publicidad

Psiquiatra de James Holmes reportó su comportamiento a colegas

Psiquiatra de James Holmes reportó su comportamiento a colegas

La psiquiatra que trataba a James Holmes estaba tan preocupada por su comportamiento que lo comentó con sus colegas y temía que fuera un peligro para otros.

Preocupación por comportamiento de Holmes

La psiquiatra que trataba al sospechoso de la masacre en un cine de Aurora, Colorado, estaba tan preocupada por su comportamiento que lo comentó con sus colegas y señaló que podría ser un peligro para otros, reportó una fuente a CNN

¿Consideras que masacres como ésta pueden evitarse? Opina en nuestros Foros.

Las preocupaciones de la psiquiatra surgieron los primeros días de junio, casi seis semanas antes de la masacre ocurrida el 20 de junio. 

Llamadas a equipo de evaluación de conducta y amenazas del campus

CNN reportó que un documento presentado el viernes reveló que Holmes era un paciente de la psiquiatra Lynne Fenton, de la Universidad de Colorado, antes del ataque. 

Las fuentes dijeron a una filial de CNN que Fenton contactó a diversos miembros de un equipo encargado de evaluar la conducta y amenazas para comunicarles que Holmes podría representar un peligro para otros. 

CNN explicó que este equipo "BETA", por sus siglas en inglés, cestá conformado por personal clave de varios departamentos de la universidad que tienen experiencia específica para la evaluación de amenazas potenciales en el campus de la universidad, según la descripción proporcionada por el sitio web de la institución educativa.

También se informó a CNN que los oficiales de la universidad nunca contactaron a la policía de Aurora a pesar de las preocupaciones de la psiquiatra. 

publicidad

CNN detalló que "Fenton hizo llamadas para involucrar al equipo BETA en los primeros 10 días de junio, pero nunca se concretó, porque cuando Fenton se encontraba en pláticas con el equipo, Holmes abandonó la escuela", según dijo una fuente. 

Las fuentes dijeron a CNN que cuando Holmes se retiró, el equipo BETA "no tenía control sobre él". 

Sin embargo, se desconoce qué fue lo que Holmes dijo a la psiquiatra que hizo que ella se preocupara tanto. 

Una fuente considera que Holmes "tuvo que haberle dicho que había emprendido acciones para hacer que algo sucediera". 

Se desconoce si Fenton continuó atendiendo a Holmes luego de que éste abandonara la universidad o si tenía contacto con él, según información proporcionada con fuentes familiarizadas con la investigación. 

Filtración de información privilegiada

Días después del tiroteo, se filtró información que señalaba que Holmes le había enviado a una psiquiatra un paquete conteniendo una libreta con descripciones de un ataque.

Los abogados de Holmes presentaron una moción, que establece que la filtración violó el secreto de sumario ordenado por el juez en el caso y puso en riesgo el derecho de Holmes a un juicio justo.

"La revelación gubernamental de esta información confidencial y privilegiada ha colocado en serio riesgo los derechos constitucionales del señor Holmes a un debido proceso y a un juicio justo por un jurado imparcial", dijeron los abogados en el documento.

publicidad

La moción agregó que el paquete contenía diálogos entre Holmes y su psiquiatra que deberían ser protegidos de la vista pública. El documento describe a Holmes como un "paciente psiquiátrico" de la psiquiatra Lynne Fenton.

Enfrenta 142 cargos

La fiscalía inculpó el lunes a James Holmes de 24 cargos de asesinato y 116 de intento de asesinato por la agresión perpetrada en la sala de cine de Aurora, en una de las peores masacres de la historia reciente de Estados Unidos, informó AFP.

Doce personas murieron y 58 resultaron heridas el viernes 20 de julio, cuando un hombre irrumpió en el estreno de medianoche de la última cinta de Batman, "The Dark Knight Rises", y comenzó a disparar al público a mansalva.

Por cada una de las 12 víctimas que fallecieron, Holmes fue acusado de dos cargos: uno de asesinato en primer grado y otro de asesinato en segundo grado con "indiferencia depravada".

También recibió un cargo por posesión de explosivos.

Los fiscales han dicho que les tomará varias semanas decidir si pedirán la pena de muerte, un largo proceso que exige la presencia en los tribunales de los testigos y puede resultar psicológicamente devastador.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad