publicidad
El presidente Barack Obama y su esposa Michelle en la escuela Coral Reef de Miami, Florida.

Obama habló de educación en medio de protestas por Venezuela y las deportaciones

Obama habló de educación en medio de protestas por Venezuela y las deportaciones

Barack Obama vino a Miami para hablar de educación en medio de protestas por Venezuela y deportaciones.

El presidente Barack Obama y su esposa Michelle en la escuela Coral Reef...
El presidente Barack Obama y su esposa Michelle en la escuela Coral Reef de Miami, Florida.

El mandatario visitó el sur de Florida donde activistas pro inmigrantes le pidieron que detenga las deportaciones.

Por Lourdes del Río

Ante un emocionado grupo de estudiantes, el presidente Barack Obama vino el viernes a Miami, Florida, para hablar de educación y de oportunidades, reportó el noticiero Univision. Pero en las afueras del colegio había dos manifestaciones, una de inmigrantes y otra de venezolanos.

Acompañado por su esposa, Michelle Obama, el mandatario visitó la escuela secundaria Coral Reef donde habló de sus iniciativas para fomentar el acceso a la educación e instó a los estudiantes a esforzarse para de esa manera optar a una educación de alta calidad.

“La creencia de que no importa de dónde vienes o cuál es tu apellido, si trabajas duro en Estados Unidos triunfarás, es de lo que se trata este país”, dijo el mandatario.

publicidad

Mientras, en las afueras de la escuela, había dos grupos de manifestantes. Uno integrado por venezolanos exiliados que le pidieron a Obama que haga algo para frenar la represión sobre el movimiento opositor, el otro compuesto por inmigrantes que le pidieron que pare las deportaciones.

"Vamos a estar por todos lados hasta que el presidente Obama pare las deportaciones de nuestras familias", dijo uno de los activistas en una de las concentraciones.

“Estamos acá para que él (Obama) sepa que nosotros sabemos que él tiene el poder de parar las deportaciones y él lo puede hacer. Y estamos demandando que lo haga”, dijo José Machado, de la Coalición de Inmigrantes de Florida.

Según Machado, las 2 millones de deportaciones que se han realizado durante el mandato de Obama han terminado con la luna de miel que en algún momento pareció tener con la comunidad inmigrante.

Ahora la demanda es que el mandatario use su poder como presidente y pare los procesos de deportación con una orden ejecutiva.

Las organizaciones dicen que si no lo hace tendrá que escuchar sus voces en cada una de sus visitas a través del país.

“No importa el lugar, el estado, él tiene que escuchar el mensaje, no puede evitarlo, no puede pasar por el amigo de los inmigrantes mientras está deportando tanta gente, separando tantas familias”, dijo Jonathan Freid, de la organización We Count basada en Homestead, sur del estado.

publicidad

Pero el tema migratorio no fue el único que estuvo presente en esta visita de Obama a la capital del sol. Un nutrido grupo de venezolanos también se dio cita frente al colegio donde estuvo el presidente tratando de llamar la atención.

“Pedimos al presidente Obama que nos ayude con esa presión que hay en Venezuela, que nos ayude a sacar a todas esas personas que realmente no merecen estar en Venezuela”, dijo Anita Sosa, una activista venezolana.

Otros activistas señalaron que este tipo de manifestaciones deben repetirse en otros países con otros mandatarios para que de esa forma el mundo escuche el clamor de los venezolanos en el exilio.

“Nos acercamos al presidente Barack Obama, le tocamos la mano y nos vio la bandera y el dijo help”, dijo uno de los manifestantes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad