publicidad
.

Obama llega a Río de Janeiro con Libia en la mente logo-noticias.6bcb521...

El presidente Obama juega al fútbol con un niño durante su visita a la favela conocida como 'Ciudad de Dios'.

Obama llega a Río de Janeiro con Libia en la mente

Obama llega a Río de Janeiro con Libia en la mente

Obama llega a Río de Janeiro con Libia en la mente

El presidente Obama juega al fútbol con un niño durante su visita a la f...
El presidente Obama juega al fútbol con un niño durante su visita a la favela conocida como 'Ciudad de Dios'.

Jugó al fútbol en Ciudad de Dios

RIO DE JANEIRO, Brasil - El presidente Barack Obama se adentraba el domingo en la bulliciosa Río de Janeiro mientras hacía malabares con las demandas para que Estados Unidos emprenda acciones militares en Libia.

Un día después de autorizar ataques con misiles para ayudar a la implementación de una zona de exclusión aérea sobre Libia, Obama se dirige a esta vibrante ciudad -su segunda escala en su gira por Latinoamérica-, donde intentará aprovechar su popularidad para declarar un parentesco cultural entre Estados Unidos y Brasil.

La gira de cinco días por América Latina -Chile y El Salvador están incluidos en el itinerario- busca retratar a Obama y Estados Unidos como vecinos atentos, ansiosos por aprovechar el éxito económico de la región y atender problemas comunes de seguridad.

publicidad

No obstante, desde el inicio, la atención de Obama ha estado dividida. Se ha visto obligado a salir de reuniones con su anfitriona, la presidenta Dilma Rousseff, y con empresarios brasileños y estadounidenses para atender llamadas y recibir informes de su equipo de seguridad nacional.

Obama visita el domingo la barriada conocida como Ciudad de Dios, una de las más de 1,000 que rodean la ciudad y que ha sido parte del ambicioso programa de "pacificación" en Río, aunque el conflicto en el norte de Africa seguramente continuará interfiriendo.

Después, el mandatario pronunciará un discurso dirigido al pueblo brasileño en el Teatro Municipal ubicado en la Plaza Cinelandia, una explanada histórica que en 1984 fue sede de una protesta que derivó en el fin de una dictadura militar de 20 años.

El discurso se promovió originalmente como un acto al aire libre, al que cualquiera podría acudir, pero funcionarios estadounidenses decidieron a última hora que se hiciera dentro del teatro y que sólo asistan invitados "debido a varias cuestiones", de acuerdo con un boletín de prensa de la embajada de Estados Unidos difundido el viernes. El andamiaje para el escenario desde el cual Obama iba a hablar fue retirado con prontitud de la plaza.

El presidente concluirá su estadía en Río con una visita nocturna al Cerro del Corcovado para ver la estatua del Cristo Redentor que es símbolo de la ciudad.

publicidad

Daniel Restrepo, un asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, dijo que el recorrido por la favela, el discurso y la visita a la efigie "subrayan la conexión entre Estados Unidos y Brasil al nivel más básico".

Restrepo dijo que el hecho de que Obama visite Río mientras dirige operaciones militares en otra región ilustra su compromiso con los vecinos latinoamericanos. Para el presidente es importante poner atención a todas las relaciones de Estados Unidos, agregó.

"Asegurarse de que nos mantenemos vigilantes y de que el presidente trabaja en esos asuntos mientras atiende una gran diversidad de asuntos no es un mensaje incongruente", dijo Restrepo.

Rousseff no dio indicios de que las múltiples tareas de Obama estén diluyendo el impacto de su visita. La mandataria expresó un regocijo personal de que Obama hubiera elegido a Brasil como su primera escala en su gira por la región y de que decidiera visitar el país poco tiempo después de que ella comenzó su periodo de gobierno. Rousseff hizo notar que era la primera mujer presidente de Brasil y que recibía al primer presidente estadounidense de raza negra.

"Y esto es incluso más importante y tiene mayor significado cuando recordamos que Estados Unidos y Brasil son las dos naciones que tienen las poblaciones negras más grandes fuera de Africa", dijo.

Es claro que Obama recibe mucha atención y afecto en Brasil. En la capital Brasilia, los niños recibieron a Obama con abrazos y lágrimas mientras ondeaban las banderas de ambos países.

publicidad

Pero Rousseff tampoco ocultó su frustración por no recibir el apoyo de Obama para obtener un muy deseado asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. Brasil ocupa actualmente un asiento rotativo y la reiterada petición de Rousseff para ocupar uno permanente se dio dos días después de que Brasil se abstuvo de votar sobre la resolución respaldada por Estados Unidos para establecer una zona de exclusión aérea sobre Libia.

Los mandatarios firmaron acuerdos de cooperación económica y comercial, un paso hacia una relación de libre comercio, y aprobaron un acuerdo para expandir el servicio aéreo entre ambas naciones.

Obama dejará Brasil el domingo para dirigirse a Chile. El martes visitará El Salvador.

El mandatario viaja acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Sasha y Malia, y la madre de Michelle Obama, Marian Robinson.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno de Trump tendrá que solucionar al menos diez temas relacionados con inmigración, entre ellos se incluye la construcción del muro en la frontera con México, la deportación de millones de indocumentados y el futuro de DACA.
En su última conferencia de prensa como presidente EEUU Barack Obama prometió que de ser necesario levantará su voz en defensa de los dreamers luego de su mandato.
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
publicidad