publicidad
El actor y cineasta Robert de Niro defendió la broma que hizo referencia a que algunos miembros de la prensa extranjera habían sido deportados como "la mayoría de camareros".

Robert de Niro defiende un chiste que hizo sobre inmigrantes deportados

Robert de Niro defiende un chiste que hizo sobre inmigrantes deportados

Robert de Niro defiende un chiste que hizo sobre inmigrantes deportados

El actor y cineasta Robert de Niro defendió la broma que hizo referencia...
El actor y cineasta Robert de Niro defendió la broma que hizo referencia a que algunos miembros de la prensa extranjera habían sido deportados como "la mayoría de camareros".

WASHINGTON, DC - El actor y cineasta Robert de Niro defendió este domingo la broma que hizo durante la gala de los Globos de Oro en la que hizo referencia a que algunos miembros de la prensa extranjera habían sido deportados como "la mayoría de camareros".

"Mi intención era hacer un chiste y creo que llega al extremo de lo ridículo cuando la gente se ofende por esto y por aquello", dijo en una entrevista con Univisión.

El artista, que habló con el programa "Al Punto" sobre su última película "Freelances", consideró que "pueden opinar pero ya basta, cuando se hace un chiste es un chiste y la gente debe verlo como eso".

"Mi intención no era ofender a nadie", agregó el actor, que fue galardonado por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood con el premio Cecil B. DeMille por su contribución a la industria del espectáculo en la Gala de los Globos de Oro el pasado enero.

publicidad

En su discurso de aceptación el actor lamentó que "más miembros de la prensa extranjera no estén con nosotros esta noche, pero muchos de ellos han sido deportados antes de la gala, junto con la mayoría de los camareros y Javier Bardem".

De Niro hacía así alusión a la ausencia del actor español en la gala y a la polémica política migratoria del país, que se ha convertido en un tema espinoso para el gobierno del presidente, Barack Obama, pero su broma no fue bien recibida por algunos grupos de inmigrantes que la encontraron despectiva y de mal gusto.

El año pasado, el Gobierno de Obama gastó cerca de $5,000 millones para deportar a unos 393 mil inmigrantes indocumentados, según datos del Departamento de Seguridad Nacional, por encima de las deportaciones realizadas en el año fiscal 2009.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad