publicidad
Matrícula consular.

Piden a gobernador Carolina del Norte vetar ley que rechaza matrículas consulares

Piden a gobernador Carolina del Norte vetar ley que rechaza matrículas consulares

Asociaciones pidieron a Pat McCroy que vete la ley HB 318 que busca no aceptar matrículas consulares como identificación y prohíbe las ciudades santuarios

Matrícula consular.
Matrícula consular.

Decenas de organizaciones en Carolina del Norte solicitaron el miércoles al gobernador del estado, Pat McCrory, que vete la ley HB 318 que elimina las matrículas consulares y prohíbe las ciudades santuarios.

En una carta, los grupos pidieron al republicano que "ejerza su liderazgo" y "mantenga las comunidades seguras" al vetar una legislación que consideran "antiinmigrante" y "perjudicial para la comunidad trabajadora".

Asimismo, al menos cien personas se presentaron en las oficinas de McCrory, en el antiguo Capitolio de Raleigh, la capital del estado, para expresar su descontento ante la aprobación de la ley en la Cámara de Representantes el martes por la noche.

Gritando consignas de "McCrory escucha, estamos en la lucha", los inmigrantes y sus aliados demandaron una reunión con el gobernador que al final del día no fue concedida, pero dejaron más de 1000 firmas de solicitud de veto de la HB 318.

Entre otros puntos, la legislación estipula que ningún condado de Carolina del Norte podrá poner en efecto medidas locales que restrinjan la aplicación de las leyes federales de inmigración, y veta que las agencias policiales localidades no compartan información sobre los indocumentados con las autoridades federales.

Asimismo, la HB 318 obliga a que los contratistas y los subcontratistas del estado a someterse al sistema E-Verify, que verifica el estatus migratorio de los trabajadores de entidades públicas y empresas privadas.

Sin embargo, y a última hora, los legisladores decidieron mantener la aceptación de las identificaciones municipales como forma de identificación de los inmigrantes ante los agentes del deber como la policía y los alguaciles.

Esteban Linares, representante del grupo Henderson Fuerza Activa, comentó que la propuesta HB 318 "venía siendo discutida por los legisladores desde hace algún tiempo", y fue dejada a lo último para dar "la espalda a los inmigrantes".

"Carolina del Norte no tiene necesidad de atacar a la comunidad inmigrante. En vez de avanzar, estamos retrocediendo con estas políticas dañinas para los trabajadores. Pedimos al gobernador que rectifique y vete la ley", enfatizó Linares.

Linares reiteró que la matrícula consular mexicana es utilizada principalmente por los ciudadanos de México para identificarse ante las autoridades y que negarla "perjudicará enormemente a esa comunidad".

Por su parte, el reverendo William J. Barber II, presidente del capítulo de Carolina del Norte de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NC NAACP), catalogó el movimiento de "última hora" de los legisladores como "inmoral".

"Esta legislación es extremista, que va en contra de los inmigrantes, las personas de color, los pobres, y en contra de lo que es Carolina del Norte, un lugar de progreso y desarrollo. Los inmigrantes no estarán más seguros porque no podrán identificarse ante las autoridades y aumentará la desconfianza", destacó hoy Barber en un comunicado.

Hasta el momento, la oficina del gobernador McCrory no se ha pronunciado antes las demandas de los grupos. 


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad