publicidad

No más testigos de la defensa de Jackson

No más testigos de la defensa de Jackson

La defensa del cantante Michael Jackson, juzgado por abuso sexual de un menor, concluyó con su presentación de testigos.

Los jurados podrían comenzar sus deliberaciones la semana entrante para decidir si Jackson debe ser declarado culpable de abusar en el 2003 a un paciente de cáncer de 13 años en su hacienda Neverland.

Los abogados defensores presentaron a Jackson como la víctima de falsas acusaciones, formuladas una vez que la madre del niño percibió que sería privada del lujoso nivel de vida que disfrutaba gracias al artista.

Una serie de testigos declaró que la madre había hecho carrera pidiendo dinero a celebridades y por medio de otros fraudes.

La defensa tardó sólo tres semanas en atacar el caso que los fiscales habían preparado durante diez. Inicialmente se había dicho que la presentación de testigos por parte de la defensa duraría ocho semanas.

El comediante Chris Tucker fue el último testigo de la defensa. El artista dijo que encontró al acusado demasiado sofisticado y astuto para un niño de 12 años, que era la edad que tenía cuando lo conoció en un acto benéfico en el 2001. Por ese tiempo, el niño sufría de cáncer.

Tucker dijo que sus sospechas acerca de la familia surgieron cuando los familiares del niño vinieron a visitar el foro donde el comediante filmaba en Las Vegas y rehusaron marcharse.

Agregó que él pagó su hotel y sus gastos, pero que después de varias semanas el niño y sus familiares continuaban allí.

publicidad

"Me estaba poniendo nervioso. Y me dije que tenía que vigilar lo que hacía, porque... algunas veces, cuando la gente ve lo que tengo, trata de aprovecharse de mí. Tuve que echarme atrás", declaró Tucker.

Algunos famosos que se habían mencionado entre los posibles testigos de la defensa, como Elizabeth Taylor y Stevie Wonder, no se presentaron. Pero otros como el actor Macaulay Culkin, el comediante Jay Leno y el propio Tucker declararon para la defensa, que convocó a un total de 50 testigos.

Los fiscales acusan al cantante de 46 años de haber abusado del niño sobreviviente de cáncer, de 13 años, cuando éste vivía en la hacienda Neverland de Jackson, en febrero o marzo del 2003.

Jackson también está acusado de dar al niño bebidas alcohólicas y de mantener cautiva a su familia para que refutase un documental televisivo que resultó dañino para la reputación del artista.

Por otro lado, los rumores de que Neverland sería vendido por la mudanza de Jackson a Europa resultaron falsos, así lo desmitió el cantante a través de su portavoz, Raymone Bain.

"Michael Jackson no ha vendido Neverland ni se piensa mudar a Europa a vivir", aclaró Bain de forma tajante durante una entrevista televisada con el canal de noticias CNN.

Respecto al juicio, Bain comentó que la primera fase terminó sin que el llamado "rey del pop" subiera al estrado para dar su versión de los hechos.

publicidad

"Michael hubiera sido un buen testigo", aclaró antes de añadir que su ausencia del estrado fue una decisión colectiva.

"Sus abogados no vieron la necesidad y Michael escucha a su equipo legal", añadió.

Además, Bain recordó que Jackson "no se ha ido sin hablar", dadas las horas de entrevistas grabadas que los miembros del jurado han escuchado en este proceso.

La portavoz se mostró segura de que el veredicto en este juicio confirmará la inocencia del acusado, aunque primero tendrán que pasar por el "juego de la espera" una vez que el caso llegue a manos del jurado, posiblemente a finales de la próxima semana.

Jackson se declaró inocente de todos los cargos y se encuentra en libertad bajo fianza de tres millones de dólares.

De ser encontrado culpable de todos los cargos puede ser condenado a una pena de 20 años de cárcel.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad