publicidad
Uno de los paquetes hallados en Yemen fue transportado en un vuelo comercial de Qatar Airlines.

Paquete bomba hallado en Dubai fue transportado en un avión de pasajeros

Paquete bomba hallado en Dubai fue transportado en un avión de pasajeros

Paquete bomba hallado en Dubai fue transportado en un avión de pasajeros

Uno de los paquetes hallados en Yemen fue transportado en un vuelo comer...
Uno de los paquetes hallados en Yemen fue transportado en un vuelo comercial de Qatar Airlines.

Volaron en Qatar Airlines

SANÁ, Yemen - Los paquetes bomba destinados a Estados Unidos, uno de los cuales fue transportado en un vuelo de pasajeros de Qatar Airways, son aparentemente obra del artificiero de Al Qaea que fabricó una bomba para el atentado fallido de Navidad de 2009 en un vuelo Amsterdam-Detroit.

Los dos paquetes, interceptados el viernes en los aeropuertos de Dubái y de East Midlands (centro de Gran Bretaña), fueron expedidos en Yemen y tenían como destinatarias sendas sinagogas de Chicago.

El encontrado en Dubái fue transportado desde Saná, vía Doha, en un vuelo de pasajeros de Qatar Airways, según explicó el domingo a la AFP una fuente de la aerolínea.

Qatar Airways confirmó anteriormente que el paquete bomba fue transportado en uno de sus aviones desde Saná, pero sin precisar si se trataba de un vuelo de pasajeros o de carga.

publicidad

La compañía rechazó toda responsabilidad sobre el contenido del paquete: "no es responsabilidad del país por el que transita la carga el inspeccionar o pasar por rayos X la misma, sino del país desde donde se envía la carga".

El "principal sospechoso" en la investigación es el joven saudita Ibrahim Hasan Al-Asiri, conocido por ser uno de los artificieros de Al Qaida, según informó a la AFP un responsable antiterrorista estadounidense.

"Las pasadas actividades y la experiencia en explosivos de Al-Asiri lo convierten en el principal sospechoso", señaló la fuente, que pidió no ser identificada.

"Hay indicios de que pudo haber tenido un papel en pasados complots de AQPA (Al Qaeda en la Península Arábiga), incluyendo el intento de asesinato de un funcionario saudita y el fallido atentado de Navidad del año pasado", agregó.

El consejero del presidente estadounidense Barack Obama para antiterrorismo, John Brennan, hizo declaraciones similares.

"Creo que hasta el momento los análisis forenses indican que el individuo responsable de armar estos artefactos es el mismo" que el que fabricó la bomba para el atentado fallido de Navidad, declaró Brennan en la cadena ABC, pero no citó ningún nombre.

Ibrahim Hasan Al-Asiri tiene 28 años y vive en Yemen. Se le responsabiliza de la fabricación de la bomba con pentrita disimulada en la ropa interior de Faruk Abdulmutalab, el joven nigeriano autor del ataque fallido de Navidad y que se encuentra en la lista de los hombres más buscados por Riad.

publicidad

Por otra parte, Brennan afirmó que no disponía de "ninguna indicación de que haya otros (paquetes bomba) en circulación", y añadió que el gobierno tomó las medidas necesarias para el caso de que sean detectados otros explosivos.

La ministra británica del Interior, Theresa May, indicó por su parte a la BBC que se iba a realizar un examen de los procedimientos de seguridad sobre el flete aéreo.

Su homólogo alemán, Thomas de Maizière, dijo que Alemania había avisado a los británicos, gracias a una información de los "servicios secretos amigos", sobre la presencia de un paquete bomba que transitó por el aeropuerto de Colonia.

Las autoridades yemeníes continuaban el domingo la búsqueda de sospechosos al día siguiente del anuncio de la detención de una mujer "sospechosa de haber enviado los paquetes" y cuyo número de celular aparecía en las etiquetas de los envíos.

La joven de 22 años, Hanan al-Samaui, es estudiante en ingeniería, según la organización yemení de defensa de los Derechos Humanos Hood, que puso en duda su culpabilidad.

La organización sostuvo que "hay más de un interrogante en este caso", dado que "Al Qaida no deja nunca rastros".

Medio centenar de estudiantes yemeníes se manifestaron este domingo en el campus de la Universidad de Saná para reclamar la liberación de la detenida.

publicidad

El sábado por la noche, las fuerzas de seguridad yemeníes establecieron puestos de control en la mayoría de los barrios de la capital, identificando a los pasajeros de todos los vehículos, constató la AFP.

Las fuerzas de seguridad yemeníes también cerraron las oficinas de las compañías FedEx y UPS en Saná. La primera envió el paquete localizado en Dubái y, la segunda, el interceptado en Gran Bretaña.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad