publicidad
.

Obama admite que el mapa de los escaños en juego del Senado no favorece a los demócratas

Obama admite que el mapa de los escaños en juego del Senado no favorece a los demócratas

“Es probablemente el peor grupo posible de Estados para los demócratas desde Dwight Eisenhower”, dijo.

.
.

Ayer su vice aseguró que no perderán en el Senado. Sin embargo, hoy, el presidente Barack Obama salió a admitir lo que parece inevitable en estas elecciones de medio tiempo. Según el mandatario, el hecho de que muchos de los escaños más disputados de la Cámara alta que se renuevan estén en estados de tendencia conservadora no favorece a su partido.

"Es probablemente el peor grupo posible de Estados para los demócratas desde Dwight Eisenhower (presidente entre 1953 y 1961)", reconoció Obama durante una entrevista con una radio local del Estado de Connecticut.

En  los comicios de 1958, en el segundo período de Eisenhower, el Partido Republicano perdió 13 escaños en el Senado a manos de los demócratas y éstos ganaron los dos escaños del recién reconocido estado de Alaska. Fue el mayor cambio partidista en la historia de la Cámara alta.

publicidad

Según el presidente, "hay una gran cantidad de Estados" con carreras muy disputadas en los que los votantes "tienden a inclinarse" hacia los republicanos.

"Hay muchos estados con carreras cerradas que se inclinan por los republicanos, y los demócratas son competitivos pero (el electorado) tiende a inclinarse de esa manera", dijo Obama.

El hecho de que en las elecciones legislativas que se celebran cada dos años se renueve únicamente un tercio del Senado hace que la distribución del mapa electoral sea "un poco arbitraria", sostuvo Obama.

La evaluación del presidente ocurre el mismo día en que el vicepresidente Joe Biden pronosticó que los demócratas perderían escaños pero retendrían el control de la Cámara alta.

Además de la batalla por el control del Senado, que renueva 36 de sus 100 escaños y es el centro de la batalla electoral, hoy renuevan también los 435 miembros de la Cámara de Representantes y se eligen a 36 gobernadores.

Los últimos sondeos dan a los republicanos, además de las victorias seguras en Montana, Dakota del Sur y Virginia Occidental, muchas probabilidades de imponerse en Estados disputados como Arkansas, Colorado y Luisiana, con lo que sumarían los seis escaños que les faltan para ser mayoría en el Senado.

No obstante, en otra entrevista radiofónica, el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, volvió a mostrarse optimista y dijo que cree que los demócratas se harán con 52 escaños, suficientes para retener el control del Senado, gracias a victorias en Alaska, Carolina del Norte y Nuevo Hampshire.

publicidad

Obama también aprovechó la entrevista radiofónica para animar a los estadounidenses a acudir a las urnas, especialmente en Hartford (Connecticut), donde a primera hora del día algunas personas no pudieron ejercer su derecho porque las listas de votantes no estaban disponibles.

"Con independencia de a quién apoyen, vayan a votar", urgió el Presidente.

La Casa Blanca dijo que Obama dio 14 entrevistas de radio durante los últimos dos días, virtualmente todas con estaciones urbanas con audiencias fundamentalmente afroestadounidenses. Las entrevistas tuvieron por fin exhortar a los electores a acudir a las urnas en estados con carreras reñidas, como Pennsylvania, Florida, Illinois y Michigan.

Tras haber acudido a votar por anticipado en Chicago el pasado 20 de octubre, Obama sigue esta noche los resultados de la jornada electoral desde la Casa Blanca.

Según la agenda divulgada por la residencia presidencial, el mandatario no tenía ninguna actividad pública hoy y preveía mantener varias reuniones en la Casa Blanca cerradas a la prensa sobre cuestiones económicas, de defensa y sobre la lucha contra el ébola.

Fuente: EFE y AP

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad