publicidad
El rey Pelé.

Pelé dice que es “una vergüenza” los retrasos en las obras del mundial

Pelé dice que es “una vergüenza” los retrasos en las obras del mundial

La estrella brasileña del fútbol, Pelé, criticó con dureza los atrasos en las obras del Mundial Brasil 2014.

El rey Pelé.
El rey Pelé.

La estrella brasileña del fútbol, Edson Arantes do Nacimento, Pelé, criticó con dureza los atrasos en las obras del Mundial Brasil 2012, que arranca el próximo 12 de junio.

publicidad

Las declaraciones del astro del fútbol mundial fueron publicadas al diario alemán Bild y reproducidas por la agencia almena DPA.

"Es inaceptable que algunos estadios no estén terminados. Tuvimos muchos años, un tiempo más que suficiente. Es una vergüenza", dijo Pelé faltando tres semanas para el inicio del campeonato.

Los mayores problemas se registran en las obras del estadio Arena Corinthians, de Sao Paulo, sede del partido inaugural.

El lunes el Secretario General de la FIFA, Jérôme Valcke, afirmó que el estadio Arena Corinthians "todavía necesita el 100% de empeño de todos para garantizar la estructura necesaria en la apertura".

Valcke se pronunció así en su cuenta de Twitter tras visitar el estadio, donde el domingo se jugó el primer partido oficial entre el Corinthians y el Figueirense, ante 36,694 espectadores.

Los aficionados no tuvieron acceso a dos graderíos temporales, que suman cerca de 20,000 asientos y permitirán elevar el aforo a 68,000 personas durante el torneo.

Pelé dijo que esperaba “con mucha ilusión los partidos… Pero cuando pienso en todo lo que ocurre alrededor, me preocupo. Es algo que me frustra".

Las preocupaciones por el retraso en las obras no son nuevas. La semana pasada, a un mes para festejar el inicio de la Copa del Mundo, las advertencias dieron la vuelta al mundo: las obras se arrastran en cuatro estadios mientras la inseguridad aumenta en Rio de Janeiro, reportó la agencia AFP.

publicidad

El sueño brasileño de reformar y construir 12 estadios para acoger el Mundial y mostrar al mundo su poderío de gigante emergente, fue opacado por una ola de críticas no solo de la FIFA, sino de los propios brasileños debido a los $11,000 millones que costará el torneo al erario público.

La presidenta Dilma Rousseff, que se juega la reelección en octubre, ha inaugurado ya casi todos los estadios de la Copa del Mundo, pero el inaugural de Sao Paulo, más otros tres (Curitiba, Cuiabá y Porto Alegre) siguen en obras.

“Hemos vivido un infierno en Brasil”, confesó la semana pasada Valcke.

 

La fiebre del Mundial se incrementa con los álbumes /Univision

Algunos políticos se oponen a la Copa, y la FIFA ha tenido que negociar con tres niveles de gobierno  (federal, estatal, municipal), explicó. Además, en 2012 hubo elecciones y muchos interlocutores cambiaron.

Todas las ciudades sede debían tener 4G. Pero el internet wi-fi no funcionará bien en la mitad de los estadios  (adiós a las selfies) y habrá problemas en la operación de aeropuertos, alerta desde ya el gobierno brasileño, reportó la AFP.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad