publicidad

Salvaje asalto a hispanas

Salvaje asalto a hispanas

Las mujeres se debaten entre la vida y la muerte luego de haber sido rociadas con un líquido inflamable en su lugar de trabajo.

Víctimas de secuestro

LAKE WALES, Florida - Dos mujeres hispanas se debaten entre la vida y la muerte luego de haber sido rociadas con un líquido inflamable en su lugar de trabajo, lo que resultó en la muerte del feto de una de ellas, de seis meses de gestación.Juanita Luciano, de 23 años y su tía Ivonne Bustamante, de 26 y con cerca de seis meses de embarazo, fueron víctimas de un secuestro y asalto en su lugar de trabajo, la Agencia de Seguros Headley Nationwide, en Lake Wales, al suroeste de Orlando, donde el sospechoso intentó quemarlas vivas.

El bebé Mike Bustamante, de una libra y dos onzas de peso, nació a través de una operación cesárea de emergencia el pasado jueves. Pese a los intentos médicos por salvarle la vida, murió ayer en un hospital de Orlando, según informaron hoy a Efe las autoridades policiales del condado Polk que investiga el caso.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves en Lake Wales, una pequeña comunidad agrícola que se encuentra horrorizada ante el crimen que casi les cuesta la vida a las dos mujeres, residentes de esa misma ciudad, donde también viven numerosos hispanos que se dedican a la recolección de cítricos.

"El sujeto secuestró a las dos mujeres y las encerró en el baño después de rociarles con una sustancia inflamable, pero ellas lograron escapar, perseguidas por el sospechoso quien les disparaba sin alcanzarlas", informó Scott Wilson, portavoz de la Comisaría de Polk.

publicidad

Ola de robos

El grito de las empleadas hispanas y el incendio alertaron a los vecinos del lugar quienes avisaron a la policía iniciándose así una persecución policial que concluyó con el arresto del sujeto, identificado por las autoridades policiales como Leon Davis Jr., de la raza negra, de 30 años y quien hasta hacía apenas una semana era cliente del establecimiento, según la policía.

Estas hispanas fueron las víctimas más recientes de una ola de robos y asaltos perpetrados por el sospechoso, según informó el comisario Grady Judd, quien señaló a Davis como el responsable del crudo y brutal asesinato de dos hindúes, empleados de una gasolinera, ocurrido sólo una semana antes del asalto a la agencia de seguro, en el poblado de Lake Alfred.

Lake Wales y Lake Alfred son pequeños poblados agrícolas habitados mayormente por personas dedicadas al cultivo de cítricos y hasta donde llegan cada año, cientos de trabajadores agrícolas hispanos temporales, la mayoría de ellos guatemaltecos y mexicanos, a trabajar en la recolección de naranjas y toronjas.

De acuerdo con el comisario Judd, la fiscalía del Distrito Décimo de la Florida decidirá si a los cargos de secuestro, intento de asesinato de las dos mujeres latinas, y asesinato por la muerte de dos empleados de una gasolinera, Davis también sea hecho responsable por la muerte de Mike Bustamante.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad