publicidad

Nueva ley que protege a los ciclistas, un alivio para los trabajadores hispanos

Nueva ley que protege a los ciclistas, un alivio para los trabajadores hispanos

La medida que comienza a regir en California se convierte en un beneficio de seguridad para muchos trabajadores.

La medida que comienza a regir hoy en California, obligando al conductor de un vehículo a establecer una distancia mínima cuando adelanta a un ciclista en la vía, representa un beneficio de seguridad para muchos trabajadores hispanos que utilizan la bicicleta como medio de transporte para ir a su trabajo.

La "Ley tres pies de seguridad", ordena que los conductores mantengan una distancia mínima de tres pies (un metro aproximadamente) al adelantar a un ciclista en la vía, y a disminuir a una "velocidad razonable y prudente" durante el adelantamiento.

La ley firmada por el gobernador Jerry Brown en septiembre del año pasado, establece una multa de 35 dólares para los conductores que se acerquen demasiado a los ciclistas y de 220 dólares si un ciclista se accidenta a causa de la violación del conductor del vehículo.

"Muchos conductores ven a los ciclistas como un estorbo y manejan muy agresivamente contra nosotros", declaró a Efe Evaristo Martínez, empleado de un restaurante en Los Ángeles, que diariamente viaja a su trabajo en bicicleta.

"Desde hace dos años cuando me quitaron el carro por no tener licencia, decidí que usaría la bicicleta para ir a trabajar. No solamente me sale mucho más económico, por la gasolina, sino que me mantiene en buena forma", aseguró sonriendo Martínez, quien diariamente recorre cerca de 25 millas para ir a su trabajo y regresar a su casa.

publicidad

Sin embargo, con frecuencia Martínez siente el acoso y la agresión de muchos conductores que no entienden que "ellos tienen la obligación de compartir la vía con nosotros".

Por ello, para Martínez y para un grupo de amigos que utiliza la bicicleta como medio usual de transporte o para recreación, la nueva ley representa un alivio, al menos en teoría, para el riesgo al que se ven sometidos diariamente en las avenidas de la ciudad.

La ley también recalca que los ciclistas deben cumplir normas de seguridad como conducir en el mismo sentido del tráfico y respetar las señales de parada y los semáforos.

La medida también beneficia a muchos estudiantes que utilizan la bicicleta para ir a la escuela o a la universidad.

Según estadísticas del sitio governing.com, en Long Beach, una ciudad al sur de Los Ángeles con 40 por ciento de habitantes hispanos, en el 2011, cerca de 2,200 personas iban a su trabajo en bicicleta, representando un 1,1 por ciento del total de trabajadores.

Áreas como Berkeley, Davis o Palo Alto, al norte de California, presentaron porcentajes cercanos o superiores al 10 por ciento en el 2011 según el censo.

"Lo más importante es que lo hagan cumplir y que los conductores de vehículos sean conscientes de que nosotros también tenemos derecho a utilizar las calles", comentó Martínez, quien forma parte de un comité cívico de conducta y vigilancia ciudadana en su área de residencia.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad