publicidad

Por qué ganó la izquierda en El Salvador

Por qué ganó la izquierda en El Salvador

La razón primordial es que los salvadoreños no vieron una mejoría en sus vidas cotidianas con el partido ARENA.

Pero para esta elección hay que tomar en cuenta mucho más que una creciente tendencia en la región. Hay que considerar la historia de un país que fue destruido por una guerra civil de 12 años que dejó 75 mil muertos y que ha estado dividido ideológicamente durante las pasadas dos décadas. Estados Unidos invirtió millones de dólares en esa guerra en apoyo al ejército salvadoreño.Después de firmar el tratado de paz en 1992 el grupo rebelde izquierdista FMLN prometió dejar las armas y luchar por el poder a través de la vía electoral. Sin embargo, el ultraconservador partido ARENA retuvo la presidencia durante los últimos 20 años. Así, que ¿por qué ahora? ¿Por qué pudo el grupo izquierdista derrotar a un partido apoyado por los ricos y poderosos en la pequeña nación centroamericana?Para empezar Funes, un ex periodista, fue el primer candidato a la presidencia del FMLN que no fue un cabecilla rebelde. El se presentó al electorado como un líder creíble y pragmático, dispuesto a gobernar desde el centro.Las promesas de Funes Según Kenneth Roberts, profesor de gobierno en la Universidad de Cornell, Funes mostró interés en ayudar a los pobres y crear más oportunidades de empleo con programas sociales. Música para el oído en un país que sufre los efectos de la crisis financiera y donde todavía se alimentan las heridas que dejara abiertas la sangrienta guerra civil.La violencia todavía abunda en El Salvador, con pandillas juveniles creadas por ex miembros del ejército y grupos rebeldes que irradian terror a través del país.En resumen, la izquierda ganó en El Salvador porque los salvadoreños no vieron una mejoría en sus vidas cotidianas, porque ARENA no cumplió sus promesas, porque el crecimiento económico no fue más allá de los ciudadanos ya ricos y porque más de la mitad de la población todavía vive en la pobreza.Aunque Funes ganara la elección por menos de tres puntos porcentuales, empieza su presidencia con un mandato. No hubo denuncias de fraude ni informes de irregularidades durante el proceso electoral. El FMLN ha probado ya que es capaz de gobernar habiendo tenido la alcaldía de San Salvador, la capital, durante los últimos 12 años, y siendo ahora el partido mayoritario en la Asamblea Legislativa.

publicidad

Susan Purcelll, directora del Centro para Política Hemisférica de la Universidad de Miami, cree que es demasiado pronto juzgar qué clase de gobierno hará Funes. No está aun claro si Funes seguirá la directriz del presidente brasileño Luis Inacio Lula Silva quien tiene un gobierno de centro-izquierda o tendrá un enfoque más radical como Hugo Chávez de Venezuela, Daniel Ortega de Nicaragua o Evo Morales de Bolivia. "La pregunta no es si él es de izquierda o de derecha, sino si estará gobernando o no de manera responsable y democrática", dice Purcell. Ella cree que el resultado de la elección en Estados Unidos pudo haber influido en los resultados en El Salvador. "El pueblo decidió que está listo para un cambio. Ven a Obama como el presidente del cambio en Estados Unidos y sintieron que querian lo mismo para ellos". La relación con EUPoco después del triunfo de Funes en las urnas, el presidente Barack Obama habló con el presidente electo y lo felicitó por su histórica victoria. Obama dijo que esperaba trabajar con la nueva administración salvadoreña en asuntos de interés común incluyendo "crecimiento económico, lucha contra la pobreza, cooperación energética y seguridad".Los ex presidentes George W. Bush y Tony Saca de El Salvador sostuvieron una estrecha relación. Saca visitó Washington a menudo y El Salvador fue el único país de la región que continuó enviando tropas a Irak en apoyo a las fuerzas de la coalición.Con nuevos gobiernos de oposición tanto en Estados Unidos como en El Salvador, no se esperan cambios en las relaciones entre los dos países. Pero los ciudadanos de ambos países esperan que el cambio llegue con los nuevos gobiernos a quienes apostaron en las urnas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad