publicidad

Presidentes de América Latina esperan cambios con la administración de Obama

Presidentes de América Latina esperan cambios con la administración de Obama

La inminente asunción de Obama como presidente de Estados Unidos ha generado expectativa al sur del Río Grande.

Que no vea solo 'narcos'

La inminente asunción de Barack Obama como presidente de Estados Unidos ha generado expectativa entre algunos líderes de América Latina, como Luiz Inacio Lula da Silva, de Brasil, quien dijo que espera del nuevo gobierno una "nueva mirada", para que no vea en la región simplemente comunistas, terroristas y "narcos".

Por su parte, el mandatario boliviano, Evo Morales, se mostró optimista sobre el recambio en Washington; mientras que su par venezolano, Hugo Chávez, lamentó que Obama "repita" el mismo discurso hacia su país que Bush.

"Yo espero que Obama tenga sensibilidad, que mire a la región de forma diferente. Porque aquí veían primero comunistas, después terroristas, después traficantes de drogas. Y con esa nueva mirada de solidaridad, espero que Obama tenga buenas relaciones con nuestros países", dijo Lula a la prensa en Corumbá, estado de Mato Grosso do Sul.

Para Lula "donde antes veían comunistas o terroristas deben ahora ver democracia, la fuerza de la democracia. Y al mirar de esa forma, será más armónica la relación con los países de América Latina, no será más esa relación de sumisión que existió a lo largo de la historia".

En la visión de Lula, la elección de Obama "fue una cosa extraordinaria" y por eso, Estados Unidos debe aprovechar la oportunidad para adoptar esa nueva mirada a los países de América del Sur, y también de los de América Central, "que dependen de sus exportaciones al mercado estadounidense".

publicidad

Este nuevo escenario, apuntó el mandatario brasileño, permitirá que se construya una relación "con Estados Unidos en que ellos no sean los soberanos, sino que sea una relación de iguales, de jefes de estado legitimados por el voto popular".

Lula hizo las declaraciones en Corumbá, ciudad de la frontera con Bolivia donde se reunió con su homólogo boliviano Evo Morales, cuyo gobierno mantiene tensas relaciones con la actual administración estadounidense.

Morales

"Siento que el nuevo gobierno, el nuevo presidente de Estados Unidos tiene la gran oportunidad de mejorar las relaciones con toda Latinoamérica", afirmó Morales en conferencia de prensa en Ladario, un poblado del oeste de Brasil, donde firmó con su homólogo brasileño Luiz Inácio Lula da Silva acuerdos de integración.

Para Morales -quien expulsó el año pasado al embajador de Estados Unidos y a la DEA (agencia antidrogas), acusando a ambos de conspirar contra su gobierno- Bolivia desea tener buenas relaciones con el país del norte, basadas en el respeto mutuo.

¡Ay compadre!

Las buenas relaciones políticas y económicas -según Morales- pasan porque "no haya condicionamientos, imposiciones, ni chantajes, ni venganzas politicas", al aludir la decisión de Washington de suspender desde diciembre pasado la ley de preferencias arancelarias andinas ATPDEA.

publicidad

El saliente presidente estadounidense George W. Bush tomó esa determinación, criticando la "escasa colaboración" de La Paz a la lucha contra el narcotráfico, requisito esencial para acceder a la norma arancelaria que también beneficia a Colombia, Ecuador y Perú.

Chávez

Por otro lado, el presidente venezolano, Hugo Chávez, lamentó que el gobernante electo de EU., Barak Obama, "repita" el mismo discurso contra Venezuela que ha mantenido el presidente saliente, George W. Bush, y reiteró que su gobierno se hará respetar en cualquier frente, incluido el diplomático.

Chávez dijo que, en una entrevista con una cadena estadounidense que no identificó, Obama hizo este lunes duras críticas al gobierno de Venezuela por sus supuestos nexos con grupos "terroristas" como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"A nosotros nos preocupa mucho esto, él (Obama) me tiró una pedrada", dijo Chávez, en un acto en el que promovió la enmienda constitucional para instaurar la reelección ilimitada, que impulsa para poder optar en 2012, por tercera vez consecutiva, a la ratificación en la jefatura del Estado.

Según el mandatario venezolano, Obama expresó que cree "que Chávez ha sido una fuerza que ha interrumpido el progreso en la región", y que el país sudamericano "está exportando actividades terroristas".

publicidad

"¡Ay compadre, cómo vas a decir eso! (...) ¡Ay presidente Obama, va a comenzar lanzando piconazos (mal lanzamiento en béisbol). ¿Será que me confundió con Bush?", dijo el presidente de Venezuela, quinto exportador mundial de crudo y uno de los principales abastecedores de Estados Unidos.

"Repite lo mismo"

A juicio del gobernante, Obama lo confunde con el presidente saliente de Estados Unidos, porque, según dijo, "quien ha interrumpido el progreso en la región y el progreso del mundo es Bush", que además le deja al nuevo gobernante demócrata una "herencia terrible como es crisis económica, social y moral".

Chávez consideró que con sus recientes críticas contra Venezuela Obama "está repitiendo lo mismo que Bush", lo que, opinó, "es lamentable" porque hace que comience con mal pie la relación bilateral.

"Miren lo que comenzó diciendo (Obama), ¿Qué nos espera entonces? Seguir luchando. Ahora si él viene (Obama) a respetar a Venezuela, recibirá una respuesta respetuosa, si viene a dialogar, dialogaremos sin condiciones, con respeto, ¡porque este país y este pueblo se respeta señor Obama!", expresó Chávez.

Sin embargo, el mandatario venezolano consideró que el presidente electo de Estados Unidos está "a tiempo de rectificar" y de verificar la "realidad" del país suramericano.

publicidad

"Estamos a tiempo de que Obama rectifique. Ojalá tenga el más elemental respeto a las normas de la diplomacia (...) y deje de apoyar estos movimientos fascistas" en Venezuela, como Chávez califica a la oposición en el país.

El mandatario insistió en que el Gobierno de Bush supuestamente es el jefe de la "oposición fascista" venezolana, y le da directrices para "desestabilizar" el país con acciones como provocar incendios en el cerro Ávila, que rodea la capital.

Venezuela y EU suspendieron sus relaciones diplomáticas en septiembre de 2008 a raíz de la expulsión del embajador en Caracas, Patrick Duddy, en "solidaridad" con una acción similar que había tomado el presidente boliviano, Evo Morales.

El gobierno de EU, a su vez, expulsó entonces al embajador de Venezuela en Washington, Bernardo Álvarez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad