publicidad

Obama: caída del desempleo es causa de esperanza pero no de celebración

Obama: caída del desempleo es causa de esperanza pero no de celebración

El presidente de EU pidió tomar con mesura la caída del desempleo; los republicanos cuestionaron sus medidas.

No para celebrar

WASHINGTON - La caída del porcentaje de desempleo en Estados Unidos, que ha pasado del 10 al 9.7 por ciento en enero, representa una "causa de esperanza, pero no de celebración", afirmó el presidente Barack Obama.

Según los datos oficiales dados a conocer por el Departamento de Trabajo, la economía de Estados Unidos tuvo en enero una pérdida neta de unos 20,000 empleos pero, en un signo que el Gobierno considera alentador, el índice de desempleo bajó tres décimas y se ubicó en el 9.7 por ciento de la fuerza laboral.

En unos breves comentarios en una pequeña empresa de Lanham, en Maryland, Obama afirmó que "no podemos estar satisfechos con que otras 20,000 personas se hayan sumado a las filas" del paro.

No obstante, declaró "alentador" que la destrucción de puestos de trabajo sea "una fracción de lo que era" hace un año.

El Gobierno estadounidense calcula que en la actual crisis económica se han perdido un total de 8.5 millones de puestos de trabajo.

Se perdieron puestos

Tan sólo en el primer trimestre de 2009, apuntó el sábado el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, se perdieron "más puestos de trabajo que en las recesiones de 1991, 1992 y 2003 combinadas".

Hace un año, la economía perdía más de 710,000 puestos de trabajo al mes. En diciembre, la destrucción de empleo afectó a 150,000 puestos.

publicidad

Los mercados financieros, que también están preocupados por la crisis de deuda en Europa, primero reaccionaron con desaliento tras el informe sobre la pérdida neta de empleos en Estados Unidos, y luego reaccionaron con entusiasmo al hecho de que el índice de desempleo cayó a su nivel más bajo desde agosto.

La mayoría de los analistas había calculado que el índice de desempleo se mantendría en el nivel de diciembre, un 10 por ciento, pero que la economía tendría una ganancia neta de entre 15,000 y 25,000 empleos.

Diferencia con los republicanos

El presidente estadounidense ha asegurado que la creación de empleo será su prioridad absoluta a lo largo de este año, su segundo de mandato.

Por su parte, los republicanos cuestionaron el sábado las propuestas del presidente Barack Obama para crear empleos, en una nueva evidencia de la dificultad para hallar soluciones bipartidistas a los problemas acuciantes de la nación.

Obama instó al Congreso a usar $30,000 millones que habían sido asignados para rescatar a Wall Street y usarlos en cambio para iniciar un nuevo programa de préstamos a los pequeños negocios, que la Casa Blanca considera el motor del aumento de empleos.

Los republicanos, por su parte, preguntaron insistentemente en sus mensajes sabatinos a Obama dónde están los empleos que el presidente prometió a cambio de los miles de millones de dólares ya gastados.

publicidad

Las pullas tuvieron lugar un día después que el gobierno reportó la inesperada declinación en la tasa del desempleo.

¿Dónde están los empleos?

Para contribuir a la recuperación, el presidente pidió al Congreso que use dinero sobrante del Programa de Ayuda por Activos Morosos (TARP por sus siglas en inglés) para suministrar fondos a los bancos de modo que puedan extender más préstamos a los pequeños negocios.

Los republicanos han criticado la iniciativa, por considerar que todo dinero sobrante del rescate financiero debe utilizarse para reducir el déficit del presupuesto.

En el mensaje semanal republicano, el representante Jeb Hensarling fustigó a Obama por proponer la semana pasada un presupuesto que aumenta los gastos, los impuestos y la deuda nacional.

"Los estadounidenses se siguen preguntando '¿dónde están los empleos?', pero todo lo que oyen de Washington es más gastos, más impuestos, más deuda y más rescates", afirmó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad