publicidad
El actor Wagner Moura, a la izquierda, le da vida al narcotraficante Pablo Escobar en la serie "Narcos" de Netflix pero para muchos hispanos, particularmente colombianos, su acento brasileño pesa en la recepción de su interpretación.

¿Qué hay tras el acento con el que hablamos español?

¿Qué hay tras el acento con el que hablamos español?

De "Narcos" a la defensa de la pronunciación de la reportera Vanessa Ruiz, exploramos porqué el acento que nos distingue crea debate.

El actor Wagner Moura, a la izquierda, le da vida al narcotraficante Pab...
El actor Wagner Moura, a la izquierda, le da vida al narcotraficante Pablo Escobar en la serie "Narcos" de Netflix pero para muchos hispanos, particularmente colombianos, su acento brasileño pesa en la recepción de su interpretación.

Por Carmen Graciela Díaz @carmen7graciela

El acento con el que hablamos es un mapa sonoro. Hablamos, nos escuchan y alguien sabe -o adivina- de dónde venimos. Algunos dan con nuestro país, otros nombran país tras país porque sonamos a ese lugar, porque pronunciamos de cierta forma o porque articulamos con rapidez o la cadencia del que se goza cada letra.

Dentro de la agenda noticiosa reciente, el español ha producido titulares y conversaciones en las redes sociales especialmente por los comentarios del magnate Donald Trump sobre los inmigrantes y sus críticas a Jeb Bush, su rival en la candidatura del Partido Republicano en las elecciones presidenciales de 2016, por usar el castellano en su campaña.  De esta discusión forman parte también la campaña #Acentúate de Fundéu y Twitter para que la acentuación no se escape de esa red social y la decisión del papa Francisco de ofrecer apenas 4 de los 18 discursos en inglés -el resto los dará en español- durante su viaje apostólico a Estados Unidos del 22 al 28 de septiembre.

publicidad

A eso se suma el discurso del Rey de España, Felipe VI, en el Miami Dade College donde exhortó a la promoción de la lengua española en EEUU y habló de un español que en este país tiene su propio perfil social y lingüístico. Allí pronunció que “no deja de ser fascinante que (la lengua española) pueda sonar como propia en un país que de facto tiene el inglés como idioma nacional".

El acento, ese indicador de identidad cultural, es parte integral de todas estas noticias como señal de la forma en que hablamos el idioma.

Narcos, la nueva serie de Netflix sobre el narcotraficante y líder del cartel de Medellín Pablo Escobar, ha agarrado a las audiencias y ha sido motivo de conversación, entre otros aspectos, por el acento.

El acento brasileño del actor Wagner Moura al interpretar a Escobar es un imán de reacciones en la serie que tiene diálogos en inglés y español. Un acento brasileño que le gana la batalla al acento paisa de lugares como Medellín. En entrevistas Moura ha contado que su preparación del personaje fue simultánea a su aprendizaje del español y a través de las redes sociales muchos han expresado la distracción que les produce  que este Pablo y otros personajes colombianos no tengan el acento de ese país.

“Me han dicho que el acento paisa es dulce, yo creo que es una mezcla de montaña y trópico, matizado por el uso del ‘vos’ que le da un toque añejo. Es arrastrado, como si quisiera pasar inadvertido”, dice el periodista de Medellín y autor del libro El hombre que no quería ser padre (Planeta, 2012), Alfonso Buitrago.

publicidad

No se trata de que Moura tenga que haber nacido con acento paisa para interpretar a Escobar, sostiene Buitrago, pero su acento le choca como a otros espectadores.

“Lo de Moura es admirable sobre todo por ser brasilero aunque no consigue el acento, algo imposible porque es como una marca de nacimiento, se vale del ‘vos’ y de expresiones muy locales para darle veracidad a su personaje. Yo sentí que era un Pablo que podía ser de cualquier lugar”, plantea Buitrago.

Es que, como escribió el filólogo Antonio Alatorre, “el idioma español es la suma de las maneras de hablarlo”. Y para los hispanohablantes, particularmente los colombianos, el acento de Moura parece distanciarse de la historia de su personaje aunque habría que considerar la audiencia a la que esta producción quiere apelar.

Sin embargo, según el locutor y actor de doblaje Orlando Urdaneta, “a veces eso está hecho muy a propósito para llamar la atención y depende de esa producción en específico”.

La pronunciación en otras esferas también ha mostrado ser centro de debate. La presentadora de 12 News en Phoenix, Vanessa Ruiz, defendió al aire y en las redes sociales su forma de pronunciar ciertas palabras en español en el noticiario en inglés en el que trabaja.

“Me gusta pronunciar ciertas cosas como se supone que sean pronunciadas y comprendo que el cambio pueda ser difícil pero es normal y con el tiempo sé que todo cae en su sitio”, expresó Ruiz hace unas semanas durante la emisión del noticiario de NBC-KPNX.

publicidad

Las críticas de algunos televidentes tienen como contexto al estado de Arizona en el que los inmigrantes representan un tema complejo y controvertido. Pero tales críticas y las voces a favor que luego surgieron por la defensa de Ruiz también evidencian hasta qué punto, el acento y las formas de hablar representan identidad.

“Cualquier aspecto de la lengua lo identificamos con lo que somos, con nuestro acento, el acento de nuestros padres y amigos y nuestro entorno”, sostiene el director académico del Instituto Cervantes en Nueva York, Fernando López, al discutir los aspectos emocionales e identitarios de cómo hablamos y sonamos.  

Pero muchas veces, esa identidad -a través del acento o el idioma- equivale a debate público. “El problema surge cuando usamos la lengua para atacarnos unos a otros cuando la debemos usar para hablarnos”, expone López.

En reacción a las críticas que la reportera Vanessa Ruiz recibió, López subraya que es importante entender la lengua en relación a una cultura. “Una lengua está muy relacionada con una forma de entender el mundo. Lo que queremos es que la cultura en el país que estemos comprenda otros modos de entender el mundo, la cultura y la vida, y que eso pueda servir para lograr un mundo más tolerante”.

Por eso es que las formas en que hablamos representan la diversidad de las regiones o países de dónde venimos, pero hay ciertas instancias en las que ese acento se modifica voluntaria o involuntariamente.

publicidad

Un ejemplo es el llamado acento neutro que abunda en la producción de muchas telenovelas en español, particularmente desde Miami.

“El acento neutro no es otra cosa que tratar de pronunciar todas las vocales y consonantes. En el doblaje es primordial para que todas las personas en todas las partes de habla hispana no lo sientan de ningún país”, explica Urdaneta, quien es profesor de voz, dicción y acento neutro en el Centro Internacional de Formación Actoral “Luz Columba” (CIFALC) en Miami.

Según Urdaneta, el acento puede distraer la atención de las audiencias al inevitablemente identificar de dónde viene ese actor o actriz. De la misma manera que hay un acento neutro, dice que en ciertos proyectos actorales también se procuran palabras “neutrales” que puedan entenderse a través de distintos países hispanos.

En las telenovelas, agrega Urdaneta, la neutralización del acento se busca para unificar el elenco y para que las audiencias no sientan “extraño” ese acento.

Fuera de la ficción, el acento revela un cuento geográfico y muchas intenciones con las que los hablantes comunican sus ideas.

“En la universidad tenía una profesora de fonética que decía que el mensaje estaba más puesto en la entonación que en las palabras”, plantea López. “La información no está solo en las palabras sino en muchas más cosas. El acento tiene informaciones”. O, como escribió el periodista Álex Grijelmo, el sonido de las palabras representa “la fachada que vemos antes de conocer sus habitaciones”.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad