publicidad
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Obama llama a evitar 'errores del pasado' en la campaña contra ISIS

Obama llama a evitar 'errores del pasado' en la campaña contra ISIS

"El poder militar estadounidense es incomparable, pero esto no puede ser solo la lucha de EEUU", dijo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Sin despliegue de tropas terrestres

publicidad

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó este sábado en su discurso semanal a evitar "los errores del pasado" en la campaña militar para frenar al grupo yihadista Estado Islámico (ISIS) en Irak y Siria.

"Tenemos que usar nuestro poder sabiamente. Tenemos que evitar los errores del pasado. El poder militar estadounidense es incomparable, pero esto no puede ser solo la lucha de Estados Unidos", dijo en su alocución de los sábados, recogida en un comunicado de la Casa Blanca, cita Efe.

Obama anunció el miércoles la ampliación de su campaña contra ISIS a Siria y el envío de 475 militares más a Irak, una operación que no requerirá en ningún caso el despliegue de tropas terrestres estadounidenses en suelo extranjero.

"La mejor manera de derrotar a un grupo como el Estado Islámico no es enviar un gran número de fuerzas de combate estadounidenses a librar una guerra terrestre en el centro de Oriente Medio. Eso no serviría para nuestros intereses. De hecho, sólo nos arriesgaríamos a fomentar el extremismo aún más", esgrimió en su discurso de este sábado.

Estados Unidos ¿está en una nueva guerra? /Univision

Obama insiste en marcar distancias con las intervenciones de Estados Unidos en Irak y Afganistán y con la estrategia seguida entonces por su predecesor George W. Bush.

"Quiero que los estadounidenses entiendan que este esfuerzo será diferente a las guerras de Irak y Afganistán", subrayó en su alocución el pasado miércoles desde la Casa Blanca y emitida en horario de máxima audiencia en el país.

Obama quiere que la intervención estadounidense para vencer a ISIS se limite a ataques aéreos y al apoyo a las fuerzas terrestres que luchan contra los yihadistas en Irak (tropas iraquíes y kurdas) y en Siria (la oposición moderada).

La otra clave de la estrategia en la que busca desmarcarse de Bush es en el multilateralismo de la operación. El presidente estadounidense trabaja para liderar una coalición lo más amplia posible de países para combatir juntos al Estado Islámico.

publicidad

Confiado en el triunfo de EEUU

El viernes, Obama presentó su campaña mundial para destruir al grupo, y dijo a donantes judíos que Estados Unidos "está del lado correcto de la historia", detalla por su parte The Associated Press.

En un acto de recaudación de fondos para candidatos demócratas al Senado, Obama dijo que confía en que los milicianos del Estado Islámico finalmente serán derrotados, gracias en parte a un gobierno iraquí más incluyente y la coalición amplia que Estados Unidos trata de crear.

También dijo que la crisis en Medio Oriente, aunque terrible, tiene un lado positivo.

"Creo que dentro del mundo musulmán ha concentrado la atención en la necesidad de distanciarse de esta clase particular de extremismo islámico que no tiene cabida en el siglo XXI y finalmente aplastarlo".

El discurso de Obama a los donantes, generalmente optimista y concentrado en la economía a medida que se acercan las elecciones, tuvo un tono más sombrío que lo habitual.

The Associated Press destaca que el presidente dijo que más naciones se están uniendo a una coalición contra los extremistas.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, reconoció sobre el mismo tema que las actuales operaciones militares contra ISIS "no son suficientes" y que también habrá que combatir la financiación del grupo y controlar a los yihadistas extranjeros que viajan para luchar en Irak y Siria.

publicidad

En una rueda de prensa en El Cairo, Kerry se mostró "seguro de que el único camino para poner fin al Estado Islámico es la coalición internacional", y anunció el respaldo a esa alianza que ha obtenido del presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, y del secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, con quienes se reunió este sábado.

Por su lado, en el discurso semanal republicano, el candidato a un escaño en la Cámara de Representantes por Arizona, Andy Tobin, aseguró que se postuló al Congreso porque su estado está siendo atacado por el gobierno federal, destaca la AP.

Tobin citó las regulaciones y el caos de Washington y dijo que es un problema que se observa en todas partes del gobierno federal.

En Un Minuto: diplomáticos de varios países discutirán estrategia contra ISIS /Univision

Un giro en la opinión pública estadounidense

En tanto, la amenaza creciente de ISIS ha provocado un giro en la opinión pública estadounidense, favorable ahora a atacar a los yihadistas en Irak y Siria tras años de permanecer reacia a cualquier nueva acción militar, hastiada de una década de guerras en Oriente Medio.

Cuatro sondeos nacionales publicados esta semana revelan que el apoyo ciudadano a una operación militar se sitúa en su punto más alto desde que en 2009 Barack Obama asumió la Presidencia con la promesa de poner fin a las guerras en Irak y Afganistán, detalla Efe en otro parte informativo.

"El recuerdo de esas contiendas sigue muy fresco pero los ciudadanos ven en el Estado Islámico un peligro tan grande que apoyan la acción militar para frenar su avance", explica a Efe Carroll Doherty, director de estudios políticos del Centro de Investigaciones Pew ( Pew Research Center).

publicidad

Los últimos sondeos, elaborados antes de que Obama anunciara la ampliación de su campaña contra el EI este miércoles, reflejan un clima de opinión favorable a la acción militar para frenar al grupo yihadista. "El presidente se movió hacia donde la gente quería, de eso no hay duda", opina el investigador.

El 62% de los estadounidenses, seis de cada diez, están "muy preocupados" por el auge del yihadismo en el mundo, la proporción más alta desde 2007, según un sondeo de Pew publicado esta semana.

El Estado Islámico, fortalecido en la guerra civil de Siria, no solo ha ganado poder y terreno en los últimos meses, sino también visibilidad. Sus avances en Irak y la brutal decapitación televisada de dos periodistas estadounidenses han conmocionado al mundo y presentado a este grupo como una amenaza más temible aún que Al Qaeda.

Nueve de cada diez estadounidenses consideran que ISIS representa un peligro serio para la nación y seis de cada diez perciben al grupo yihadista como una amenaza "muy seria", según una encuesta del Washington Post y ABC News publicada esta semana.

"En el último mes el EI ha tenido una gran cobertura mediática, ha ganado mucho territorio en Irak y ha aterrorizado al mundo con las decapitaciones de los dos periodistas", señala Doherty.

Esta percepción del Estado Islámico como una amenaza seria no solo para los intereses de Estados Unidos en Oriente Medio sino también para la seguridad dentro del país ha provocado un cambio de tendencia en el apoyo ciudadano a una nueva operación militar.

publicidad

Un alto mando de ISIS murió este sábado

En otro parte informativo, Efe añadió que al menos cinco extremistas de ISIS murieron, entre ellos un alto responsable de la organización en la zona de Rabia, a 100 kilómetros al oeste de Mosul, en enfrentamientos con milicianos, según una fuente de seguridad.

Combatientes de la denominada "Fuerza de Protección de Sinyar" mataron durante enfrentamientos armados al yihadista Omar Hasan Saleh, de nacionalidad iraquí y que procede del clan de los Al Yahish.

Los choques tuvieron lugar esta madrugada en la zona de Kohpal, junto a Rabia, una zona cercana a la frontera con Siria, donde también fueron destruidos dos vehículos de ISIS.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad