publicidad
.

Murió Jack Kemp, líder republicano logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272b...

Kemp fue una estrella del fútbol americano. En el Congreso, fue un baluarte del Partido Republicano.

Murió Jack Kemp, líder republicano

Murió Jack Kemp, líder republicano

El ex congresista republicano murió a los 73 años, dejando atrás una larga carrera política y deportiva.

Kemp fue una estrella del fútbol americano. En el Congreso, fue un balua...
Kemp fue una estrella del fútbol americano. En el Congreso, fue un baluarte del Partido Republicano.

Kemp falleció el sábado en su casa en

Bethesda, Maryland, en las afueras de Washington, rodeado de su

familia, informó su portavoz, Marci Robinson.En enero su oficina anunció que Kemp sufría un cáncer, que en

aquel momento ya estaba en estado avanzado y había afectado a varios

órganos del ex congresista por New York, según su ex asesor para

la campaña electoral Edwin Feulner.Kemp, ex mariscal de campo de los Buffalo Bills, representó a

Nueva York durante nueve legislaturas en la Cámara de Representantes

de EU, hasta que se retiró en 1988 para dedicar todo su tiempo a

la campaña electoral de ese año.Su sueño de convertirse en candidato republicano a la presidencia

y después en presidente de EU se truncó apenas comenzadas las

publicidad

primarias, porque la falta de apoyos en el llamado "supermartes" le

obligó a retirarse en marzo de ese año.George Bush ganó las elecciones y nombró a Kemp como su

secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano.El ex presidente (1989-1993) expresó hoy su pesar y "tristeza"

por la muerte de Kemp, y señaló que el ex político "será recordado

por sus importantes contribuciones a la revolución de Reagan y su

firme dedicación a los principios conservadores durante su larga y

distinguida carrera".Casi ocho años después de haber abandonado sus anhelos

presidenciales, Kemp tendría otra oportunidad para satisfacer sus

aspiraciones políticas, aunque no como candidato a la presidencia.En 1996 fue elegido por el entonces candidato republicano Bob Dole, como su "número dos". Dole y Kemp perdieron las elecciones presidenciales, y Bill

Clinton y Al Gore se instalaron la Casa Blanca.El ex congresista abandonó la política activa pero no por eso

dejó de defender sus ideas y como columnista abogó por una reforma

fiscal y, en concreto, por recortes en los impuestos.

Durante su carrera como congresista, Kemp se unió en 1977 al

senador William Roth, un republicano de Delaware, para proponer una

reducción en los impuestos del 30 por ciento durante un periodo de

publicidad

tres años.El ex presidente Ronald Reagan convirtió en 1981 la propuesta de

Kemp en ley, y redujo los impuestos en un 25 por ciento.El ex congresista ha dejado huella en el mundo político.El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell,

le definió como "uno de los más distinguidos servidores públicos de

la nación; Jack fue una voz poderosa en la política americana

durante más de cuatro décadas", señaló.Pero Kemp fue un hombre que no sólo sobresalió en la política

sino también en el deporte.Fue seleccionado en la decimoséptima ronda del sorteo

universitario para la liga profesional del fútbol americano por los

Leones de Detroit, pero no llegó a comenzar la temporada de 1957 y

le ficharon los Acereros de Pittsburgh.Durante su carrera como profesional del fútbol americano logró

114 pases de anotación por 183 interceptaciones para lanzar 21,218

yardas y establecer varias marcas de equipo.Su destreza en el campo le valió el premio de Jugador Más Valioso

(MVP, por su sigla en inglés) de la liga americana, en 1965, y un

lugar en el Salón de la Fama de los Bills de Buffalo.Se retiró del deporte profesional en 1969 y comenzó de inmediato

su proyección política.Kemp, quien se casó con Joanne Main, a la que conoció en la

universidad, tuvo cuatro hijos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad