publicidad
El ingeniero venezolano Rafael Reif asume como presidente del prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT), el perimer latinoamericano en alcanzar tan importante puesto. (Foto de Angela Millan-Epstein).

Primer Latino nombrado presidente de la prestigiosa MIT

Primer Latino nombrado presidente de la prestigiosa MIT

Rafael Reif es el el primer Latino que tiene una de las posiciones más influyentes en la educación de la ciencia y la tecnología en el mundo.

El ingeniero venezolano Rafael Reif asume como presidente del prestigios...
El ingeniero venezolano Rafael Reif asume como presidente del prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT), el perimer latinoamericano en alcanzar tan importante puesto. (Foto de Angela Millan-Epstein).

Rafael Reif no hablaba inglés cuando llegó a California, pero eso no le impidió aprender y superarse para conseguir metas

Por: Angela Millan-Epstein

Rafael Reif habla despacio, con la claridad de la mente de un ingeniero y la certeza de una persona cuyo conocimiento y experiencias lo llevaron a ser el primer Latino que tiene una de las posiciones más influyentes en la educación de la ciencia y la tecnología en el mundo. Aún así, mientras uno escucha al venezolano Rafael Reif explicar cómo se convirtió en el Presidente del Massachusetts Institute of Technology (MIT), se puede ver a un hombre de mente abierta que permanentemente   explora y observa el mundo a su alrededor. Pero también se nota su buen humor y su calidez caribeña.

publicidad

Su humildad dirigiéndose a un público de intelectuales del mundo de la tecnología, los mismos que empujan en cambio y la transformación a través de sus investigaciones y de innovación científica, contrasta dramáticamente con el importante papel que juega en la forma y el destino que está tomando la educación en el Instituto que lidera.

Su historia no es muy diferente de la de muchos inmigrantes que llegaron a este país con un sueno y un plan: mejorar nuestras vidas. Creció, como el mismo describe, en una familia “rica en integridad, principios y valores, pero pobre en todo lo material”. Nació en Venezuela en una familia pobre y sobreviviente del Holocausto Alemán y su decisión de convertirse en ingeniero fue motivada por el deseo de la estabilidad económica que no tuvo en su niñez; así pasa a ser la primera generación de su familia que va a la Universidad.

Fuente de inspiración

Después de graduarse como ingeniero eléctrico de la Universidad de Carabobo, el doctor Rafael Reif es aceptado en la Stanford University en California y hace un master que, sin saber, le cambiaria la vida. Pero eso no fue lo único que hizo; también se convirtió en una fuente de inspiración para muchos que lo ven como la prueba de que nuestros sueños nos persiguen y de que este, es todavía el país donde uno puede construir nuevos comienzos.

publicidad

Rafael Reif no hablaba inglés cuando llegó a California, pero eso no le impediría aprender y su deseo de superación era más fuerte que su inhabilidad de entender la nueva lengua. Entonces, ¿cómo hizo? Tomó notas del sonido de las palabras y luego, en su dormitorio, trataba de descifrar la clase. No es difícil entender por qué este hombre está hoy al timón de una institución donde resolver problemas usando la creatividad, la investigación y la aplicación de tecnologías es su oferta central, una oferta que no la rivalizan sino muy pocas instituciones en el mundo.

Camino de logros

Su historia, atada al holocausto "uno de los periodos más negros de la historia de la humanidad-, la pobreza y las peculiaridades de un país tercermundista es, quizás, lo que le ayuda a comprender mejor las realidades de un mundo global donde no en todas partes la abundancia es lo ordinario o la educación superior la norma. A Rafael Reif se le acredita por haber trabajado fuerte durante los últimos siete años organizando las finanzas que amenazaban la propia solidez de MIT y también por promover la estrategia de diversidad y globalidad.

Antes de ser nombrado Presidente, este Venezolano era el Provost del Instituto, la persona con el rango más alto en operaciones y administración, y ha estado en Cambridge desde 1980, a donde llego a regañadientes y por la insistencia de un amigo científico que le pidió que se presentara como facultativo.

publicidad

Allí se presentó después de terminar sus estudios en Stanford y de paso a Venezuela, en donde esperaba comenzar su vida en la academia.

El reto

La historia de su vida, junto con su acogedora actitud, hace que MIT se vea más cálido y cercano para aquellos que tienen la noción de que esta es una institución fría y arrogante, llena de geeks y nerdos. Está muy claro que la era de Rafael Reif será una de colaboración, acercamiento e integración. Uno de sus cinco objetivos más importantes es continuar “logrando contribuciones significativas en el área de la diversidad y la raza, la equidad y la inclusión” y acepta que aún hay mucho que hacer en este campo, pero también asegura, sin temor a equivocarse, que ellos tienen el poder de lograr este objetivo, de la misma manera como cuando hace unos anos MIT corrigió las inequidades existentes con las mujeres facultativas y se convirtió en un modelo de progreso.

Esta clara línea de pensamiento y operación es buena noticia para los Latinos y las minorías que ven en el doctor Reif no solo un símbolo de inspiraciones, sino un abogado de su inclusión. El sabe bien que preside sobre una cultura donde reina la meritocracia, una cultura que no tuvo ambivalencia en el momento de depositar su confianza y nombrar a un extranjero en su timón para liderar la reinvención de MIT en un mundo de menos paredes y cambios vertiginosos. Abrirle las puertas y cultivar la diversidad de talento hace de MIT el lugar donde cualquier cosa es posible, desde grandes invenciones hasta grandes historias humanas, una mentalidad que permite que este tipo de instituciones se conviertan en el centro de la invención y la creación.

publicidad

El MIT sabe que el talento existe en todas los estratos demográficos. Sus últimos esfuerzos para ser eficiente y más sostenible también tenía en mente la accesibilidad económica de los estudiantes con pocos privilegios que temen aplicar por temor a los costos, dejando atrás la opción de participar en el mundo de la innovación tecnológica. Hoy 14% de los estudiantes matriculados son Hispanos, 613 son undergraduate, 265 están haciendo maestrías o doctorados y entre los undergraduate el 14% son los primeros que en su familia logran un título de educación superior, incluyendo a su propio presidente, el Venezolano de 62 anos que un día se animó a empacar un sueño entre el bolsillo y se animo a salir.

La celebración

La atmosfera durante los tres días de celebración no estuvo corta de las formalidades propias del evento, pero también hubo divertidos simposios y debates sobre el futuro de la educación y cómo las tecnologías, algunas inventadas en el mismo MIT, están forzando a los educadores a buscar nuevos caminos porque están cambiando las maneras de educar y aprender. Estas tecnologías que han hecho que el mundo sea más pequeño son genuinamente investigadas en el Instituto y es Rafael Reif quien tiene la responsabilidad de que MIT de forma a los nuevos modelos de educación, en un mundo diferente lleno de riesgos y oportunidades.

publicidad

Cientos de ex-alumnos, científicos y delegados de universidades de todo el mundo asistieron a la inauguración y escucharon el visionario discurso del venezolano. El evento, que empezó con la música de Handle, terminó con una rumba compuesta especialmente para el nuevo presidente y fue un importante evento para esta solida, establecida y respetada institución. Pero para los Latinos e inmigrantes fue un momento histórico.

Nota: La autora de este reportaje, Angela Millan-Epstein, ha trabajado como periodista-reportera de Univision y presentadora del Canal de Noticias de NBC, y en tecnología con IBM y ScreamingMedia, entre otros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad