino tradicional de entrar a la universidad luego de la escuela secundaria se reparten con igualdad entre ambos sexos.

Los hombres siguen recibiendo más títulos avanzados -maestrías y doctorados-, mientras que los diplomas de posgrado en derecho y negocios se reparten parejo entre hombres y mujeres.

"¿Por qué los hombres son menos propensos que las mujeres a entrar a la educación superior más tarde?", preguntó la autora del estudio Jacqueline King.

"Quizás los salarios más altos que los hombres de todos los niveles educativos siguen ganando en el mercado laboral reducen las inscripciones o quizás los hombres están menos dispuestos a reducir su carga laboral (y sus ingresos) para buscar una educación superior. Sin embargo, necesitamos investigar más", agregó.

El estudio descubrió que la proporción de estudiantes hispanos varones de 24 años o menos cayó de 45% en 1999-2000 a 42% en 2007-2008.

Sólo la mitad de los hispanos inmigrantes que son adultos jóvenes completaron la secundaria y menos de 10% consiguieron un título universitario.

Hay expertos que advierten que, más allá de las diferencias entre mujeres y hombres, se debe brindar atención a los hombres pobres y de minorías demográficas, los que enfrentan los desafíos más grandes.

publicidad

Se deben hacer esfuerzos para preparar para la universidad a los hombres afroamericanos y latinos de bajos ingresos, que históricamente han representado bajas proporciones de la población estudiantil, dijo Linda Sax, profesora de educación en la Universidad de California-Los Angeles.

"Al mismo tiempo, tenemos que reconocer el hecho que las mujeres siguen siendo la mayoría de los estudiantes universitarios de bajos ingresos y de primera generación y siguen teniendo una baja proporción en campos tradicionalmente masculinos, como la ingeniería y la informática", dijo Sax, autora del libro "La brecha de género en la universidad".

"Sus necesidades no deben ser subestimadas", agregó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad