publicidad

Obama defendió la liberación de un soldado a cambio de prisioneros afganos

Obama defendió la liberación de un soldado a cambio de prisioneros afganos

El mandatario dijo que el rescate confirma que EEUU no deja a sus hombres y mujeres en uniforme atrás.

El presidente Barack Obama se defendió este martes contra las críticas republicanas sobre el intercambio de prisioneros que liberó a un soldado estadounidense capturado por los talibanes, mientras que compañeros de armas del militar lo acusaron de desertar.

Durante una conferencia de prensa en Polonia, el mandatario dijo que el rescate del sargento del Ejército Bowe Bergdahl confirmaba la "norma sagrada" de que Estados Unidos no "deja a nuestros hombres y mujeres en uniforme atrás".

¿Que opinas sobre la negociación entre EEUU y talibanes?

Legisladores republicanos, sin embargo, exigen audiencias sobre si Obama violó la ley al no consultar al Congreso por el acuerdo que intercambió a Bergdahl por cinco destacados líderes talibanes detenidos en la base militar estadounidense de Bahía de Guantánamo, en Cuba.

El principal jefe del Ejército, el general Martin Dempsey, se refirió a una posible investigación sobre las circunstancias de la desaparición de Bergdahl, pero enfatizó que será inocente hasta que se pruebe su culpabilidad, según informó Reuters.

Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo en un mensaje en Facebook que "esta era posiblemente la última y mejor oportunidad para liberar" a Bergdahl tras cinco años de cautiverio. Estados Unidos se prepara para retirar a la mayor parte de sus tropas para fin de año de Afganistán, donde dejaría solo unos 9,800 soldados.

publicidad

Prisioneros ya están libres

Bergdahl, originario del estado de Idaho, fue liberado el fin de semana a cambio de cinco afganos retenidos en Guantánamo y entregados en custodia al pequeño emirato de Qatar, donde deberán permanecer por un año.

Este martes, un destacado funcionario en el Golfo Pérsico dijo que los cinco líderes talibanes habían sido trasladados a un complejo residencial en la capital Doha y podían "moverse libremente dentro" de Qatar.

El Pentágono dijo que no podía confirmar reportes de medios de que seis soldados habían muerto intentando rescatar a Bergdahl y agregó que las circunstancias de su desaparición en junio del 2009 no eran claras.

En tanto Obama dijo que "pese a las circunstancias, cualquiera sean esas circunstancias, igualmente rescataremos a un soldado estadounidense si está en cautiverio. Punto".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad