publicidad

Pizzas invaden a la Casa Blanca

Pizzas invaden a la Casa Blanca

El presidente de EU, Barack Obama, ha pedido a su pizzero favorito que se traslade a la Casa Blanca para una cena.

El propietario del restaurante, Chris Sommers, recibe muchos encargos de toda su ciudad, pero ésta es la primera vez que le llega un pedido desde el número 1600 de la Avenida Pensilvania de Washington, donde reside el presidente estadounidense, informaron medios locales.De acuerdo con la edición digital del diario Chicago Tribune, Sommers y su socio, Ryan Mangilardo, no dudaron ni un segundo y volaron a la capital estadounidense con un cargamento de masa, queso y todos los utensilios necesarios para preparar una cena deliciosa para amigos y familiares de Obama y personal de la Casa Blanca.La revista People indicó que Sommers, de 33 años, hará 20 pizzas en la cocina de la Casa Blanca para los invitados de la familia Obama, una idea orquestada aparentemente por el asistente personal del presidente, Reggie Love.El mandatario estadounidense se enamoró en octubre pasado de las pizzas de Sommers cuando las probó durante un acto de campaña en Misuri, recuerda la encargada adjunta del restaurante, Lindsey Tornetto.Sommers, que apoyó a Obama en las elecciones, ofreció entonces al presidente enviarle unas pizzas congeladas después de las elecciones generales, pero le dijeron que no podía enviar alimentos a la Casa Blanca debido a las normas de seguridad, explicó People.

publicidad

Por eso, Reggie Love, uno de los ayudantes más cercanos de Obama y que

también adora las pizzas de Sommers, hizo las gestiones pertinentes

para traerse al cocinero a la Casa Blanca."Será una cena

informal. Ojalá tengamos la oportunidad de saludar al presidente", dijo

Sommers, quien ha llevado consigo a Washington a Mangilardo, de 27

años, y Anne Schuermann, de 24, su novia.Tornetto señaló desde Saint Louis que el equipo "está muy contento" con el encargo de Obama."Es surrealista. Es un gran honor", afirmó Sommers, según la edición digital de Politico.El inusual encargo de Obama será un honor para unos pero para otros, la comunidad de pizzeros en Chicago, no tanto.Marc

Malnati, propietario de 30 Lou Malnati's pizzerías en el área de

Chicago, de donde es el presidente estadounidense, ha dicho que nunca

ha escuchado nada de Pi y que tenía que asumir que la elección de Obama

respondía a una falta de experiencia en el mundo de las pizzas, según

el Chicago Tribune."Me gusta su política económica. Creo que

nos va a sacar de los problemas. Me gusta su política exterior, hace

amigos en todo el mundo. Su política pizzera tiene que cambiar",

afirmó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad