publicidad

Rápido y Furioso: Obama confía en hallar culpables de dejar pasar armas a México

Rápido y Furioso: Obama confía en hallar culpables de dejar pasar armas a México

El presidente reiteró además que tanto él como Holder desconocían la existencia del polémico programa

Reiteró que no sabía del operativo

WASHINGTON, DC - El presidente Barack Obama se mostró confiado este jueves en que una investigación que adelanta su gobierno encontrará a los responsables de autorizar un programa que permitió el contrabando de armas a México con el fin atrapar a los traficantes.

Obama afirmó su "confianza total" en el fiscal general, Eric Holder, y en el "proceso que se adelanta para determinar quién es el responsable de esta decisión" que autorizó el programa llamado "Fast and Furious" ("Rápido y Furioso"), en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

El mandatario reiteró que tanto él como Holder desconocían la operación, que permitió durante meses a partir de finales de 2009 la entrada ilegal de unas 2.000 armas a México.

Tanto Obama como Holder habrían reaccionado "si alguien hubiera sugerido que se estaba permitiendo el paso de armas", dijo el mandatario.

El programa, que creó roces entre Estados Unidos y México, salió a la luz y fue cancelado luego de que se encontraran varias armas ligadas a 'Rápido y Furioso' en la escena del crimen de un agente estadounidense cerca de la frontera con México.

El gobierno de Felipe Calderón protestó airadamente al destaparse el escándalo y Washington abrió una investigación interna que acabó con algunas destituciones.

publicidad

Obama defendió a Holder, quien ha sido a su juicio "muy agresivo" en combatir el tráfico de armas y dinero desde Estados Unidos a México, que terminan en manos de los violentos cárteles de la droga.

El gobierno mexicano asegura que 80% de las armas incautadas a los cárteles proviene de Estados Unidos.

La violencia del crimen organizado ha dejado más de 41,000 muertos en México en los casi cinco años de gobierno de Felipe Calderón, quien inició una estrategia militar contra los cárteles.

Movimiento de 'Indignados'

Las manifestaciones de estudiantes y otros sectores que han ocupado parte de Wall Street fueron reconocidas el jueves por la Casa Blanca, al indicar Obama que representan las frustraciones de una parte del público estadounidense.

Centenares de manifestantes, muchos de ellos con camisetas de diversos sindicatos, desfilaron la víspera por la parte meridional de Manhattan, acompañados por dirigentes gremialistas que prometieron continuar apoyándoles con gente y donaciones de bienes y servicios.

Los manifestantes han aumentado paulatinamente sus filas durante más de dos semanas, algo que reconoció el mandatario en una conferencia de prensa y que podría derivar en un movimiento político.

Obama dijo que entiende el clamor público por la forma en que funciona el sistema financiero del país, y agregó que los estadounidenses consideran Wall Street un ejemplo de cómo el sector financiero no siempre respeta las reglas del juego.

publicidad

Sin embargo, agregó que Estados Unidos debe contar con un sector financiero sólido y efectivo para que crezca la economía, y que las regulaciones financieras que defiende en un nuevo proyecto de ley impondrán restricciones más severas al sector financiero.

Los manifestantes defienden diversas causas sin demandas aparentes, aunque han hablado mucho del desempleo y la injusticia económica, centrando sus comentarios contra el mundo de Wall Street.

"Somos el 99%", corearon el miércoles, en contraste con el 1% de los estadounidenses más acaudalados.

"Lo mejor de ocupar Wall Street es que han centrado la atención de todo el país en la mayoría de la clase media", opinó George Aldro, de 62 años, miembro del sindicato Trabajadores Automotrices Unidos.

"Estamos juntos en esto, hasta el final", agregó, arropado en una bandera azul.

Ed Figueroa, conserje de una escuela pública en el distrito del Bronx del Sindicato Internacional de los Empleados de Servicios, dijo que la marcha fue "la primera vez en las últimas semanas que los sindicatos han dado la cara".

"Pero no será la última vez", advirtió.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad