publicidad
Los presidentes Felipe Calderón y Barack Obama encabezaron una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

Obama reiteró que México tiene en EU un aliado en la lucha contra el narco

Obama reiteró que México tiene en EU un aliado en la lucha contra el narco

Obama reiteró que México tiene en EU un aliado en la lucha contra el narco

Los presidentes Felipe Calderón y Barack Obama encabezaron una conferenc...
Los presidentes Felipe Calderón y Barack Obama encabezaron una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

'Tengo admiración por Calderón'

WASHINGTON, DC - El presidente Barack Obama le dijo a su homólogo mexicano, Felipe Calderón, que México tiene un aliado en la lucha contra el narcotráfico y resaltó la labor que está realizando en su país en ese frente.

'Tengo admiración por Calderón y por lo que está haciendo', afirmó Obama durante la conferencia de prensa que ambos mandatarios sostuvieron en la Casa Blanca tras una reunión bilateral.

La batalla contra el crimen organizado que esta librando el presidente Felipe Calderón dentro de México es también responsabilidad de Estados Unidos, afirmo Obama en la rueda de prensa junto a su homólogo mexicano.

"Somos muy conscientes de que la batalla que Calderón está librando dentro de México no es solamente su batalla, también es la nuestra. Tenemos que asumir responsabilidades de la misma manera que él las está tomando", explicó Obama.

publicidad

"Y eso es verdad en lo que respecta al flujo de armas de norte a sur, y el flujo de dinero de norte a sur", añadió.

Obama anunció además el logro de un proyecto de acuerdo con su colega mexicano Felipe Calderón para abrir las carreteras estadounidenses a los camiones mexicanos, con lo que se buscará eliminar un añejo problema bilateral que data de la firma del Tratado de Libre Comercio para América del Norte, en vigencia desde 1994.

Obama reveló también que su gobierno ha solicitado la extradición de un sospechoso detenido por las autoridades mexicanas en relación con el homicidio de un agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), perpetrado en territorio mexicano.

Desde la firma del tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC o NAFTA), Estados Unidos se ha negado a permitir el acceso de los camiones mexicanos, alegando preocupaciones sobre la capacidad de los transportistas al sur de la frontera para cumplir con las estrictas medidas de seguridad de Estados Unidos, así como sus normas ambientales.

Calderón dijo en conferencia de prensa conjunta que, "conforme avance la liberación", México irá suspendiendo de manera gradual las represalias arancelarias que actualmente aplica a productos estadounidenses importados.

"El objetivo de mi gobierno era alcanzar una solución mutuamente aceptable y la hemos logrado", afirmó.

publicidad

Los equipos negociadores aún finiquitan los detalles del plan, que enviarán en las próximas semanas al Congreso estadounidense, dijo un funcionario que habló con The Associated Press bajo condición de anonimato antes de que los presidentes hicieran el anuncio.

Obama y Calderón se reunieron el jueves en la Casa Blanca en medio de tensiones por la violencia en la zona fronteriza de ambas naciones.

Caso del agente asesinado

La cita se produjo tres semanas después que el agente del ICE fue asesinado a balazos en el estado central de San Luis Potosí, al norte de la Ciudad de México, con un arma que fue llevada de contrabando desde Estados Unidos.

Calderón dijo que analizará con senadores mexicanos diferentes alternativas para elevar la protección a los agentes estadounidenses destacados en México, porque la legislación de su país les prohíbe portar armas y limita sus funciones a intercambiar información.

"Tenemos que pensar con mente abierta y buscar soluciones más creativas. Vivimos circunstancias extraordinarias que merecen acciones extraordinarias", dijo Calderón.

Funcionarios gubernamentales estadounidenses se han pronunciado en los últimos días a favor de considerar la posibilidad de que agentes destacados en México puedan portar armas.

Calderón dijo tener la "voluntad política" para que "sea castigado con todo el peso de la ley, independientemente de que se determine si es la ley de México o de Estados Unidos. No tengo ningún reparo, si la ley lo permitiera".

publicidad

Elogios

Obama elogió a Calderón por su "valor extraordinario" al combatir los cárteles narcotraficantes y se comprometió a agilizar la ayuda en equipos y entrenamiento a través de la Iniciativa Mérida. "México tiene un socio pleno en Estados Unidos, nuestra gente tiene el derecho a estar segura en sus comunidades".

Calderón dijo al pronunciar una cátedra horas después que si bien ha conseguido un "renovado interés" en Obama para combatir el narcotráfico, es necesario "hacer más y pronto" en Estados Unidos, y se refirió al desmantelamiento de más organizaciones criminales, mayor reducción en el consumo y a evitar que criminales compren armas para traficarlas a México.

"La prosperidad futura de México, Estados Unidos y América del Norte está en peligro, y México está comprometido por completo en hacer su parte", agregó.

El combate al narcotráfico iniciado por Calderón desde que asumió el poder en 2006 ha dejado al menos 35,000 mexicanos muertos.

Antes de volver a México la noche del jueves, Calderón se habrá reunido también con el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad