publicidad
Inmigrantes en el centro de detención de Adelanto, en California.   

Revelan nuevas denuncias de abuso de inmigrantes por la Patrulla Fronteriza

Revelan nuevas denuncias de abuso de inmigrantes por la Patrulla Fronteriza

Un informe revela que antes de ser deportados, indocumentados sufren abusos verbales y físicos de agentes de la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras 

Inmigrantes en el centro de detención de Adelanto, en California. 
 
Inmigrantes en el centro de detención de Adelanto, en California.   

Por María Peña, La Opinión

Antes de ser deportados, muchos inmigrantes indocumentados son sometidos a abusos verbales y físicos por parte de agentes de la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP), que aparentemente  carece de recursos para investigar las quejas o impedir que agentes con pasado criminal ingresen a sus filas.

Así lo denuncia un reciente  informe encargado por la “Iniciativa Kino para la Frontera”  (KBI) y la “Conferencia Jesuita de Canadá y EEUU” que, en base a entrevistas con inmigrantes deportados a Nogales (México) entre julio de 2014 y marzo pasado, evalúa el primer año de la gestión del comisionado de la CBP, Gil Kerlikowske.

El informe, titulado “Nuestros Valores en la Línea”, fue divulgado pocos días después de que el Papa Francisco abogara ante el Congreso por un trato digno y compasivo de los inmigrantes y, según dijo hoy a este diario la CBP, no puede hacer comentarios al respecto porque lo está analizando.

publicidad

El documento indicó que  más de una tercera parte de los deportados sufrieron algún tipo de abuso a manos de la Patrulla Fronteriza, que durante años ha sido blanco de acusaciones de corrupción, abuso y falta de transparencia.

En declaraciones a este diario, el autor de informe, Michael Danielson, investigador del Centro para Estudios Latinoamericanos de American University, dijo hoy que el Congreso, como mínimo, debe aumentar los fondos para que la CBP pueda duplicar el número de investigadores, y tenga más recursos para mejorar las condiciones en los centros de detención.

“Podrían soltar recursos para llamadas gratuitas en los centros de detención para que los inmigrantes puedan presentar quejas. Desde luego, nos gustaría ver que todas nuestras recomendaciones se implementen de forma concreta y directa”, afirmó.

Por su parte, la congresista demócrata por California, Lucille Roybal-Allard, dijo a este diario que  el informe no deja duda del continuo “trato inhumano” de los inmigrantes bajo custodia federal y que los pasos tomados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para mejorar la situación “han sido parciales y voluntarios”, y debe hacer más.

Por ello, aseguró que promueve un proyecto de ley que, de ser aprobado, limitará las prácticas de deportación peligrosas, como las deportaciones nocturnas y la “innecesaria separación de familias”.

publicidad

“Debemos exigir cuentas de nuestro gobierno para el trato justo y humano de mujeres y niños migrantes, y lo podemos hacer si se aprueba el Acta de Protección de Valores Familiares en la Frontera”, enfatizó Roybal-Allard.

Abusos y separaciones

Según el análisis, los deportados sufrieron toda clase de abusos, pero  la mayoría prefirió soportar en silencio debido a que desconocían sus derechos, miedo a represalias, o la creencia de que daba igual si se quejaban.

En la lista de abusos más frecuentes figuran los ataques verbales; robo de dinero y de pertenencias; abuso físico; malas condiciones en los centros de detención; privación de alimentos y servicios médicos; discriminación racial; malas condiciones durante traslados; violaciones y acoso sexual; mordeduras de perro mientras estaban bajo custodia, y extorsión.

Además, los familiares que son detenidos en un solo grupo por la Patrulla Fronteriza por lo general no son deportados juntos, lo que suele empeorar su situación mientras son expulsados del país.

Dos de cada tres indocumentados encuestados fueron separados de sus familiares y deportados por distintas partes de la frontera sur de forma escalonada, con días, semanas y meses de separación.

“Las consecuencias de la separación familiar incluyen penurias financieras significativas, riesgos de seguridad, y mayores posibilidades de sufrir algún tipo de abuso después de ser deportados”, dijo el documento.

publicidad

Agentes con pasado criminal

Uno de los problemas destacados en el informe es que si bien la CBP recibe millonarios fondos del Congreso cada año, no ha habido, en paralelo,  un aumento correspondiente en la transparencia y rendición de cuentas.

Entre 2006 y 2008, la CBP contrató a 12,000 agentes pero, según una evaluación interna, más de la mitad de los agentes contratados en ese período falló las pruebas preliminares para la detección de mentiras, y  un 80% admitió tener un pasado criminal, incluso de delitos violentos.

Debido a que no ha habido un aumento en el personal de asuntos internos de la CBP, muchas quejas y acusaciones de abuso se quedan sin investigación o respuesta.

La incapacidad de la CBP de revisar adecuadamente a los agentes antes de contratarlos es un problema fundamental que incluye en otros asuntos que aquejan a la institución, dijo a KBI James Tomsheck, excomisionado adjunto para Asuntos Internos de la CBP.

El informe emite  numerosas recomendaciones para limitar el abuso de los inmigrantes, exigir la rendición de cuentas de los agentes de la Patrulla Fronteriza, y reducir los riesgos de los indocumentados durante su proceso de deportación del país.

Entre las recomendaciones figuran: reformas a los programas de capacitación de los agentes; uso de cámaras corporales para los agentes; y mejoras en los centros de detención y servicios para los detenidos.  En el caso de los mexicanos indocumentados, el informe recomienda evitar las deportaciones en horas nocturnas, entre otras recomendaciones.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad