publicidad

Para Rousseff los "pesimistas" del Mundial entraron en el juego perdiendo

Para Rousseff los "pesimistas" del Mundial entraron en el juego perdiendo

La presidenta de Brasil dice que el país tiene aeropuertos, estadios y energía, en contra de lo que se pensaba.

A un día del inicio del Mundial, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó en red nacional de televisión que los "pesimistas" en torno a la celebración de la competición entraron en el terreno de juego "perdiendo".

"Como se dice en el lenguaje del fútbol: entrene es entrene, partido es partido. En el partido, que empieza ahora, los pesimistas ya entraron perdiendo. Fueron derrotados por la capacidad de trabajo y la determinación del pueblo brasileño, que no desiste nunca", comentó.

Copa 2014: Cobertura Oficial y Partidos en Vivo

Rousseff aseguró que el país tiene aeropuertos, estadios y energía, en contra de lo que pensaban "pesimistas", como ella misma los calificó.

"Llegaron también al ridículo de prever una epidemia de dengue en el Mundial en pleno invierno, en Brasil", exclamó.

Chamanes peruanos predicen que Brasil ganará la Copa del Mundo Univision

La presidenta brasileña reafirmó que durante la preparación del Mundial el Gobierno no dejó de invertir en salud y educación, al tiempo que apuntó que las cuentas están siendo "minuciosamente analizadas por los órganos de fiscalización".

"Si queda demostrada cualquier irregularidad, los responsables serán castigados con el máximo rigor", dijo Rousseff, quien precisó que el Mundial no acarrea sólo gastos, sino también ingresos.

Sobre las protestas, la jefa de Estado aseguró que garantizará la libertad de manifestación y cohibirá los "excesos y radicalismos de cualquier especie".

Se defiende de las críticas

De acuerdo con Rousseff, para que el resultado del Mundial sea "completo" es necesario que los brasileños sean conscientes de todo lo que sucedió "sin falso triunfalismo, pero también sin derrotismo o distracciones".

Blindan ciudades mundialistas en Brasil Univision

Insistió además en que los turistas extranjeros serán bien recibidos de la misma forma que, según dijo, los brasileños fueron acogidos en otros países.

La presidenta aprovechó también su discurso para mandar un mensaje de ánimo a la selección brasileña, que debuta ante Croacia el próximo jueves en el estadio Arena Corinthians de Sao Paulo.

En su opinión, la "Canarinha" representa la nacionalidad del país, la cual, comentó, está por encima de gobiernos, partidos e intereses particulares.

Festejos peligrosos en favelas de Brasil Univision

"El pueblo brasileño confía en nuestra selección", dijo Rousseff, quien recordó que la selección brasileña es la única que ha disputado todos los torneos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad