publicidad
Geraldine Ferraro, primera mujer en aspirar a vicepresidencia de EU, murió a los 75 años, víctima de cáncer.

Murió Geraldine Ferraro, primera mujer en aspirar a vicepresidencia de EU

Murió Geraldine Ferraro, primera mujer en aspirar a vicepresidencia de EU

Murió Geraldine Ferraro, primera mujer en aspirar a vicepresidencia de EU

Geraldine Ferraro, primera mujer en aspirar a vicepresidencia de EU, mur...
Geraldine Ferraro, primera mujer en aspirar a vicepresidencia de EU, murió a los 75 años, víctima de cáncer.

Víctima de cáncer

WASHINGTON - Geraldine Ferraro, la primera mujer que se candidateó a la vicepresidencia en Estados Unidos, en 1984, murió a los 75 años, luego de haber luchado durante años contra un cáncer, anunció el sábado su familia.

Ferraro "era una luchadora de la justicia, una incansable defensora de los que no tienen voz", dijo su familia en un comunicado de prensa.

Geraldine Ferraro fue compañera de fórmula del candidato demócrata Walter Mondale en las elecciones de 1984, ganadas por amplio margen por el presidente republicano Ronald Reagan.

Una amiga de la familia, Amanda Fuchs Miller, que asumió funciones de vocera, dijo que Ferraro, diagnosticada con cáncer de sangre en 1998, murió en el Hospital General de Massachusetts.

publicidad

Reflectores políticos

Ferraro, una ignota congresista por Nueva York, se vio proyectada a los primeros planos nacionales en la convención demócrata de 1984, cuando Walter Mondale la escogió como compañera de fórmula contra el entonces presidente Ronald Reagan, quien buscaba su reelección.

Los delegados en San Francisco le brindaron una prolongada ovación cuando ella declaró, al aceptar la candidatura, que "Estados Unidos es la tierra donde los sueños pueden hacerse realidad para todos".

En esa campaña, Ferraro frecuentemente atrajo multitudes mayores y más atención de la prensa que el candidato presidencial.

Pero también provocó encendidas controversias con su posición francamente a favor de legalizar el aborto.

Asimismo se plantearon problemas éticos, primero acerca de sus fondos de campaña y declaraciones de impuestos y luego acerca de las actividades comerciales de su esposo, John Zaccaro. Ferraro atribuyó muchas de las críticas a los prejuicios contra los ítaloestadounidenses.

En esas elecciones, Reagan ganó 49 de los 50 estados, la victoria por mayor margen en medio siglo.

Tropiezos políticos

Ferraro posteriormente aspiró sin éxito a la candidatura demócrata a senadora por Nueva York en 1992 y 1998. Según algunos observadores, su fracaso se debió en parte a los problemas legales de su esposo y su hijo.

publicidad

Zaccaro se declaró culpable en 1985 de intento de defraudación en la obtención de fondos para la compra de cinco edificios de apartamentos. John Zaccaro hijo fue condenado en 1988 por vender cocaína a un agente encubierto en Vermont. Cumplió tres meses de arresto domiciliario.

Ferraro, partidaria de la senadora Hillary Rodham Clinton, provocó una nueva controversia en 2008 al insinuar que el senador Barack Obama obtuvo la candidatura por el hecho de ser negro. Renunció a un puesto honorario en la campaña de Clinton, pero aseguró que nunca tuvo la intención de desairar a Obama.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad