publicidad
El Presidente Barack Obama anuncia la renuncia del Fiscal General Eric Holder.

Obama confirmó la renuncia de Holder

Obama confirmó la renuncia de Holder

Tras seis años en la Administración de Barack Obama, el Secetario de Justicia se marcha dejando un legado mixto de éxitos y escándalos.

El Presidente Barack Obama anuncia la renuncia del Fiscal General Eric H...
El Presidente Barack Obama anuncia la renuncia del Fiscal General Eric Holder.

El presidente Barack Obama anunció el jueves la renuncia del Fiscal General, Eric Holder, a quien agradeció su "profunda fidelidad al país" durante sus casi seis años el cargo.

El mandatario hizo el anuncio en un acto en la Casa Blanca acompañado por el propio Holder, el primer afroamericano en ocupar ese puesto y uno de sus colaboradores más cercanos.

Obama destacó "la pasión" mostrada por el Fiscal General para que el país "siga contando con el mejor sistema judicial del mundo".

"Gracias a sus esfuerzos, la tasa general de crímenes y de población reclusa han bajado", agregó el mandatario.

Tras hacer un encendido recuento de sus logros, especialmente en materia de derechos civiles, Obama calificó la renuncia de Holder de "agridulce".

publicidad

Agradecimiento de Holder

Por su parte, el todavía Fiscal General, que se mantendrá al frente del Departamento de Justicia hasta que se designe un sucesor, reconoció encontrarse con "sensaciones encontradas" tras seis años en ese puesto.

"Nunca dejaré el trabajo. Continuaré encontrando maneras de servir", afirmó.

Holder, de 63 años, también dio las gracias al presidente Obama, del que se reconoció "orgulloso de llamar un amigo" y, finalmente, dejó escapar la emoción al recordar a sus padres y familia.

El legado de Holder

Después de una tropezada administración marcada por los escándalos tras el operativo "Rápido y Furioso", Eric Holder decidió dejar las filas del gobierno de Barack Obama.

La salida del gabinete de Holder fue revelada la mañana del jueves por la Casa Blanca. En un breve comunicado, indicó que el presidente Obama haría el anuncio esta tarde.

Holder tomó posesión del cargo en febrero de 2009 luego de ser secretario de Justicia adjunto en la administración del presidente Bill Clinton. Además, es uno de los miembros que ha durado más años en el cargo durante la administración Obama. Se convirtió en el cuarto fiscal general con más tiempo en la historia.

Un portavoz de la Casa Blanca, que pidió el anonimato, destacó en un breve comunicado que "los logros de Holder han establecido un legado histórico a la hora de asegurar los derechos civiles y restaurar la justicia en el sistema judicial penal".

publicidad

Entre los hitos alcanzados durante sus años al frente del Departamento de Justicia, el portavoz presidencial subrayó la "protección de los derechos de la comunidad de homosexual y transexual, el exitoso procesamiento de terroristas y su lucha sin descanso por los derechos de voto, por nombrar solo unos pocos".

Los escándalos

En 2012 Holder compareció ante el Congreso por el operativo “Rápido y Furioso”, que permitió la entrada de más de dos mil armas a México.

Pero no fue el único escándalo que lo rodeó. En mayo de 2013, el secretario de Justicia se enfrentó a una audiencia parlamentaria en la que se le preguntó sobre la intervención de llamadas telefónicas de periodistas de la agencia AP.

Cuando el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el republicano Bob Goodlatte, le preguntó por qué, de acuerdo con la normativa, la AP no fue informada sobre la intención de intervenir en sus registros telefónicos, Holder respondió que había excepciones a esta regla.

Respecto al caso del IRS, Holder fue señalado por trato partidista dispensado por el IRS a grupos conservadores.  Él respondió que los empleados en cuestión podrían enfrentarse a cargos por delitos graves. Aunque reconoció que no estaba seguro sobre cuáles serían estos cargos, aceptó que la conducta del IRS fue "escandalosa".

publicidad

Cinco años después de que diera un retórico discurso sobre la tensión racial, la violencia irrumpió en Ferguson, Missouri, después de que un policía blanco matara a Michael Brown, un joven negro que estaba desarmado.

Otra de las controversias fue su decisión de tratar a los conspiradores del 9/11 en un tribunal de Nueva York a la sombra de las Torres Gemelas del World Trade Center. Esto provocó una reacción de disgusto entre varios legisladores, funcionarios locales y hasta en los familiares de las víctimas.

Bajo la presión del caso, el fiscal revirtió su decisión y en su  lugar envió los casos a un tribunal militar.

El anuncio sobre la renuncia sorprendió en medios de comunicación y redes sociales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad