publicidad
El presidente de Estados Unidos Barack Obama recibió este sábado en la Casa Blanca al líder tibetano Dalai Lama a pesar del pedido que le formulara Pekín de anular el encuentro.

Obama recibió al Dalai Lama pese a protestas de China

Obama recibió al Dalai Lama pese a protestas de China

Barack Obama recibió este sábado en la Casa Blanca al líder tibetano Dalai Lama.

El presidente de Estados Unidos Barack Obama recibió este sábado en la C...
El presidente de Estados Unidos Barack Obama recibió este sábado en la Casa Blanca al líder tibetano Dalai Lama a pesar del pedido que le formulara Pekín de anular el encuentro.

Le manifestó su 'fuerte apoyo'

WASHINGTON, DC - El presidente de Estados Unidos Barack Obama recibió este sábado en la Casa Blanca al líder tibetano Dalai Lama a pesar del pedido que le formulara Pekín de anular el encuentro, y le comunicó su "fuerte apoyo" a su lucha por los derechos humanos en Tíbet.

El líder tibetano fue recibido en la Sala de Mapas, y no en el salón Oval, reservado para reuniones con jefes de Estado, y la Casa Blanca tomó una serie de precauciones para que la reunión se llevara a cabo de manera discreta.

El encuentro -que comenzó a las 11:33 (15:33 GMT) y duró 44 minutos- fue cerrado a la prensa y anunciado muy pocas horas antes, aunque el Dalai Lama se hallaba en Washington desde 11 días atrás.

publicidad

Pese a esas medidas, la cita provocó la ira de Pekín, cuya cancillería había pedido a Estados Unidos el viernes que lo anulara y honrara su compromiso de reconocer la integridad territorial de China y su soberanía sobre la región del Tíbet.

"Tal acto representa una grave injerencia en los asuntos internos de China, hiere los sentimientos del pueblo chino y daña las relaciones chino-estadounidenses", afirmó tras el encuentro el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores Ma Zhaoxu en un comunicado citado por la agencia oficial China Nueva.

Según una declaración de la Casa Blanca emitida tras la reunión, Obama "reiteró su fuerte apoyo a la preservación de las tradiciones únicas religiosas, culturales y lingüísticas de Tíbet y el pueblo tibetano a lo largo del mundo".

El texto, acompañado de una fotografía que muestra al mandatario estadounidense sin corbata escuchando respetuosamente al líder tibetano, indica que Obama también reafirmó que Estados Unidos considera a Tíbet como parte de China.

En favor de 'diálogo directo'

"El presidente enfatizó la importancia que asigna a la construcción de una asociación de cooperación entre Estados Unidos y China" y "destacó que alienta un diálogo directo para resolver las persistentes diferencias, y que un diálogo que arroje resultados sería positivo para China y los tibetanos".

publicidad

La Casa Blanca dijo asimismo que "el Dalai Lama afirmó que no está buscando la independencia de Tíbet y que espera que el diálogo entre sus representantes y el gobierno chino pueda reanudarse pronto", indicó el texto.

Sin embargo, Pekín arremetió contra Washington por la realización del encuentro.

"Pedimos a Estados Unidos que considere seriamente la postura de China, que adopte inmediatamente medidas para borrar las funestas consecuencias (del encuentro), que cese de interferir en los asuntos internos de China y deje de cooperar y respaldar a las fuerzas separatistas antichinas que buscan 'la independencia de Tíbet'", afirmó Ma.

El ministerio chino de Relaciones Exteriores emitió asimismo una "convocatoria urgente" al encargado de negocios de Estados Unidos en Pekín para protestar por la reunión de Obama con el Dalai Lama, según la agencia oficial.

China sostuvo nueve rondas de conversaciones con los emisarios del Dalai Lama, la última de ellas en enero de 2010. Pero el diálogo no arrojó resultados tangibles, llevano a muchos tibetanos a creer que Pekín hace tiempo en espera de la muerte del monje de 76 años, con la esperanza de que sus llamados a obtener mayores derechos se desvanezcan con él.

'Reencuentro espiritual'

Consultado por la AFP, el Dalai Lama declaró que Obama compartió una "genuina inquietud" sobre los derechos humanos en Tibet.

publicidad

Tras calificar la reunión como un "reencuentro espiritual", el Dalai Lama dijo sentirse cercano a Obama "en el plano humano", al tiempo que señaló que sus relaciones con los presidentes estadounidenses anteriores eran de un nivel comparable.

El jefe espiritual tibetano, que abandonó su país en 1959 hacia India tras la derrota de una sublevación contra la presencia china, asegura que su reclamo se limita a una autonomía real de Tíbet, pero Pekín lo acusa de ser secesionista.

La visita del Dalai Lama a Estados Unidos se produjo en momentos en que Pekín celebra los 60 años de la "liberación pacífica" de Tíbet por las tropas comunistas conducidas por Mao Tsé Tung.

El gobierno acaba de publicar un "Libro blanco sobre el desarrollo de Tíbet" en el que hace referencia a "un plan de los agresores occidentales para destrozar el territorio chino".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad