publicidad
En 2012 agentes del Servicio Secreto estuvieron inmiscuidos en un escándalo sexual estando en Cartagena, Colombia.

Renuncia el investigador del escándalo sexual del Servicio Secreto en Cartagena

Renuncia el investigador del escándalo sexual del Servicio Secreto en Cartagena

David Nielman renunció tras ser interrogado por ingresar a un hotel en Florida en compañía de una prostituta.

En 2012 agentes del Servicio Secreto estuvieron inmiscuidos en un escánd...
En 2012 agentes del Servicio Secreto estuvieron inmiscuidos en un escándalo sexual estando en Cartagena, Colombia.

El oficial del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU encargado de investigar a los agentes del Servicio Secreto inmiscuidos en el escándalo sexual de Cartagena en el 2012, renunció a su cargo por cometer el mismo pecado: contratar prostitutas.

publicidad

Según The New York Times, se trata de David Nieland, quien fue interrogado por las autoridades después de ser visto ingresando a un hotel en el Condado de Broward, Florida, en compañía de una mujer que resultó ser una prostituta.

Cuando los agentes de Florida detuvieron a Nieland el pasado mes de mayo después de verlo salir del hotel que tenían bajo vigilancia, les mostró su insignia y, según las autoridades, les dijo que estaba siendo parte de una operación encubierta contra el tráfico de seres humanos.

Según el rotativo, que obtuvo testimonios de oficiales activos y retirados del Gobierno, la misma mujer reconoció que recibió dinero de Nieland por servicios sexuales. El hecho es grave, no sólo porque viola el manual de conducta del organismo federal, sino porque en La Florida la prostitución es ilegal.

 

Resucitan escándalo sexual del Servicio Secreto Univision

Nieland negó las acusaciones en un correo pero dejó el cargo luego de rehusarse a responder preguntas del Departamento de Seguridad Nacional sobre el incidente en Florida porque supuestamente tenía problemas de salud, según el NYT.

A la par de que dejara el cargo, las investigaciones que dirigió sobre el escándalo en Cartagena arrojaron nuevos resultados, con la implicación de dos funcionarios que trabajaban en la Casa Blanca.

Un vocero del Departamento de Seguridad Nacional, William Hillburg, aseguró que Nieland ya no trabaja más en la institución, aunque no dio detalles porque la ley prohíbe dar detalles sobre asuntos personales de los empleados.

"Si bien la ley nos prohíbe hacer comentarios sobre casos específicos, no toleramos la mala conducta por parte de nuestros empleados y tomamos estas acusaciones muy en serio", dijo Hillburg.

publicidad

Nielman más tarde dijo a los investigadores del Senado que sintió mucha presión en 2012 por parte de sus superiores en la oficina de Charles K. Edwards, quien era entonces el inspector general, para retener evidencias. Y que ante el calor de ese año electoral, las decisiones se estaban tomando con consideraciones políticas.

Por meses Nielman ha estado en el centro de una disputa sobre si el gobierno de Obama intentó encubrir la participación de un miembro de la Casa Blanca en el escándalo de Cartagena, apunta el Times.

En los últimos meses los republicanos del Congreso citaron la declaración de Nieland como evidencia de que la Casa Blanca Manejó mal su investigación del incidente en Cartagena.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad