publicidad
.

Pizzas invaden a la Casa Blanca logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9b...

Pizzas invaden a la Casa Blanca

Pizzas invaden a la Casa Blanca

El presidente de EU, Barack Obama, ha pedido a su pizzero favorito que se traslade a la Casa Blanca para una cena.

El propietario del restaurante, Chris Sommers, recibe muchos encargos de toda su ciudad, pero ésta es la primera vez que le llega un pedido desde el número 1600 de la Avenida Pensilvania de Washington, donde reside el presidente estadounidense, informaron medios locales.De acuerdo con la edición digital del diario Chicago Tribune, Sommers y su socio, Ryan Mangilardo, no dudaron ni un segundo y volaron a la capital estadounidense con un cargamento de masa, queso y todos los utensilios necesarios para preparar una cena deliciosa para amigos y familiares de Obama y personal de la Casa Blanca.La revista People indicó que Sommers, de 33 años, hará 20 pizzas en la cocina de la Casa Blanca para los invitados de la familia Obama, una idea orquestada aparentemente por el asistente personal del presidente, Reggie Love.El mandatario estadounidense se enamoró en octubre pasado de las pizzas de Sommers cuando las probó durante un acto de campaña en Misuri, recuerda la encargada adjunta del restaurante, Lindsey Tornetto.Sommers, que apoyó a Obama en las elecciones, ofreció entonces al presidente enviarle unas pizzas congeladas después de las elecciones generales, pero le dijeron que no podía enviar alimentos a la Casa Blanca debido a las normas de seguridad, explicó People.

publicidad

Por eso, Reggie Love, uno de los ayudantes más cercanos de Obama y que

también adora las pizzas de Sommers, hizo las gestiones pertinentes

para traerse al cocinero a la Casa Blanca."Será una cena

informal. Ojalá tengamos la oportunidad de saludar al presidente", dijo

Sommers, quien ha llevado consigo a Washington a Mangilardo, de 27

años, y Anne Schuermann, de 24, su novia.Tornetto señaló desde Saint Louis que el equipo "está muy contento" con el encargo de Obama."Es surrealista. Es un gran honor", afirmó Sommers, según la edición digital de Politico.El inusual encargo de Obama será un honor para unos pero para otros, la comunidad de pizzeros en Chicago, no tanto.Marc

Malnati, propietario de 30 Lou Malnati's pizzerías en el área de

Chicago, de donde es el presidente estadounidense, ha dicho que nunca

ha escuchado nada de Pi y que tenía que asumir que la elección de Obama

respondía a una falta de experiencia en el mundo de las pizzas, según

el Chicago Tribune."Me gusta su política económica. Creo que

nos va a sacar de los problemas. Me gusta su política exterior, hace

amigos en todo el mundo. Su política pizzera tiene que cambiar",

afirmó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad