publicidad
Témpanos de hielo flotan sobre el río Hudson en Nueva Jersey en enero de 2014, cuando un vórtice polar entró a EEUU.

Pronostican regreso del vórtice polar a EEUU

Pronostican regreso del vórtice polar a EEUU

Una ráfaga de viento polar está a punto de enviar temperaturas gélidas al corazón de Estados Unidos.

Témpanos de hielo flotan sobre el río Hudson en Nueva Jersey en enero de...
Témpanos de hielo flotan sobre el río Hudson en Nueva Jersey en enero de 2014, cuando un vórtice polar entró a EEUU.

El frío polar amenaza con volver al corazón de Estados Unidos la próxima semana. Es el retorno del vórtice polar que trajo temperaturas por debajo de los 40 grados bajo cero en enero en el centro y norte de la nación.

De acuerdo con expertos de AccuWeather la corriente de aire polr girará hacia el sureste en los estados centrales y orientales desde el domingo 9 de noviembre hasta el viernes 14. Las áreas más afectadas por el vórtice del Ártico serían las planicies del norte y centro de los Grandes Lagos, la costa superior del Golfo y los Apalaches.

El peor de los fríos se sentirá en Fargo, Dakota del Norte, St. Louis, y de Minneapolis a Chicago a partir del martes. También los días fríos se sentirán a lo largo del sur y de la costa atlántica a finales de la semana y la próxima semana.

publicidad

Este nuevo vórtice polar afectaría a unos 243 millones de personas con temperaturas de un sólo dígito y caída de nieve.

Megan Glaros, meteorólogo de WBBM dijo a CBS News explicó que los restos del tifón Nuri crearán una gran corriente conectándose con la gran masa de aire ártico llevando las temperaturas hasta 10 o 30 grados por debajo del promedio.

Pese a que los meteorólogos no esperan que este vórtice polar sea tan desastroso como el del año pasado, sí pronostican que las temperaturas bajarán más que de costumbre y por un tiempo más largo de lo normal.

Recomendaciones

Quienes puedan quedarse en casa tampoco deben bajar la guardia: aunque sea tentador subir la calefacción, lo que los expertos recomiendan es mantenerla relativamente baja y cobijarse bajo la manta del sofá, para evitar cortes eléctricos.

Otra recomendación a tener en cuenta es proteger las tuberías de las casas y negocios, porque las temperaturas gélidas pueden hacer que se rompan y provocar inundaciones, como ya ha ocurrido en algunos lugares de Boston.

Las autoridades recuerdan que los síntomas de la congelación son la pérdida de la sensibilidad y la palidez en dedos, orejas y nariz. La hipotermia se manifiesta con la pérdida de memoria, desorientación, fatiga y los escalofríos.

En este caso, lo que debe hacerse es llevar a la víctima a un lugar cubierto, darle bebidas calientes y luego acudir al médico.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad