publicidad
Blagojevich hizo caso omiso a las acusaciones en su contra y el martes nombró a Roland Burris como el reemplazante de Obama.

Rechazan nuevo accionar de Blagojevich

Rechazan nuevo accionar de Blagojevich

La actitud desafiante del gobernador no ha encontrado apoyo en el Congreso como así tampoco en el propio Obama.

Blagojevich hizo caso omiso a las acusaciones en su contra y el martes n...
Blagojevich hizo caso omiso a las acusaciones en su contra y el martes nombró a Roland Burris como el reemplazante de Obama.

Ningún senador demócrata respondió a su reto racial. Y en su rechazo a la nominación de Roland Burris ellos recibieron el respaldo del presidente electo Barack Obama, quien será el primer afroamericano en ocupar la Casa Blanca.

Rush, demócrata por Illinois, retó el martes a los senadores demócratas a no bloquear que Burris se convirtiese en el único miembro afroamericano del Senado, llamándoles a "no linchar" al ex secretario de Justicia de Illinois por las acusaciones de corrupción contra su jefe, el gobernador Rod Blagojevich.

Pero Obama no aceptó ese argumento, dando su apoyo a los senadores demócratas que prometieron rechazar a Burris si éste se presenta en Washington para ser juramentado.

publicidad

"Ellos no pueden aceptar un nombramiento hecho por un gobernador que está acusado de vender precisamente ese escaño senatorial", dijo Obama en una declaración. "Yo estoy de acuerdo con su decisión, y es extremamente decepcionado que el gobernador Blagojevich haya decidido no hacerle caso".

Obama expresó desaprobación por la situación en su estado.

"Yo pienso que la mejor resolución sería que el gobernador renunciase a su cargo y permitiese que ocurriese un proceso legal y apropiado de sucesión", dijo.

No estaba claro cuál sería ese proceso ni quién escogería al sucesor de Obama en el Senado.

El martes, Blagojevich desafió a los líderes de su partido y nombró a Burris, de 71 años, como próximo senador de Illinois. En una conferencia de prensa en Chicago, Blagojevich llamó al Senado a no permitir que las acusaciones de corrupción en su contra manchen la reputación de un hombre bien respetado.

Rush entonces ocupó el estrado para lanzar su reto.

"Déjenme recordarles que actualmente no hay ningún afroamericano en el Senado estadounidense", dijo. "Les pido que no linchen al nominado al tratar de castigar al que lo nomina. No pienso que nadie actualmente en el Senado desea ser conocido como alguien que impidió que un afroamericano fuese senador".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad