publicidad
.

Murió Hannah, la pequeña que recibió el primer trasplante de tráquea sin...

Crédito: Children´s Hospital of Illinois.

Murió Hannah, la pequeña que recibió el primer trasplante de tráquea sintética

Murió Hannah, la pequeña que recibió el primer trasplante de tráquea sintética

Hannah Warren, la pequeña niña de tres años que nació sin tráquea y  recibió un reemplazo sintético, falleció por complicaciones de una segunda operación.

Crédito: Children´s Hospital of Illinois.
Crédito: Children´s Hospital of Illinois.

Fue la más joven del mundo en someterse a la cirugía

Hannah Warren, la pequeña niña de tres años que nació sin tráquea y hace una par de mese recibió un reemplazo sintético en Estados Unidos, falleció el sábado por complicaciones de una segunda operación.

Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.

Hannah se convirtió el pasado 9 de abril en la primera persona en recibir un trasplante de un órgano sintético en Estados Unidos y la más joven del mundo en someterse a este tipo de intervenciones.

Sin embargo, de acuerdo con declaraciones del doctor Paolo Macchiarini,  uno de los pioneros en este tipo de medicina regenerativa experimental, al diario T he New York Times, la muerte no estuvo relacionada con el trasplante de tráquea.

publicidad

El médico señaló que la nueva traquea no había provocado rechazo, pero se presentó otro problema en el esófago, que había obligado a que la pequeña se enfrentara a una segunda operación, según informa la agencia de noticias Efe.

La tráquea artificial, diseñada con fibras plásticas a las que se añadieron células madre de la médula ósea de la niña, fue realizada por el doctor Paolo Macchiarini.

Murió por problemas de cicatrización

Las complicaciones derivadas de esta intervención, destinada a resolver los problemas de cicatrización del esófago, provocaron finalmente la muerte de la niña, que se había convertido en una esperanza respecto a la aplicación de la medicina regenerativa con células madre.

La mortalidad en los raros casos en los que un bebé nace sin tráquea es del 99 por ciento, algo que podría ser radicalmente reducido con la aplicación de un trasplante del órgano sintético diseñado con técnicas de bioingeniería, de acuerdo con lo publicado por Efe.

Macchiarini aseguró que "la tráquea nunca fue un problema" en el caso de la pequeña Hannah y dijo que continuará liderando este tipo de operaciones.

El doctor, que trabaja en el Instituto Karolinska de Estocolmo, dirigirá una nueva operación esta semana en la capital sueca.

publicidad

Hasta la operación en Estados Unidos, Hannah, de padre canadiense y madre coreana, había tenido que contar con respiración asistida en un hospital surcoreano en un unidad de cuidados intensivos.

La técnica de Macchiarini se apoya en la capacidad regenerativa de las células madre obtenidas de la médula ósea, que son la base para que se regenere el tejido de un determinado órgano.

Hasta el momento se han realizado 6 operaciones de este tipo en el mundo. Macchiarini ha realizado otros dos trasplantes de tráquea sintética: a un estadounidense operado en Estocolmo que falleció y a un eritreo que ha vivido ya más de dos años y medio gracias a la intervención, refiere Efe.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad