publicidad
.

Sarah Murnaghan se recupera tras trasplante de pulmón logo-noticias.6bcb...

Sarah Murnaghan de 10 años de edad, ha recibido los pulmones que necesitaba para seguir viviendo.

Sarah Murnaghan se recupera tras trasplante de pulmón

Sarah Murnaghan se recupera tras trasplante de pulmón

Juez falló a favor de Sarah Murnaghan, la niña de 10 años que esperaba un trasplante de pulmón, al concederle permiso para estar en la lista de trasplantes.

Sarah Murnaghan de 10 años de edad, ha recibido los pulmones que necesit...
Sarah Murnaghan de 10 años de edad, ha recibido los pulmones que necesitaba para seguir viviendo.

Sarah Murnaghan, de 10 años de edad, niña de Pensilvania con fibrosis quística cuya familia luchó para que los niños menores de 12 años fueran aceptados como candidatos para recibir órganos adultos, recibió nuevos pulmones este miércoles.

Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.

De acuerdo con la cadena de noticias CNN, Sarah entró en la cirugía de trasplante alrededor de las 11:30 am ET y salió poco antes de las 8 pm, según la portavoz de la familia Tracy Simon.

Ella estaba en cuidados intensivos después de la intervención, dijo Simon.

A principios de esta semana, la Organ Procurement and comité ejecutivo de la Red de Trasplantes aprobaron un cambio para que los niños menores de 12 elegibles fueran prioridad en las listas de trasplante de pulmón en adultos.

publicidad

Sarah recibió pulmones donados por un adulto, según Simon, es decir, los pulmones necesitan ser modificados.

Pasó a la lista de trasplantes de adultos

La semana pasada, un juez de Pensilvania falló a favor de Sarah Murnaghan que esperaba un trasplante de pulmón, al concederle permiso para estar en la lista de trasplantes de pulmón pese a su edad.

Murnaghan, de diez años, padecía de fibrosis cística y la Secretaria de Salud y Servicios Humanos le había negado pertenecer a la lista dado que la ley, con vigencia de 2005, dictaba que la cirugía era únicamente para pacientes mayores de 12 años, de acuerdo a The Huffington Post.

Los padres de Sarah solicitaron la intervención de un juez federal en Filadelfia para modificar la ley de donaciones de órganos, y que se permitiera que la niña de 10 años recibiera el trasplante que necesita desesperadamente.

El juez de distrito, Michael Baylson, fue quien levantó temporalmente la regla debido a la gravedad de la enfermedad de Sarah, quien sufre en la fase final de la fibrosis quística y vive gracias a un respirador artificial.

Su madre, Janet Murnaghan, dijo a The Associated Press, que están encantando con la noticia pese a que aún no han encontrado un donador compatible, ya que uno de los probemas sería el tamaño del pulmón, ya que los niños necesitan obviamente de pulmones más pequeños, lo que no descarta el uso de órganos adultos en niños, como tal vez podría ser el caso de Sarah.

publicidad

Su enfermedad se trata del mal pulmonar crónico más común en niños y adultos jóvenes, y es un trastorno potencialmente mortal. Y Sarah transita la etapa terminal de esta enfermedad.

Para ella ya no antibióticos ni oxígeno que cuente: necesita nuevos pulmones. Pero su caso ha caído en la trampa de una Ley Federal de Transplantes que en su momento buscó la equidad.

Hasta 2005, los pulmones para transplantes se ofrecían al primero de la lista de espera. Pero ese año, expertos sugirieron un sistema que priorizara los casos de acuerdo a su gravedad. Bajo este nuevo sistema, la persona más enferma "que se define tras una medición de riesgo específica llamada LAS" es la que recibe primero el transplante.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad