publicidad

Revelan técnicas brutales de tortura de la CIA y el Senado lanza una dura condena

Revelan técnicas brutales de tortura de la CIA y el Senado lanza una dura condena

El informe fustiga las afirmaciones de la agencia sobre la eficacia de severas técnicas de interrogatorio.

El reporte sobre las técnicas de interrogatorio de la CIA Univision

Hambre, golpes brutales, cachetazos, horas en agua congelada, 180 horas sin dormir, música ensordecedora, gritos, amenazas de muerte, posiciones torturantes, humillaciones, abusos sexuales, frío extremo capaz de provocar la muerte. Esas son algunas de las técnicas que oficiales de la CIA aplicaron a los detenidos y sospechosos de terrorismo tras los ataques del 11 de septiembre. Así lo revela un informe divulgado hoy por el Senado que emitió una fuerte condena contra estas prácticas.

Luego de que los ya de por si duros interrogatorios a terroristas detenidos durante la era George w. Bush no dieran los resultados esperados, la CIA decidió aggiornar sus técnicas y las hizo aún más terribles. Así lo revela el explosivo informe del Senado difundido el martes.

publicidad

Tras analizar durante casi 5 años más de 6 millones de páginas de documentos de la CIA, un comité del Senado elaboró un informe de 6700 páginas. De ellas, solo 525 fueron desclasificadas, pero son lo suficientemente duras como para provocar un escándalo internacional. Y lo suficientemente terribles como para que el propio gobierno haya decidido elevar el alerta de seguridad por temor a las represalias que podrían generar estas revelaciones.

Al dar a conocer las 525 páginas, el Senado rechazó muchas de las afirmaciones de la CIA sobre la eficacia de estas técnicas de interrogatorio severas.

El Comité de Inteligencia del Senado presentó el informe sobre el uso de controvertidos procesos de interrogatorios a sospechosos y miembros de Al Qaeda retenidos en instalaciones secretas en Europa y Asia durante los ocho años posteriores a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. El análisis de los documentos y las entrevistas a los detenidos se realizaron entre 2009 y 2012 y el informe fue aprobado para ser dado a conocer al público en abril pasado. Hoy se conoce.

Lea: Informe del Comité del Senado sobre las prácticas de tortura de la CIA

La senadora Dianne Feinstein, demócrata por California y presidenta demócrata de la comisión, dijo que era importante que se publicara dicho informe para evitar que estos métodos de tortura se ocupen de nuevo.

publicidad

Feinstein aseveró que la liberación de este informe no puede eliminar esa mancha pero le dice al mundo que Estados Unidos es "lo suficientemente grande como para admitir cuando está mal y lo suficientemente seguro para aprender de sus errores".

"Este documento examina la detención secreta de la CIA fuera del país de al menos 119 individuos, y el uso de técnicas de interrogatorios coercitivas, en algunos casos practicándose la tortura", dijo la senadora Feinstein.

Leer: Las 20 conclusiones al informe

Tras la publicación del informe, el presidente de EEUU, Barack Obama, dijo que las prácticas de tortura de la CIA a sospechosos de terrorismo durante la década pasada no ayudaron a los "esfuerzos contra el terrorismo"

El mandatario añadió que las técnicas usadas por la CIA "hicieron un daño significativo a la posición de Estados Unidos ante el mundo y hacen que sea más difícil de perseguir nuestros intereses con los aliados y socios. Por eso voy a seguir usando mi autoridad como presidente para asegurarme de que nunca recurramos a esos métodos de nuevo", decía parte de la declaración de Obama.

"Además, estas técnicas hicieron un daño significativo a la imagen de Estados Unidos en el mundo e hicieron que fuera más difícil perseguir nuestros intereses con nuestros aliados y socios", subrayó el mandatario.

publicidad

El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre derechos humanos y contraterrorismo, Ben Emmerson, dijo que funcionarios del Gobierno del x presidente George W. Bush (2001-2009) que planearon y autorizaron crímenes, deben de ser procesados, al igual que funcionarios de la CIA y de otros sectores que cometieron torturas como el llamado "submarino", reportó la agencia Reuters.

"Bajo el derecho internacional, Estados Unidos está legalmente obligado a llevar a los responsables ante la justicia", dijo Emmerson en un comunicado divulgado en Ginebra, Suiza. "El fiscal general tiene un deber leal de presentar cargos criminales contra los responsables", agregó.

Jorge Ramos entrevista a John Brennan, director de la CIA Univision

Extractos del informe

El informe es una condena contundente de las tácticas empleadas por la CIA. Las técnicas, según extractos del informe, eran "profundamente defectuosas” y a menudo como resultado de información "fabricada".

El resumen ejecutivo agrega que múltiples detenidos que fueron interrogados por la CIA fueron sometidos a las técnicas donde sufrían de alucinaciones, paranoia, insomnio y trataron de mutilarse. También se usaron técnicas como bofetadas y golpear a los detenidos contra la pared, conocida como "walling", a menudo simultáneamente con las técnicas de desnudarlos y no dejarlos dormir.

"La falta de sueño implicaba mantener a los detenidos despiertos hasta por 180 horas, generalmente de pie o en posiciones incómodas y dolorosas, a veces con las manos esposadas por encima de sus cabezas."

publicidad

En una instalación, dice el informe, un detenido murió de hipotermia tras permanecer "parcialmente desnudo" y encadenado a un piso de concreto, mientras que en otras ocasiones, los prisioneros desnudos estaban encapuchados y eran arrastrados por los pasillos mientras eran abofeteados y recibían puñetazos.

"En muchos casos, técnicas más agresivas fueron utilizadas de inmediato, en combinación y sin parar", dice el informe.

El informe describe cómo el agente de Al Qaeda, Abdel Rahman al Nashiri, posible cerebro del bombardeo en 2000 del USS Cole, fue amenazado con un taladro eléctrico, según han relatado las fuentes, aunque éste nunca llegó a ser usado en él. También explica cómo, al menos un detenido, fue sexualmente amenazado con un palo de escoba.

Las tácticas ideadas para forzar a los detenidos a revelar información sobre planes y células terroristas llegaron más allá de lo autorizado por la Casa Blanca, la propia CIA y los abogados que estaban al servicio del departamento de Justicia del presidente George W. Bush.

El informe también identifica como “calabozo” a una celda en la que los detenidos eran mantenidos en absoluta oscuridad, permanentemente encadenados en celdas aisladas y expuestos a bombardeos con ruidos a todo volumen y una cubeta donde hacían sus necesidades.

Agrega que durante una de las 83 ocasiones en las que fue sometido a la técnica del submarino un detenido de Al Qaeda conocido como Abu Zubaydah, el detenido quedó “totalmente inconsciente y le salían burbujas de la boca abierta”. Zubaydah luego fue revivido, narra el informe del Senado.

publicidad

Así mismo hubo casos en los que los interrogadores de la CIA amenazaron a uno o más detenidos con simulacros de ejecuciones, una práctica que nunca fue autorizada por la administración Bush.

El documento concluye apuntando a que los duros interrogatorios no proporcionaron a los agentes ninguna información que no pudiera haber sido obtenida mediante métodos no coercitivos. 

La CIA y altos funcionarios del gobierno federal estadounidense han dicho que el programa de interrogatorios de la CIA era eficaz e impidió varios complots terroristas.

A finales de abril de 2009, Michael Hayden, ex director de la CIA durante los últimos dos años de la Administración Bush, criticó la decisión del Presidente Obama de ordenar suprimir la tortura durante los interrogatorios y desclasificar los documentos que detallaban la aplicación de esas prácticas entre 2002 y 2005.

Hayden, durante una entrevista a la cadena de televisión Fox, explicó que la supresión de la tortura "brinda una ventaja táctica a Al Qaeda" al poner en conocimiento de sus miembros las controvertidas técnicas, "aunque luego éstas realmente no lleguen a aplicarse ahora".

Los demócratas sostienen que las tácticas empleadas chocan con los valores estadounidenses, mientras que los principales miembros de la administración Bush insisten en que fueron vitales para prevenir otro ataque.

publicidad

Se espera que la CIA impugne vigorosamente las revelaciones del informe. El resumen ejecutivo considera que las condiciones de los detenidos en centros secretos de interrogatorio eran mucho más duras de lo que la CIA ha admitido previamente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad