publicidad

Obama defendió con uñas y dientes su plan de reforma del sistema de salud

Obama defendió con uñas y dientes su plan de reforma del sistema de salud

El presidente defendió con uñas y dientes su plan de reforma del sistema de salud durante una conferencia de prensa.

"No se trata de mí"

WASHINGTON, DC - El presidente Barack Obama defendió con uñas y dientes el  plan de reforma del sistema de salud durante su cuarta conferencia de prensa en seis meses.

"Aprobaremos la reforma...y lo haremos este año", enfatizó el mandatario al inicio del encuentro que fue transmitido por Univision.com."Si ya tienen seguro médico, la reforma que estamos proponiendo les dará más seguridad y estabilidad. Evitará que el gobierno sea parte en las decisiones sobre el cuidado médico y les dará a ustedes la opción de retener su seguro si están satisfechos con él", dijo Obama.

"Evitará -continuó- que las compañías de seguro cancelen su póliza si se enferman gravemente. Les dará la seguridad de saber que incluso si pierden el empleo, se mudan o cambian de trabajo, podrán tener cobertura".

"Limitará la cantidad que su aseguradora puede forzarlos a pagar de su bolsillo por su costo médico. Y cubrirá la atención preventiva como los exámenes médicos y las mamografías, que salvan vidas y ahorran dinero".

"Si no tienen seguro médico o si se trata de una pequeña empresa que quiere ofrecerles seguro a sus empleados, podrán escoger un plan de salud de calidad y bajo precio por medio de un sistema especializado de seguro médico, un mercado que promueva las opciones y la competencia. Finalmente, no se permitirá que ninguna compañía de seguros les niegue cobertura debido a una enfermedad preexistente", explicó Obama en sus declaraciones iniciales.

publicidad

"También he prometido que la reforma del seguro médico no contribuirá a nuestro déficit durante la próxima década, y lo digo muy en serio".

"Sé lo fácil que es que la politiquería consuma a esta ciudad -se quejó', que cada asunto se convierta en un resumen de quién lleva la delantera. Oí que un estratega republicano le dijo a su partido que a pesar de que quizá deseen llegar a un acuerdo, es mejor política tratar de lograr la victoria absoluta. Otro senador republicano dijo que el propósito de rechazar la reforma de salud es destrozarme".

"Entonces, permítanme ser claro: No se trata de mí. Yo tengo excelente seguro médico, así como todos los miembros del Congreso. Este debate se trata de las cartas que leo cuando me siento en la Oficina Oval todos los días y los relatos que escucho en las asambleas públicas...".

"Este debate no es un juego para estos estadounidenses, y ellos no pueden darse el lujo de esperar más la reforma. Cuentan con nosotros para que resolvamos esto. Cuentan con que aportemos liderazgo. Y no debemos decepcionarlos. Aprobaremos la reforma que reduzca los costos, promueva las opciones y otorgue cobertura en la que todo estadounidense pueda contar. Y lo haremos este año", dijo Obama en su cuarta conferencia de prensa televisada por los principales medios desde que asumió en enero.

publicidad

"Quiero cubrir a todos"

Obama luego respondió algunas de las preguntas de los medios representados en la sala de conferencias de la Casa Blanca.

"Quiero cubrir a todos", respondió a una de las preguntas. "Mi plan cubriría al 96 o 98 por ciento de los norteamericanos. La idea básica debe ser que si quieres seguro de salud, debes tener acceso al mismo, y que sea accesible".

Consultado sobre los escollos en el Congreso que le espera al plan para ser aprobado, el presidente reconoció la situación, aunque también cuestionó la falta de información, especialmente entre quienes lo cuestionan. "Pero esto es parte del juego de la política", redondeó Obama.

"¿Por qué pagar por un sistema que no funciona?", se preguntó el mandatario en respuesta a un periodista. "Yo quiero cambiar esto".

Consultado sobre el déficit, en conexión con lo que costará la reforma sanitaria, Obama resaltó que no significará que se agrande "sino todo lo contrario. La reforma del  sistema de salud lo achicará".

La periodista del Chicago Tribune le preguntó si cree que está cumpliendo con su promesa de transparencia, en relación a la falta de información sobre la nómina de ejecutivos del área de salud que han visitado la Casa Blanca.

"Ustedes han estado en esas reuniones, sacando fotos", respondió Obama.

publicidad

En otro tramo de la conferencia, Obama puso como ejemplo a la famosa Cleveland Clinic, en Cleveland, Ohio, 'donde los doctores, el personal y los pacientes elijen lo que más les conviene". Casualmente, Obama tiene previsto visitar el centro médico el jueves, donde 'no espero su endoso', dijo en referencia al apoyo oficial de la Clínica para su plan de reforma sanitaria.

El primer paso

Un comité del Senado aprobó el pasado jueves un proyecto de ley para la reforma del sistema de salud de Estados Unidos que extiende la cobertura a casi todos los estadounidenses, con un costo de $615,000 millones en diez años.

Se trata del primer comité del Congreso que da el visto bueno a un borrador de la reforma, que aún se enfrenta a un complicado proceso para su aprobación final.

El proyecto del Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado obligaría a los estadounidenses a contratar un servicio de salud y a las empresas a contribuir a su pago.

Actualmente unos 50 millones de los 300 millones de habitantes de EU carecen de seguro de salud.

El proyecto de ley del Comité de Salud y el que elabore el Comité de Finanzas tendrán que armonizarse con lo que salga de la Cámara de Representantes, donde el martes los líderes demócratas de otros tres comités presentaron a su vez un borrador de su propio proyecto de reforma.

Ese documento contempla un incremento de los impuestos a los dos millones de estadounidenses más ricos, lo que ha provocado la ira de los republicanos.En total, el plan costaría más de un billón de dólares en diez años, que sería sufragado con la subida de impuestos y ahorros en el programa de salud para los ancianos (Medicare).

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad