publicidad

Obama estudia “una acción limitada” en Siria

Obama estudia “una acción limitada” en Siria

El presidente de Estados Unidos dijo que estudia llevar a cabo “una acción limitada” en Siria en respuesta al ataque con armas químicas.

El presidente se reunió el viernes con sus principales asesores militares para ultimar los preparativos de una acción militar a Siria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el viernes que estudia llevar a cabo “una acción limitada” sin tropas en Siria en respuesta al ataque con armas químicas registrado el 21 de agosto en las afueras de Damasco que, según Washington, fue perpetrado por el régimen de Beshar al-Asad.

Consulte el informe sobre Siria en inglés y español.

Obama comentó que aún no ha tomado “una decisión definitiva" sobre un ataque militar al régimen de Al-Asad, cuyas armas químicas "son una amenaza para Estados Unidos” y para el mundo, y precisó que "no estamos considerando un compromiso (militar) indefinido. No estamos considerando el envío de tropas".

El presidente agregó que evalúa una acción militar sin soldados sobre el terreno en Siria que no implicaría un "compromiso" bélico a largo plazo, aunque agregó que estudia "una amplia gama" de opciones con sus asesores.

Sin tropas

"No estamos considerando un compromiso (militar) indefinido. No estamos considerando el envío de tropas", afirmó Obama antes de recibir en la Casa Blanca a los mandatarios de Estonia, Letonia y Lituania.

El mandatario dejó en claro que el ataque con armas químicas del 21 de agosto en la periferia de Damasco, que dejó un saldo de 1,429 muertos, de ellos 426 niños, no quedará sin respuesta, ya que, a su juicio, representa un "desafío para el mundo".

publicidad

"No podemos aceptar un mundo en el que mujeres, niños y civiles inocentes son gaseados", subrayó.

"El mundo tiene la obligación de asegurarse de que respetamos las normas contra el uso de armas químicas", anotó.

Las declaraciones del mandatario se produjeron poco después que el Secretario de Estado, John Kerry, presentada un informe sobre las armas químicas del gobierno de Damasco.

Según Kerry, el gobierno de Washington dispone de múltiples pruebas que “demuestran con alta confianza que el Gobierno sirio perpetró el ataque contra elementos de la oposición en las afueras de Damasco el 21 de agosto”.

Las evidencias

Las pruebas citadas por Kerry incluirían fotografías, vídeos, grabaciones de conversaciones de funcionarios del gobierno de Al-Asad, imágenes satelitales, declaraciones de testigos del ataque del 21 de agosto, partes médicos y de organizaciones no gubernamentales y datos recopilados por servicios de inteligencia.

El presidente se reunió el viernes con sus principales asesores militares para ultimar los preparativos de una acción militar a Siria en respuesta al ataque químico.

“Sabemos desde dónde fueron lanzados los cohetes y a qué hora, sabemos dónde impactaron y cuándo, sabemos que los cohetes procedían desde áreas controladas por el régimen y fueron dirigidos únicamente contra vecindarios controlados por la oposición”, dijo Kerry.

publicidad

El jefe de la diplomacia estadounidense indicó además que las pruebas de que dispone el gobierno fueron analizadas minuciosamente por los servicios de inteligencia y que tienen la seguridad de que no existe posibilidad de error. “Se ha hecho así”, dijo, “conscientes de la experiencia de Irak”. “No repetiremos ese momento”, aseguró.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad