publicidad

Niña de 3 años se tragó 37 imanes y sobrevivió en Oregon

Niña de 3 años se tragó 37 imanes y sobrevivió en Oregon

Payton Bunshell, de 3 años sobrevivió luego de haberse tragado 37 imanes, sin embargo los médicos lograron extraerlos del intestino de la menor.

La pequeña se encuentra en recuperación

OREGON.- Payton Bushnell, una niña de tres años logró salvarse después de haber tragado 37 imanes de gran alcance, conocidos como Buckyballs.

La pequeña, de Oregon, fue llevada a un hospital porque sus padres pensaban que estaba enferma del estómago, sin embargo una radiografía reveló una especie de pulsera en su estómago.

Las enfermeras creían que la niña se había tragado un brazalete, sin embargo descubrieron que se trataba de imanes, que debido a sus prioridades se habían unido formando un círculo, mismo que le provocó dos agujeros en el intestino y uno más en el estómago.

Los médicos lograron sacar las 37 bolitas magnéticas y ahora Payton se encuentra en recuperación.

Pero este no es el primer incidente que se da con estos imanes, ya que el año pasado en California, un niño se tragó ocho magnetos y fue necesaria una cirugía para extraerlos.

El problema con estos imanes es que los empaques resultan muy atractivos para los niños pequeños y algunos de más edad suelen jugar a poner dos imanes en la lengua para simular una perforación, pero por accidente los tragan y es cuando vienen los problemas médicos.

Según informes de la Comisión de Seguridad en los Productos, se han reportado 22 incidentes relacionados con imanes y niños entre junio de 2009 y octubre de 2011, de los cuales, la mitad requirió de una cirugía para removerlos.

publicidad

Ante los peligros, la agencia ha creado un video en el que se advierte del peligro de los imanes que son usados por adultos para aliviar el estrés, pero que los niños ven como un juguete.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad