publicidad

Quieren eliminar exención antimonopolio de aseguradoras

Quieren eliminar exención antimonopolio de aseguradoras

Quieren incluir en el plan de salud una enmienda que elimine la exención de las aseguradoras privadas de las leyes antimonopolio.

¿Represalia?

WASHINGTON, DC - Líderes demócratas del Senado tienen previsto incluir en el plan de reforma del sistema de salud una enmienda que elimina la exención de las aseguradoras privadas de las leyes antimonopolio, un privilegio del que han gozado durante seis décadas.La fuente demócrata, que pidió el anonimato, negó que la medida sea una represalia porque buena parte del sector de aseguradoras privadas retiró su apoyo a la reforma de salud que impulsa el presidente Barack Obama.

"Los detalles se darán a conocer, pero si es aprobada la medida, tendrá grandes repercusiones para todo el sector", enfatizó la fuente.

Para efectos prácticos, la medida eliminaría la exención de la que gozan las compañías de seguro de salud en virtud de una ley federal que data de 1945 y que las protege del escrutinio y regulación del Gobierno federal contra prácticas de monopolio.

La semana pasada, en un revés para la administración Obama, uno de los principales grupos que representa a las aseguradoras publicó un informe en el que atacó la versión de reforma que aprobó el Comité de Finanzas del Senado, una de cinco que analiza el Legislativo y que deben ser armonizadas en un solo texto definitivo.

En su discurso radiofónico y por Internet del sábado pasado, Obama acusó a las aseguradoras de querer bloquear la reforma de salud aun cuando los costos de salud van en aumento en Estados Unidos.

publicidad

Entre tanto, "los dólares que invertimos en el cuidado de salud continúan generándoles ganancias, bonificaciones y costos administrativos que no nos hacen más saludables", dijo el presidente.

En ese sentido, Obama apoya la idea de que el Congreso esté evaluando "debidamente" si eliminar la exención de las aseguradoras a las leyes antimonopolio, en particular la ley McCarran-Ferguson de 1945, que excluye a esas empresas del escrutinio federal sobre prácticas de monopolio.

Gracias en parte a esa ley, son las autoridades estatales y no las federales las que por lo general regulan las operaciones -y las tasas impositivas- de las aseguradoras privadas.

Unos billones menos

Ahora, quienes buscan eliminar esa exención aseguran que ésta ha permitido que ante la falta de una firme regulación federal, algunos mercados estén dominados por un puñado de grandes corporaciones de seguros, y en algunos casos, sólo una o dos empresas dominan en un solo mercado.

Eso, que en efecto es un monopolio, elimina cualquier incentivo para que las compañías reduzcan los costos de sus seguros para los consumidores, porque básicamente cobran lo que quieren por la cobertura médica, según activistas.

Varios demócratas, entre ellos el líder de la mayoría del partido en el Senado, Harry Reid, y el presidente del Comite Judicial del Senado, Patrick Leahy, consideran que al privar a las empresas de esa protección se estaría incentivando una verdadera competencia de precios en los seguros de salud.Para convertirse en ley, la reforma de salud que finalmente se elabore en el Congreso necesitará al menos 60 votos en el Senado y 418 en la Cámara de Representantes.

publicidad

Menos costosa

Por otro lado, los demócratas en la cámara baja buscan reducir el costo que tendría la reforma de salud bastante por debajo de la cifra propuesta por Obama, al darle al gobierno una posición fuerte en la venta de seguros como competencia de las empresas privadas.

Obama pretende que el nuevo sistema no genere gastos superiores a $900,000 millones durante 10 años.

El costo inicial del proyecto que considera la Cámara de Representantes era de más de $1,000 billones, pero el martes los líderes demócratas allí recibieron una nueva estimación que dice que su plan, con una versión fortalecida de la llamada opción pública, costaría $871,000 millones, dijo un funcionario demócrata.

El cálculo de una oficina presupuestaria del Congreso era preliminar, dado que no había una decisión final sobre cómo será el plan público, dijo el funcionario legislativo, que pidió no ser identificado porque las discusiones se mantenían privadas.

El proyecto de la cámara baja le garantizaría una cobertura de salud al 96% de los estadounidenses que no la tienen y reduciría el déficit presupuestario de manera significativa.

Una reforma por $871,000 millones por parte de los representantes coincidiría con el principal proyecto en el Senado, uno por $829,000 millones que fue aprobado la semana pasada por la Comisión de Finanzas.

publicidad

La líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y otros legisladores progresistas se sumaron al pedido de Obama de que exista un plan de salud del gobierno que ayude a bajar los precios de los seguros. Los republicanos se oponen a un seguro del Estado y prometieron votar en contra de cualquier proyecto que lo incluya.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad