publicidad
El presidente Barack Obama fue duramente criticado en el debate de los aspirantes republicados a la presidencia de Estados Unidos.

Republicanos critican a Obama en su debate

Republicanos critican a Obama en su debate

Republicanos critican a Obama en su debate

El presidente Barack Obama fue duramente criticado en el debate de los a...
El presidente Barack Obama fue duramente criticado en el debate de los aspirantes republicados a la presidencia de Estados Unidos.

Rumbo a los comicios del 2012

MANCHESTER, EU - Los republicanos aspirantes a la Casa Blanca criticaron el lunes el manejo de la economía por parte del presidente Barack Obama al reunirse en su primer debate previo a los comicios del 2012, y prometieron revocar su ley de los servicios de salud.

"Cuando 14 millones de estadounidenses están desempleados necesitamos un nuevo presidente para poner fin a la Depresión Obama", dijo Newt Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes y el primero entre los siete contendientes en el escenario en criticar las políticas económicas de Obama.

La representante Michele Bachmann, invitada como contendiente no anunciado por la nominación del 2012, utilizó la ocasión para informar que durante el día registró su postulación oficial.

publicidad

Obama se encontraba a cientos de kilómetros de distancia, comprometiéndose a seguir esforzándose por crear empleos mientras los republicanos debatían en la Universidad St. Anselm en Nueva Hampshire.

Quieren regresar a la Casa Blanca

Los republicanos esperan desalojar al presidente demócrata Barack Obama de la casa Blanca en los comicios de 2012.

Siete candidatos declarados o potenciales a la Casa Blanca debaten en Manchester, New Hampshire, con dos objetivos en mente: atacar al presidente Barack Obama y resaltar sus figuras entre los votantes republicanos a lo ancho y largo de Estados Unidos.

El ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, apareció primero en la incipiente carrera por la investidura republicana, convirtiéndolo en blanco seguro para sus rivales, entre ellos la favorito del Tea Party, la congresista Michele Bachmann, y el conservador ex gobernador de Minesota, Tim Pawlenty.

Primer prueba

Pese a que la batalla de Obama por la reelección tendrá lugar en noviembre de 2012, los republicanos enfrentan en febrero una gran prueba en las primarias de New Hampshire, donde un buen o mal resultado puede influir de forma crucial en el desempeño en otros estados de mayor envergadura.

Los republicanos creen que Obama se encuentra en una situación vulnerable debido a la todavía anémica recuperación económica y al persistente desempleo, que supera el 9%.

No obstante, el Partido Republicano enfrenta tensiones internas entre los moderados y el ala dura del Tea Party, lo que torna impredecible la carrera por la nominación presidencial.

publicidad

Una de las figuras más conocidas en el debate de este lunes, el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, vio su campaña amenazada la semana pasada cuando renunciaron varios integrantes de su personal.

Con tanta volatilidad, algunos anticipan que el relativamente desconocido Herman Cain, el único candidato afro-descendiente a la investidura republicana, podría lograr un gran impulso en el debate, que se transmitirá en vivo por la cadena CNN.

Cain, un empresario de la pizza, ha usado sus dotes de orador para salir de la nada en oposición a los políticos del 'establishment' y atraer un creciente número de entusiastas. La última encuesta de Gallup, publicada el domingo, lo pone en un sorpresivo tercer lugar entre los aspirantes republicanos.

Entre los otros participantes del debate figuran el libertario congresista de Texas, Ron Paul, y el conservador ex senador de Pensilvania, Rick Santorum, ambos con potencial para caldear el debate.

Una cosa en la que estarán de acuerdo los aspirantes republicanos será en golpear a Obama, especialmente en lo que respecta a su gestión de la economía, que según las encuestas será el tema central de la campaña hacia las elecciones presidenciales de noviembre de 2012.

Asimismo, Romney podría ser blanco de ataques de sus compañeros republicanos debido a que el ex gobernador de Massachusetts lidera, según el sondeo de Gallup, la interna republicana con 24% del apoyo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad