publicidad
El presidente de EEUU, Barack Obama

Obama asiste a su última campaña como presidente a favor de los demócratas

Obama asiste a su última campaña como presidente a favor de los demócratas

Barack Obama realizó este fin de semana una intensa campaña en favor de los demócratas, la última en la que participará como jefe de Estado.

El presidente de EEUU, Barack Obama
El presidente de EEUU, Barack Obama

La última gira de campaña del presidente Barack Obama a favor de sus correligionarios demócratas en las elecciones legislativas se sintetizaba el domingo a una parte de nostalgia y otra parte de prueba.

publicidad

¿Es Obama aún atractivo para los electores que le dieron dos períodos como presidente a fin de llevarlos nuevamente a las urnas para que voten por los demócratas?

Con el propósito de movilizar su coalición electoral de jóvenes, negros, mujeres e hispanos, Obama realizó el domingo en Connecticut un intento de último minuto para salvar de la derrota al gobernador demócrata Dannell Malloy debido a que enfrenta una contienda muy reñida cuando faltan dos días para los comicios.

Obama también expuso en el acto político en Bridgeport que muchos estadounidenses están hoy mejor que cuando llegó a la presidencia y les pidió que no se dejen convencer por los que lo critican para que no vayan a votar.

Elecciones 2014: Demócratas y Republicanos la batalla por el Senado Univision

"A pesar de todo el cinismo (de los detractores), Estados Unidos avanza", dijo Obama ante unas 1,300 personas.

"Aunque la oposición no quiere reconocerlo, hay trabajadores que tienen hoy empleos que no tenían antes. Hay familias que cuentan hoy con un seguro médico y del que carecían antes. Hay jóvenes que van hoy a la universidad cuando antes no tenían esa oportunidad. Hay soldados que estuvieron en Afganistán y que hoy están con sus familias aquí gracias al voto de ustedes", afirmó.

Obama recurrió a los lemas de batalla que caracterizaron sus campañas políticas en 2008 y 2012.

El sábado estuvo con el candidato demócrata al Senado por el estado de Michigan. Era una apuesta segura, ya que se da por hecho que Gary Peters ganará a su rival republicano.

publicidad

Y fue casi una sorpresa, porque Obama ha vivido la última campaña de su mandato fuera del foco, lejos de las carreras más disputadas por el Senado, en el que, según coinciden las encuestas, los demócratas perderán la mayoría en favor de los republicanos, que pasarán así a dominar las dos cámaras del Congreso.

"No estoy en la papeleta esta vez, pero son las últimas elecciones en las que estoy involucrado como presidente. Me pone un poco nostálgico, porque me gusta hacer campaña", dijo en Detroit el sábado Obama, con el que muchos de sus compañeros de partido no han querido hacerse ni una foto.

El mandatario tenía previsto cerrar la jornada en Filadelfia a fin de recaudar votos para el empresario Tom Wolf, el demócrata que según las encuestas aventaja al gobernador republicano Tom Corbett.

Malloy y Foley vuelven a enfrentarse como en las elecciones de 2010, en las que el republicano ganó por estrecho margen. Hace cuatro años, Obama también hizo una presentación de último minuto para apoyarlo.

Obama apela al salario mínimo para ganar votantes Univision

Durante su discurso en Bridgeport, Obama fue interrumpido al menos cuatro ocasiones por manifestantes que pretenden cambios en las leyes migratorias del país.

"Simpatizo con aquéllos a los que preocupa la inmigración", afirmó Obama. "Es el otro partido el que ha bloqueado (la reforma). Por desgracia, la gente se siente frustrada y quiere gritar a todo mundo", agregó.

Las presentaciones de Obama ponen de relieve las presiones contrapuestas que enfrenta para equilibrar su falta de popularidad en estados donde los demócratas enfrenta difíciles desafíos de candidatos republicanos y la necesidad de que los demócratas energicen elementos cruciales de su bloque de electores.

Obama concentró sus presentaciones de la última semana en candidatos a gobernador en estados que ganó en sus dos elecciones presidenciales.

publicidad

El sábado el presidente encabezó un acto político en Detroit a favor de los aspirantes Gary Peters a senador y Mark Shauer a gobernador, y antes durante la semana hizo campaña en Wisconsin, Maine y Rhode Island.

Aunque una derrota demócrata propiciará interrogantes sobre la fuerza de la popularidad de Obama incluso entre sus principales partidarios, los demócratas consideraron que si él no hiciera campaña habría mayores inconvenientes.

Republicanos arremeten contra Obama

los republicanos arremetieron contra el presidente Barack Obama el domingo en el último intento de un fin de semana para motivar a los electores, mientras los demócratas echaron mano a sus líderes para tratar de preservar una mayoría en riesgo en el Senado.

Funcionarios del Partido Republicano desde Alaska a Georgia se apoderaron de los bajos índices de aprobación del presidente Barack Obama, que ha eclipsado una temporada electoral en la que se espera que cerca de 60% de los electores elegibles no acudan a las urnas.

"Esta es en verdad la última oportunidad de que el pueblo de Estados Unidos se pronuncie contra el gobierno de Obama y sus políticas", indicó el candidato republicano a la presidencia en 2012, Mitt Romney, en un mensaje que fue repetido por los republicanos en todo el país durante el fin de semana.

El presidente ha evadido las contiendas más cerradas del país en las últimas semanas, pero exhortó a los demócratas a rechazar el "cinismo" republicano durante un acto de campaña del gobernador de Connecticut, Dannel Malloy, el domingo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad