publicidad

Obama pidió apoyo de republicanos en favor de la legislación

Obama pidió apoyo de republicanos en favor de la legislación

El presidente de EU, Barack Obama, instó al Partido Republicano a colaborar con él y los demócratas en favor de la legislación.

Reproches

WASHINGTON - En un hecho sin precedentes el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acudió a la reunión de miembros del Partido Republicano de la Cámara de Representantes y los instó a colaborar con él y los demócratas para sacar adelante la legislación, tras asegurar "no soy un ideólogo".A poco más de un año de reproches mutuos, Obama compareció ante una reunión en Baltimore (Maryland) de los congresistas republicanos para tratar de poner fin al estancamiento de los últimos meses y buscar una mayor colaboración ahora que los demócratas perdieron la mayoría absoluta en el Senado.

publicidad

El presidente estadounidense comenzó su discurso con un tono conciliador pero pronto pasó al ataque. Insistió que la "política del no" de los republicanos impide el avance de proyectos de ley que podrían ayudar a algunos estadounidenses a obtener empleo y cuidados médicos.

Destacó además la abrumadora oposición republicana a su plan para modificar los planes nacionales de salud, ahora en un limbo legislativo. Obama dijo que considerará con agrado mejores ideas, pero pidió a los republicanos que reconozcan las dificultades que encaran muchos estadounidenses a la hora de obtener cuidados médicos.

Las discrepancias

En un toma y daca en ocasiones tirante, el mandatario acusó a algunos en la audiencia republicana de asistir a la inauguración de proyectos financiados con el plan de gastos extraordinarios al que se opusieron y votaron en contra. Obama se preguntó además por qué los republicanos se han opuesto mayoritariamente a su política fiscal, que según él ha beneficiado al 95% de las familias estadounidenses.

"La noción de que se trataba de un plan muy avanzado no es verdad", dijo Obama. "No soy un ideólogo".

Los legisladores republicanos presionaron al mandatario para que respalde un veto presupuestario línea por línea para reducir el déficit del gasto público y reducciones fiscales generalizadas. Obama se opuso, argumentando que los multimillonarios no necesitan nuevas exenciones fiscales.

publicidad

Los republicanos reprochan a la Casa Blanca y a los líderes legislativos demócratas que no les hayan escuchado a lo largo del primer año de mandato, mientras que Obama se quejó de la obstrucción a sus propuestas que, a su juicio, ha practicado la oposición.

Los votantes, aseguró, "no quieren más bloqueos. No quieren más partidismo. No quieren más obstrucción. No votaron por nosotros para que nos peleáramos en una jaula a ver quién sale vivo".

Escuchará republicanos

El presidente estadounidense aseguró que escuchará las ideas republicanas y declaró que ha adoptado algunas de ellas en áreas como el recorte de impuestos y la reforma de salud.

En cambio, se lamentó, los republicanos han adoptado una "política del no" para bloquear la legislación que impulsan los demócratas y que, a su juicio, beneficiarían a los estadounidenses, como la reforma del sistema sanitario.

"Quiero que mantengamos un debate constructivo. Lo que no quiero... es que Washington siga siendo como es", destacó.

En concreto, acerca de la reforma sanitaria, indicó que los republicanos la han caracterizado "como si fuera un plan bolchevique".

Aceptar culpas

"Tenemos que pensar en el tono que usamos", indicó Obama, que agregó que "ambas partes deben aceptar algo de culpa por el mal ambiente" entre los dos partidos.

publicidad

Por su parte, el líder republicano en la Cámara de Representantes, John Boehner, aseguró que su partido ha apoyado a Obama en ocasiones en las que ha pensado que tiene razón, como en el envío de más soldados a Afganistán.

"No esperamos que esté usted de acuerdo con cada una de nuestras soluciones pero sí esperamos que usted y su Administración las tengan en cuenta", indicó Boehner al entregar a Obama un volumen con las propuestas de su partido.

Por su parte, el organizador del encuentro, el congresista Mike Pence, afirmó que los republicanos en la Cámara de Representantes dan "la bienvenida a cualquier ocasión de presentar nuestras mejores soluciones".

Obama ya intentó un cierto acercamiento a los republicanos en su  discurso sobre el Estado de la Unión el pasado miércoles, en el que incluyó propuestas para recortes de impuestos a las pequeñas empresas.

Los republicanos esperan ganar escaños en detrimento de los demócratas en las elecciones legislativas del próximo noviembre, cuando se renovará toda la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad