publicidad
En el noveno aniversario de los ataques, cientos protestaron contra el Islam y la construcción de una mezquita cerca de la Zona Cero.

Nivel de 'islamofobia' supera lo ocurrido después de Septiembre 11

Nivel de 'islamofobia' supera lo ocurrido después de Septiembre 11

Nivel de 'islamofobia' supera lo ocurrido después de Septiembre 11

En el noveno aniversario de los ataques, cientos protestaron contra el I...
En el noveno aniversario de los ataques, cientos protestaron contra el Islam y la construcción de una mezquita cerca de la Zona Cero.

'Es creciente en todo el país'

WASHINGTON, DC - Los niveles que ha alcanzado la islamofobia en Estados Unidos "superan quizá los que hubo inmediatamente después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001", dijo el imán Feisal Abdul Rauf.

Rauf, el director del proyecto para la construcción de un centro islámico a pocas cuadras del sitio donde se irguieran las dos torres del World Trade Center destruidas en los ataques, hizo sus declaraciones en el programa "This Week", de la cadena ABC de televisión.

El imán dijo que si Terry Jones, el jefe de una secta cristiana en Gainesville, Florida, hubiese llevado a cabo su plan para quemar en una hoguera ejemplares del Corán, "hubiese habido un desastre en el mundo musulmán".

publicidad

Jones suspendió la profanación que había anunciado para conmemorar el noveno aniversario de los ataques terroristas contra Estados Unidos, y dijo que su decisión era parte de un entendimiento para que Rauf y sus asociados trasladaran el proyecto del centro islámico a otra parte.

"¿Cómo podrían equipararse ambas cosas?", dijo hoy Rauf, quien negó que haya tal acuerdo. "¿Cómo puede equipararse la profanación de las escrituras sagradas para cualquier persona con un esfuerzo para construir la paz y el entendimiento entre las religiones?"

"Los radicales y extremistas han tomado el control de la conversación" sobre las relaciones entre los diferentes credos religiosos", agregó Rauf, quien explicó que se refería a "los radicales en ambas partes, los radicales en Estados Unidos y los radicales en el mundo musulmán".

"Se nutren recíprocramente", dijo.

Rauf reiteró que si se tomase la decisión de construir el centro islámico en alguna otra parte de Nueva York como concesión a las protestas "los titulares en el mundo musulmán proclamarán: Islam está bajo ataque en Estados Unidos".

"Esto fortalecerá a los radicales en el mundo musulmán y les ayudará a reclutar militantes", continuó Rauf, quien señaló: tal percepción "pondrá a nuestros soldados, nuestras embajadas, nuestros ciudadanos bajo ataque en el mundo".

publicidad

Rauf indicó que toda la controversia que rodea ahora el proyecto del centro islámico responde a intereses políticos.

"Se informó de este proyecto en un artículo en la primera página de (el diario) The New York Times en diciembre pasado", recordó Rauf.

"Pero desde mayo ciertos políticos, por razones políticas, decidieron que este proyecto podría serles útil para sus ambiciones políticas" y han espoleado la controversia, añadió.

Según Rauf, "hay una creciente islamofobia en este país".

"Se habla de nosotros y se nos trata como si los musulmanes estadounidenses no fuésemos estadounidenses, pero somos médicos, banqueros, conductores de taxis, almaceneros, como parte de la textura de la nación", agregó.

"El campo de batalla no es entre Islam y Occidente", dijo Rauf, quien sostuvo que "el campo de batalla es entre los moderados de todas las religiones en todo el mundo y los radicales en todos los países".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
publicidad