publicidad

Navy Seals atacaron escondite de bin Laden con la orden de matarlo

Navy Seals atacaron escondite de bin Laden con la orden de matarlo

Navy Seals atacaron escondite de bin Laden con la orden de matarlo

'Nadie quería detenidos'

WASHINGTON, DC - El grupo de operaciones especiales de la Marina de EU (SEALS), que acabó con la vida de Osama bin Laden en mayo pasado, no tenía intención de detener al líder de Al Qaeda sino que su único objetivo era matarlo, según nuevos detalles de la operación publicados por la revista 'The New Yorker'.

"Nunca estuvo en cuestión si había que detenerle o capturarle. No fue una decisión tomada en una fracción de segundo. Nadie quería detenidos", afirmó un oficial de operaciones especiales a la revista, que publica esta semana un relato pormenorizado de la operación Gerónimo, que terminó con la muerte del líder de Al Qaeda.

La versión oficial de la Administración estadounidense siempre ha sido que la operación llevada a cabo en Pakistán tenía como misión capturar a Bin Laden, pero en ese momento el terrorista ofreció resistencia y por eso se abrió fuego contra él, según dijo en varias ocasiones el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Bin Laden murió tras recibir dos balazos, uno en el pecho y otro en la cabeza, de uno de los soldados de los SEALS que participó en el operativo, quien, tras comprobar que el terrorista había sido abatido, dijo por el sistema de radio: 'Gerónimo E.K.I.A', acrónimo en inglés de "enemigo muerto en combate".

publicidad

Fue entonces cuando el presidente, Barack Obama, que había estado siguiendo en directo la operación desde la 'Situation Room', la sala de crisis de la Casa Blanca, dijo: "Lo tenemos", dando por finalizada la operación secreta, de apenas 40 minutos, en la residencia de Abbottabad, a 50 kilómetros de Islamabad.

Los soldados llegaron al complejo en dos helicópteros Black Hawk, aunque meses antes se plantearon a Obama diferentes alternativas, desde cavar un túnel para llegar a la residencia hasta lanzar un ataque aéreo con bombarderos B2 Spirit, propuesta apoyada por el entonces secretario de Defensa, Robert Gates, según la revista.

Antes de que cayera abatido el líder de Al Qaeda, otro soldado mató a uno de los hijos del terrorista, Khalid bin Laden, mientras que una de las dos esposas que estaban a su lado en la habitación donde fue localizado, en la tercera planta de la residencia, recibió un balazo en una pierna.

Unos días más tarde, el presidente estadounidense viajó a la base militar de Fort Campbell, en Kentucky, para felicitar personalmente a los integrantes de la misión y, según 'The New Yorker', Obama nunca preguntó la identidad del soldado que disparó a Bin Laden.

Ese día, el presidente recibió de regalo una bandera de Estados Unidos firmada en la parte de atrás por cada una de las personas que participaron en la Operación Gerónimo, que ya ha sido planchada y enmarcada en un lugar "privado y de gran significado" para Obama, según detalló esa publicación.

publicidad

El cadáver de Bin Laden fue trasladado del complejo de Abbottabad al portaaviones Carl Vinson, en el mar de Arabia, donde, siguiendo las costumbres islámicas, se lavó y se envolvió en un sudario blanco, para después introducirle en una bolsa con carga pesada y lanzarle al mar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad