publicidad

Rechazan incluir pregunta en el Censo que preguntaría sobre estatus migratorio

Rechazan incluir pregunta en el Censo que preguntaría sobre estatus migratorio

Una enmienda exigiría que los formatos del censo del próximo año pregunten sobre el estatus de la ciudadanía de la persona.

Politizada

WASHINGTON, DC - Una coalición de legisladores afroamericanos, latinos y asiáticos expresó su oposición a una propuesta que exigiría que los formatos del censo del próximo año pregunten sobre el estatus migratorio de la persona.Durante una rueda de prensa, el líder de la mayoría demócrata en la Cámara Baja, Steny Hoyer, advirtió de las "peligrosas" repercusiones si el Senado aprueba la enmienda Vitter-Bennett, que promueven los senadores republicanos David Vitter y Bob Bennett.

La propuesta fue calificada de estratagema política, diseñada para desalentar a los inmigrantes a participar en el conteo, el cual inicia el 1 de abril.

"El Censo no existe para sumar puntos políticos, existe para darnos una imagen precisa de nuestro país. El añadir una pregunta al Censo, especialmente de forma tardía, sería perjudicial e irresponsable", dijo Hoyer, acompañado de otros legisladores.

"En primer lugar, costaría centenares de millones de dólares y nos exigiría destruir los materiales del Censo que ya fueron completados hace más de 18 meses", señaló Hoyer.

Conteo erróneo

Hoyer destacó, además, que esa pregunta sobre la ciudadanía o estatus migratorio de las personas conduciría a un conteo erróneo de la población porque los inmigrantes que temen la deportación, sus amigos y familiares, no participarían en el Censo.

publicidad

Por su parte, el presidente del grupo legislativo demócrata de la Cámara Baja, John B. Larson, dijo que el Censo no es un "ejercicio político" sino una exigencia de la Constitución "para darnos una clara imagen de nuestra población en asuntos como la raza o el ingreso".

"Los esfuerzos de Vitter y Bennett de interferir con el Censo ahora... van en detrimento del proceso y la estabilidad de nuestro Gobierno. Sus motivos son netamente políticos y buscan dividir a nuestras comunidades", advirtió Larson.

Los líderes de los grupos legislativos de las minorías negra, hispana y asiática en la Cámara Baja también criticaron la medida, al sugerir que ésta viola la Constitución, politiza el ejercicio censal, y busca infundir miedo entre los inmigrantes.

Repulsa y miedo

Las autoridades del Censo han insistido en que la información de los formularios es extremadamente confidencial y no será compartida con autoridades de Inmigración.

Por ello, la enmienda ha causado la repulsa de grupos cívicos, grupos hispanos, y defensores de los derechos de los inmigrantes de todo el país, que han montado una campaña en su contra.

También fue objeto de un editorial del diario The New York Times el miércoles, que tachó la enmienda de "discriminatoria y demasiado cara".

Vitter y Bennett buscan incluir la enmienda en un proyecto de ley presupuestario para asuntos de Comercio, Justicia y Ciencias para el año fiscal 2010 que comenzó el pasado 1 de octubre.

publicidad

Enmienda peligrosa

Si la enmienda es aprobada en el pleno del Senado la próxima semana, ésta exigiría que el Departamento de Comercio modifique el formulario del Censo que recibirán millones de hogares a partir de febrero de 2010. La contabilización en sí comenzaría en abril.

El formulario, cuyo texto ya fue entregado al Congreso por parte del Departamento de Comercio hace 18 meses, como lo exige la ley, tendría que incluir una pregunta adicional sobre si el estatus legal de cada estadounidense.

Según Vitter, "la inclusión de los no ciudadanos hacia (la elaboración de distritos electorales) incrementará artificialmente la población en algunos estados y eso probablemente ocasionará la pérdida de escaños en otros nueve estados, incluyendo Luisiana".

El Senado intenta cerrar el debate sobre la ley presupuestaria y proceder a su voto definitivo pero no ha logrado los votos necesarios para hacerlo.

Trabajando contrarreloj, Vitter realiza una campaña de persuasión para que otros senadores, particularmente de los estados sureños o de corte conservador, apoyen la enmienda.

Cambiaría todo

El censo es utilizado para distribuir los escaños de la cámara baja, trazar nuevamente las fronteras de las áreas representadas en el Congreso y distribuir miles de millones de dólares en asistencia federal.

La coalición también hace eco de las advertencias de la Oficina del Censo en el sentido de que realizar cambios de última hora a éste aumentaría los costos de impresión de formas nuevas e impediría que el conteo se realice a tiempo, como se exige legalmente.

publicidad

"Cada censo desde 1790 ha incluido igualmente a ciudadanos y no ciudadanos, y los gobiernos presidenciales han reiterado que deben contarse a todos los residentes en Estados Unidos", dijo la representante Nydia Velázquez, una demócrata que preside el grupo hispano en el Congreso, en una sesión informativa.

A 160 días del Censo

A ella se unió el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes Steny Hoyer, también demócrata, así como líderes del grupo negro en el Congreso y del grupo legislativo estadounidense Asia-Pacífico.

"Con sólo 160 días hasta el censo, el Congreso debería estar alentando que se cuenten los electores, y no debatiendo el contenido del cuestionario", señaló Velázquez.

La propuesta republicana, que actualmente está detenida en el Senado, congelaría los fondos de la Oficina del Censo si no agrega la pregunta sobre ciudadanía a más de 600 millones de formatos, de los cuales ya están impresos más de 400 millones.

Vitter ha dicho que el objetivo de su iniciativa es a fin de cuentas evitar que los inmigrantes ilegales sean incluidos en el censo decenal.

"Si el actual plan de censo sigue en curso, la inclusión de no ciudadanos en la determinación de integrantes del Congreso incrementará de manera artificial la población contada en ciertos estados, y ello probablemente dará como resultado la pérdida de escaños en el Congreso", subrayó.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
publicidad