publicidad

Reabrieron Virginia Tech University

Reabrieron Virginia Tech University

Las autoridades reabrieron Virginia Tech University

Vieron a hombre armado

Las autoridades de Virginia Tech University, en Blacksburg, Virginia, decidieron reabrir el campus tras mantenerlo cerrado desde la mañana, cuando se vio a un hombre que caminaba por el parque universitario con un arma escondida entre la ropa.

Virginia Tech fue el lugar donde el 16 de abril de 2007 fueron asesinadas 32 personas, entre estudiantes y profesores, por un joven que cursaba estudios allí y que porteriormente se quitó la vida.

Al parecer, y de acuerdo a algunos medios de información, tres alumnos hicieron una denuncia tras ver a un hombre anglosajón, de unos 6 pies de altura, sin barba, de pantalones cortos y con sandalias marrones, caminando por el campus universitario con un arma bajo lo que parecía un envoltorio de ropa.

Los agentes de seguridad enviados al lugar no encontraron sin embargo "a ninguna persona que correspondiera con la descripción".

La universidad emitió un alerta en su sitio de internet a las 9:37 de la mañana hora del Este, pidiéndole a estudiantes y empleados colocarse bajo techo y asegurar las puertas.

El aviso decía que el hombre armado fue detectado cerca del Dietrick Hall, un comedor de tres pisos que se encuentra a sólo unos pasos del dormitorio donde se produjeron los primeros disparos de una balacera en la que murieron 33 personas en el 2007.

La universidad indicó que tres jóvenes que participaban en un campamento en el campus reportaron haber visto un hombre sosteniendo lo que podría ser una pistola. Dijeron que estaba cubierta por una tela y que el hombre caminaba en dirección a las canchas de voleibol.

publicidad

Las autoridades cerraron el campus y ordenaron a los estudiantes, al staff y a los profesores que se queden dentro de los edificios mientras dure la situación. No obstante, cerca de las 3,30 pm hora del Este, el campus fue reabierto y las actividades volvieron a la normalidad.

Al momento, si bien el año académico aún no comenzó, decenas de estudiantes concurren a las clases de verano y a los campamentos. No se sabe a ciencia cierta cuánta gente había en la universidad a la hora del cierre del campus.

El 16 de abril de 2007, el joven Seung-Hui Cho comenzó a disparar a mansalva con varias armas contra quienes encontraba en su camino en uno de los edificios del campus. El saldo de la balacera fue 32 muertos y más de 20 heridos.

El joven atacante se quitó la vida.

La universidad debió pagar una multa de $55,000 por no haber advertido a tiempo a los estudiantes que un hombre armado se encontraba en el campus.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad