publicidad

Obama visita el Gran Cañón del Río Colorado con su familia

Obama visita el Gran Cañón del Río Colorado con su familia

Este fin de semana el presidente disfrutó entusiasmado junto a su familia de las atracciones naturales del Oeste.

También en Yellowstone

PARQUE NACIONAL DEL GRAN CA'ON, Arizona - El presidente Barack Obama es un hombre urbano, que juega al básquetbol y al golf y pasó su vida adulta entre Nueva York, Chicago y Washington, pero este fin de semana disfrutó entusiasmado junto a su familia de las atracciones naturales del Oeste estadounidense. Obama visitó el Gran Cañón del Río Colorado en Arizona y el Parque Nacional Yellowstone, en Wyoming, donde y disfrutó del géiser Old Faithful. Pescó en un río de Montana y pasó una noche en una cabaña en la montaña.

"Bastante lindo, eh", dijo Obama el domingo mientras la familia, bajo un cielo azul magnífico, contemplaba la asombrosa vista desde el punto de observación Hopi Point del Gran Cañón, a 1,500 metros (5,000 pies) sobre el río Colorado.

"La última vez que estuve aquí fue cuando tenía 11 años", añadió. Cuando un guardaparques le preguntó si la vista seguía siendo igual, exclamó: "Sí, lo es".

El sábado en Yellowstone, la familia presidencial observó el géiser Old Faithful mientras hacía erupción. "Oh, eso está bastante bueno. ¡Qué bueno! Miren eso. Eso es un géiser", dijo Obama.

El grupo también recorrió las pasarelas de madera en la Cuenca de Arena Negra, un lugar del parque donde se concentran termas naturales, géisers, pozos de lodo y fumarolas.

publicidad

Con la posibilidad de recorrer las maravillas de su país, Obama hizo cosas que parecen fuera de su rango habitual, ya que el presidente nacido en Hawai ha pasado más tiempo en la ciudad o en la playa que en las montañas del Oeste.

Sin embargo, Obama también demuestra anhelo por salir a conocer la nación que gobierna y parece dispuesto a probar cualquier deporte o actividad, al tiempo que amplía los intereses de sus hijas y, tal vez, los suyos propios.

Así que no fue una sorpresa que trajera a su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha y otros parientes, como su media hermana Maya Soetoro-Ng con su propia familia, a este viaje que es mitad vacación familiar, mitad gira en defensa de su propuesta de reforma al sistema de salud.

Obama participó en un par de asambleas para promocionar su iniciativa. Pero claramente estaba más contento cuando se quitó el traje oscuro y se puso ropa de fin de semana -una chaqueta ligera para Yellowstone, una camiseta de golf para el Gran Cañón y zapatos de excursionismo en ambos paseos- para pasar un rato agradable con su familia.

El presidente se veía jovial desde el momento en que abordó el avión presidencial al comienzo de su viaje. Pareció disfrutar su papel como padre al darle un helado a sus hijas en una tienda de Yellowstone y al hablar con ellas en el Gran Cañón sobre los distintos tipos de rocas.

"Tiene muchos deseos de ver y compartir con sus hijas la vida al aire libre y algunos de los bellos lugares del país", dijo Robert Gibbs, secretario de prensa.

publicidad

"Siempre ha disfrutado muchísimo estar al aire libre con su familia".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad