publicidad

Obama abolió cláusula antiaborto

Obama abolió cláusula antiaborto

Barack Obama abrogó la cláusula antiaborto que prohibía financiar abortos con fondos federales. La medida desató críticas.

"Durante demasiado tiempo, la ayuda internacional para la planeación familiar ha sido utilizada como un asunto político controversial, el tema de un debate a favor y en contra que sólo ha servido para dividirnos", señaló Obama en un comunicado emitido por la Casa Blanca. "No tengo intención de continuar este debate añejo e infructuoso".El presidente agregó que la prohibición era innecesariamente amplia y diezmaba la planeación familiar en los países en desarrollo."En las próximas semanas mi gobierno comenzará un nuevo diálogo sobre la planeación familiar, trabajando por encontrar puntos en común para atender de la mejor forma las necesidades de las mujeres y las familias dentro y fuera del país", dijo el presidente.La acción de Obama llega un día después del 36 aniversario del emblemático fallo Roe versus Wade de la Corte Suprema, que legalizó el aborto en Estados Unidos.Conocida como "política de la Ciudad de México", la prohibición ha

publicidad

sido implementada y posteriormente revertida por presidentes

republicanos y demócratas desde que el republicano Ronald Reagan la

estableció en 1984. El demócrata Bill Clinton la canceló en 1993, pero

el republicano George W. Bush la volvió a instituir en el 2001 como uno

de sus primeros actos en el puesto.Tanto Obama como la

secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, que supervisará la ayuda

al exterior, habían prometido retirar la norma durante la reñida

campaña presidencial.

Clinton dijo el viernes por la noche que por siete años la política de Bush dificultó a las mujeres del mundo el acceso a la información y servicios esenciales de salud. "Más que limitar la posibilidad de las mujeres para recibir servicios de salud reproductiva, deberíamos de apoyar programas que ayuden a las mujeres y a sus parejas a tomar decisiones para asegurar su salud y la de sus familias", señaló Clinton.En otra acción relacionada con la anulación de la medida contra el apoyo a las instituciones en favor del aborto, se espera que Obama restablezca también la ayuda monetaria para el Fondo de Población de las Naciones Unidas, posiblemente en su próximo presupuesto.Tanto él como Clinton han pugnado por revertir una resolución del gobierno de Bush, que calificaba el ayudar a esa organización como un acto contrario a las leyes estadounidenses por su presunto apoyo a las medidas de aborto coercitivo y esterilización involuntaria en China. La dependencia de la ONU ha negado categóricamente esas aseveraciones.La directora ejecutiva del Fondo de Población de la ONU (UNFPA, por sus

publicidad

siglas en inglés), Thoraya Ahmed Obaid, declaró sobre las medidas de

Obama: "Las medidas del presidente son un claro mensaje sobre su

liderazgo y su deseo de apoyar las causas que propician la paz y la

dignidad, igualdad para mujeres y jóvenes y para el desarrollo

económico en las regiones más pobres del mundo".

Por su parte, numerosos dignatarios del Vaticano han criticado duramente este sábado la decisión del nuevo presidente de Estados Unidos de abrogar una cláusula antiaborto, tal como lo había prometido durante la campaña electoral.El actual presidente de la Academia Pontificia para la Vida, monseñor Rino Fisichella, calificó también de "arrogante" la autorización de Obama de financiar organizaciones estadounidenses que practiquen el aborto en el extranjero.Es la "arrogancia de quien cree que hace lo justo al firmar un decreto que apoya el aborto y por lo tanto la destrucción de seres humanos", denunció Fisichella al diario italiano Corriere della Sera."Si éste es uno de los primeros actos del presidente Obama, con todos mis respetos, creo que el camino hacia la decepción habrá sido corto", expresó el arzobispo, y añadió: "Mi primera impresión es que ha cedido a la presión de las multinacionales del sector. (...) El problema no es científico, sino ideológico y económico".Por su parte, el rotativo italiano publicó un artículo en el que critica a Obama, argumentando que "una administración que quiere reducir el aborto no debería otorgar fondos a organizaciones que practican y promueven el aborto como método de planificación familiar en los países en vías de desarrollo"."Ha sido la peor decisión que podría tomar", lamentó el arzobispo Rino Fisichella, presidente emérito de la Academia Pontificia para la Vida, quien acusó al presidente Obama de haber autorizado "una masacre de inocentes"."El derecho a la vida es el primero que hay que defender", insistió el prelado ante varios medios italianos, tras subrayar que "el 80 por ciento de los estadounidenses está en contra del aborto".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad