publicidad

Revelan la versión de Darren Wilson sobre la muerte de Michael Brown

Revelan la versión de Darren Wilson sobre la muerte de Michael Brown

Hacen públicos testimonios y fotografías que fundamentaron la decisión del gran jurado sobre el caso Brown.

La fiscalía de St.Louis mostró la evidencia que se usó para dar dictamen en caso Brown /Univision

Mientras las protestas en Ferguson se tornaron violentas por el fallo que liberó al oficial Darren Wilson de enfrentar un juicio por la muerte de Michael Brown, el gran jurado reveló evidencias que sirvieron para hacerlos tomar una decisión: entre ellas imágenes y testimonios del propio oficial luego de haber disparado mortalmente contra el joven afroamericano.

Haciendo una excepción a la ley que estipula que los procedimientos del gran jurado son secretos cuando no se dicte un proceso (como en el caso del oficial Wilson), la noche del lunes funcionarios hicieron públicos 24 volúmenes de evidencias, que abarca 23 sesiones que el gran jurado celebró entre el 20 de agosto y 21 de noviembre.

publicidad

Destacan entre el material varias fotografías del agente Wilson, tomadas después de haberle disparado al joven afroamericano, donde se observan en su rostro y cuello marcas de un aparente forcejeo.

También aparecen transcritos los testimonios del agente que sirvieron al gran jurado como fundamento para evitarle un juicio por la muerte de Michael Brown, ocurrida el 9 de agosto de 2014. Es la primera vez que se conocen públicamente.

En primer lugar, los documentos señalan que Wilson nunca había usado su arma de servicio antes dispararle al joven afroamericano de 18 años.

Leer:  La familia de Michael Brown, devastada tras el anuncio del jurado

Al rendir su testimonio frente a los 12 miembros del gran jurado le preguntaron si alguna vez había usado “fuerza excesiva” y él respondió: “Yo nunca he usado mi arma antes”.

Los argumentos que fundamentaron la decisión del gran jurado

El agente que mató a Brown también dijo que la zona donde ocurrió el tiroteo es una zona “hostil”, en la cual “hay un montón de pandillas que residen o se reúnen en esa área. Hay mucha violencia en lugar, hay una gran cantidad de actividad de armas, de narcomenudeo, simplemente no es una comunidad muy agradable. A esa comunidad no le gusta la policía”, señaló.

Darren Wilson testificó además (un día después de haber abatido a Michael Brown) que el chico se burló de él diciéndole que era demasiado cobarde para dispararle, antes de que él descargara 12 balas para “defenderse”.

Violencia en Ferguson tras fallo

Según los registros ofrecidos el lunes por la noche por el gran jurado , el domingo 10 de agosto se le preguntó en varias ocasiones al agente qué estaba pensando durante el enfrentamiento, su respuesta fue siempre “él va a matarme”, “¿Cómo voy a sobrevivir?” y “¿Cómo voy a salir de esta?”.

Más tarde, durante la entrevista, Wilson dijo que Brown era físicamente incontrolable “por falta de una palabra mejor, loco. Jamás había visto algo así. Quiero decir que estaba fuera de sí, muy agresivo, hostil”, señaló.

El agente señaló que Brown tomó una actitud apabullante cuando él le pidió que dejara de caminar en medio de la calle. “Nunca he visto tanta agresividad por una simple solicitud de subir a la acera”, dijo Wilson.

publicidad

La ley estatal justifica disparar en situación de riesgo

El agente dijo que intentó someter a Brown utilizando medios físicos pero “cuando lo agarré, la única manera en que puedo describir el hecho es que me sentí como un niño de cinco años apretado por Hulk-Hogan”. De acuerdo con registros policiacos, el joven afroamericano media 6 pies 4 pulgadas (1.93 metros) y pesaba más de 250 libras (113 kilos).

Leer:  Darren Wilson podrá regresar a su puesto de trabajo

La cuestión de si Wilson creía que estaba en situación de riesgo personal es central para cualquier determinación de si el tiroteo fue justificado por la ley estatal que permite a los policías disparar a matar si creen que su vida está en riesgo. Al anunciar que el gran jurado se había negado a acusar a Wilson de cualquier cargo, el fiscal del condado de St. Louis, Bob McCulloch dijo que los dichos de los testigos que acusaban a Wilson no eran coherentes. Sin embargo aseguró sobre que Brown había dado la vuelta para avanzar contra el oficial sí fueron consistentes.

"Por más trágico que sea este incidente no es un crimen", dijo McCulloch.

Wilson dijo a los detectives que la confrontación fatal comenzó cuando vio a dos hombres afroamericanos (Dorian Johnson y Michael Brown) que caminaban por el centro de la línea amarilla de la carretera mientras estaba respondiendo a una llamada de radio que repartaba un robo de cigarrillos en el Ferguson Market.

Estalla la violencia en Ferguson, Missouri tras absolución de Darren Wilson /Univision

Esta versión ya había sido ofrecida por la policía días después de la muerte de Michael Brown, cuando se desataron las protestas en Ferguson; sin embargo, no se conocía el testimonio directo de Darren Wilson y mencionaba descripciones muy generales del incidente.

"Les dije, Hey jóvenes, ¿por qué no suben a la acera", le dijo el agente a los detectives. "El primero de ellos dijo:  Estamos casi en nuestro destino".

“Está bien, pero ¿qué hay de malo en la acera?", habría agregado Wilson y en ese momento, uno de ellos dijo una mala palabra. Wilson dijo que pidió refuerzos y luego estacionó su coche de la policía a unos 10 pies de los dos chicos, y entonces las cosas se salieron de control.

publicidad

¿Qué llevó al oficial Wilson a disparar, según su propio testimonio?

La versión que el agente policial ofreció al gran jurado fue que cuando intentaba salir del coche, Brown lo maldijo y le cerró la puerta pero la ventana estaba abierta y Brown “comenzó a lanzar puñetazos desde fuera del vehículo”, realizando al menos tres intentos de entrar al coche a través de la ventana.

Leer:  Obama envía mensaje a Ferguson: "Nunca hay excusas para la violencia"

Wilson dijo que Brown le asestó al menos dos “golpes sólidos” con el puño cerrado y cuando se volteó para entregarle a Johnson “varios paquetes de cigarros”, Wilson aprovechó para agarrarle el brazo pero entonces se dio cuenta que Brown era demasiado grande y poderoso.

"Yo ya estaba atrapado y no sabía lo que iba a pasar conmigo, pero yo sabía que no iba a estar bien", dijo Wilson. Debido a que Brown lo había inmovilizado, Wilson no pudo llegar a su gas pimienta y, según sus palabras, no llevaba una pistola Taser, así que sacó su pistola calibre .40.

Le dijo al gran jurado que fue ese momento en el que Brown se burló de él y forcejearon por su arma, que en algún momento parecía en control del joven y que cuando logró que apuntara hacia el chico se dio cuenta que estaba atascada, “apreté dos veces el gatillo y no pasó nada”, al parecer Brown atascó sus dedos y fue hasta el tercer intento cuando salió un tiro y según Wilson el vidrio de la ventana voló por todas partes y “había sangre en mi mano derecha”, aseguró.

Varios comercios resultaron seriamente afectados por violentas manifestaciones en Ferguson /Univision

Brown se quedó sorprendido y logró meter la parte superior de su cuerpo al vehículo y “trató de golpearme varias veces”, señaló Wilson.

En su relato el agente dijo que intentó disparar dos veces otra vez pero su arma no respondió, fue entonces que Brown huyó.

Wilson señaló que se bajó del coche, llamó refuerzos y comenzó la persecución. En algún punto Brown “se detuvo, se dio la vuelta, me miró, lanzó un gruñido y tenía la más intensa cara de agresividad que he visto en una persona”, dijo.

Leer:  Cronología de hechos en Ferguson tras la muerte del joven Michael Brown

Brown comenzó a correr hacia él por lo que el oficial lanzó “una serie de disparos”. No recordaba cuántos pero Brown seguía avanzando hacia él. “No se había frenado”, aseguró Wilson quien entonces descargó otra ronda de disparos.

publicidad

El agente vio entonces que Brown se estremeció pero no sabía, según sus propias palabras, cuántas balas lo golpearon ni dónde. “La cara que tenía estaba mirando directamente a través de mí, como si yo ni siquiera estuviera allí”.

Para Wilson “todo el episodio se desarrolló en 45 segundos".

Wilson declaró que los golpes de Brown en su cara eran razón suficiente para usar la fuerza. 

Darren Wilson agradece el apoyo

El policía de Ferguson Darren Wilson agradeció a quienes lo han apoyado desde que mató a Michael Brown.

Los abogados de Wilson difundieron una declaración este martes en la que dicen que el policía de 28 años y su familia aprecian en gran medida el constante apoyo de quienes lo han respaldado.

Los abogados opinaron que la decisión del jurado fue correcta y advirtieron que los policías a veces se ven obligados a tomar decisiones difíciles en una fracción de segundo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad