publicidad

Obama: Es hora de tomar medidas sobre salud

Obama: Es hora de tomar medidas sobre salud

El presidente exhortó al Congreso para que vote "por sí o por no" un proyecto de reforma de la salud.

Futuro incierto

WASHINGTON, DC - El presidente Barack Obama exhortó el miércoles al Congreso para que vote "por sí o por no" un proyecto de reforma del sistema de salud en las próximas semanas, dando su respaldo a un plan que niega a los republicanos el derecho de matarlo mediante tácticas dilatorias."No veo cómo otro año de negociaciones va a ayudar. Lo que es más, las compañías de seguros no están comenzando de cero", dijo Obama, al rechazar pedidos republicanos de comenzar desde el inicio el proceso de elaboración de la reforma de salud.

Menos de una semana después de organizar una cumbre bipartidista para hablar sobre el tema, Obama dijo que la última propuesta para reformar el sistema de salud refleja "un ángulo que ha sido debatido y cambiado y creo que mejorado a lo largo del año pasado".

"Incorpora las mejores ideas por parte de demócratas y republicanos", añadió.

El presidente hizo su llamado desde la Casa Blanca en momentos en que los líderes demócratas trabajaban entre sus filas en busca de los votos necesarios para aprobar la ley por mayoría, invocando reglas que niegan a los republicanos en el Senado el derecho a bloquearla con debates sin fin.

Obama expresó su apoyo a esa vía.

El resultado va a afectar a casi todos los estadounidenses, ya sea haciendo cambios mayores en la forma en que reciben y pagan por la atención médica o dejando el actual sistema intacto.

publicidad

Nadie sabe que ocurrirá con la reforma. Ni siquiera se sabe si los demócratas estarán de acuerdo con una serie de cambios que Obama presentó esta semana y que dijo son propuestas republicanas para añadir, pero los líderes republicanos siguieron inmutables.

El líder de la minoría senatorial, Mitch McConnell, dijo que una decisión de los demócratas de invocar las reglas que prohiben demoras de procedimiento sería "recibido con indignación" por la ciudadanía, y dijo que Obama estaba empujando una ley radical que la gente no quiere.

Fundamentalmente, la propuesta de Obama extendería la cobertura de salud de decenas de millones de estadounidenses que carecen de seguro, al tiempo que prohibe prácticas de las compañías de seguro como negar cobertura sobre la base de enfermedades pre existentes.

Con sus palabras, Obama trata de fortalecer el esfuerzo demócrata para rescatar una propuesta que parecía estar a punto de ser aprobada a finales de año, pero que acabó estancada cuando los republicanos ganaron un escaño de Massachusetts en el Senado que les permitió frenarla.

"Lo que está en juego en este momento no es sólo nuestra capacidad de resolver este problema, sino nuestra capacidad de resolver cualquier problema. El pueblo estadounidense quiere saber si aún es posible para Washington cuidar de sus intereses y su futuro. Están esperando que actuemos", agregó.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad