publicidad

Revelarían historial sicológic

Revelarían historial sicológic

Los alumnos de la U Estatal de Arizona tendrán que revelar su historial psicológico como medida para evitar tragedias.

Medida preventiva

PHOENIX - Los alumnos de la Universidad Estatal de Arizona (ASU) tendrán que revelar su historial psicológico de aprobarse una propuesta que busca mejorar la seguridad del plantel educativo luego de varios tiroteos en centros de estudios de Estados Unidos.La iniciativa presentada ayer es parte de una serie de recomendaciones de un comité que busca aumentar las medidas de seguridad tras una serie de ataques sangrientos en contra de estudiantes en varias universidades del país.

Tras del tiroteo ocurrido el año pasado en la Universidad de Virginia Tech y la semana pasada en la Universidad del Norte de Illinois, las tres universidades de Arizona han implementado algunos cambios a sus medidas de seguridad.

Los tres planteles ofrecen un servicio gratuito de consejería a través de mensaje de texto a sus estudiantes.

Desde el pasado mes de noviembre un comité integrado por 16 personas evalúa la infraestructura de los cuatro campos de ASU, el sistema de comunicaciones en caso de emergencia y las políticas internas para el porte de armas de fuego.

Leah Hardesty, vocera de ASU, dijo que es muy pronto para determinar si esta medida seria implementada y si es legal bajo las leyes federales de privacidad.

Actualmente la condición mental de un estudiante es tratada de forma "confidencial" y solamente se da a conocer si el personal de la universidad considera que el estudiante se encuentra "en peligro inminente".

publicidad

Algunas universidades en el país han comenzado a preguntar a los alumnos si toman algún tipo de medicamento.

Preocupación de todos

Las constantes noticias sobre tiroteos en escuelas y universidades se han convertido en motivo de preocupación para padres, alumnos y maestros, situación que según las autoridades debe abordarse sin entrar en pánico.

Y es que pese a estos reportes, las escuelas aún son consideradas un sitio seguro, según indican los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) con sede en Atlanta.

De acuerdo con cifras de la institución, los homicidios de niños y jóvenes en centros de estudios representan el uno por ciento del total de los homicidios en esas edades en Estados Unidos.

No obstante, los expertos aconsejan implementar algunas medidas de seguridad y estar alerta ante algunas señales de advertencia que podrían ayudar a prevenir un incidente violento en un recinto educativo.

Según los CDC, cerca del 50 por ciento de quienes cometen este tipo de delitos brindan algún tipo de advertencia de que van a cometer el acto con antelación.

Por ello, con el fin de ayudar a padres, hijos y maestros a lidiar con posibles situaciones de violencia escolar, los CDC han emitido una serie de recomendaciones.

Y uno de los primeros pasos consiste en hablar acerca del asunto con familiares y amigos, ya puede ayudar a quien ha pasado por esta situación a comprender lo sucedido y superarlo, aseguran.

publicidad

Si bien cada persona reacciona de diferente manera ante este tipo de eventos, es común que quienes han sido testigos de algún tipo de confrontación violenta o tema que ocurra algo similar en su centro de estudios, experimenten angustia, ansiedad o tristeza, advierten las autoridades.

Recomendaciones

Por lo que es importante que los padres conversen con sus hijos acerca de los casos de violencia escolar que destacan los noticieros para ayudar a los menores a expresar sus temores y poner el hecho en perspectiva, aconsejan.

Otra de las recomendaciones que hacen los CDC, es observar el comportamiento de los menores, o cambio en este, tras un incidente de violencia escolar.

Cambios en la forma en las que un menor se comporta con sus amigos y familiares puede darle indicios a los padres o maestros de que algo no está bien.

Asimismo, recomiendan a los padres que se informen acerca de cómo una situación de este tipo puede estar afectando a los amigos y compañeros de clase de sus hijos.

También, instan a los menores a participar en programas escolares o comunitarios en contra de la violencia, como los promovidos por la organización "Safeyouth" (www.safeyouth.org), para encontrar soluciones y alternativas al respecto, de acuerdo con los CDC.

Los expertos destacan la necesidad de que los menores tomen en serio cualquier amenaza de agresión por parte de un compañero y que se lo comuniquen cuanto antes a alguien de confianza, como sus padres o maestros, para que puedan ayudar a prevenir una situación de violencia.

publicidad

Al igual que es importante no ignorar las amenazas, los CDC también recomiendan prestar atención a aquellos menores que puedan presentar tendencias suicidas o hacer comentarios al respecto.

Los expertos además aconsejan promover la implementación de programas de prevención en las escuelas con el objetivo de ayudar a los maestros a reconocer y responder ante situaciones de acoso o intimidación entre estudiantes.

Toda escuela o centro de estudios superior debe contar con un plan de acción ante una situación de violencia y asegurarse de que cada empleado del plantel sepa qué hacer, aseguran.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad